¿Lo sabías?

Data imperdible si tenés kilitos de más: los hábitos que te impiden adelgazar

Perder grasa no es tan sencillo con reducir calorías o comer menos y moverse más. Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para ayudarte a ver resultados en un tiempo saludable y de forma sostenible.
lunes, 18 de marzo de 2019 · 15:30

¿Estás intentando perder peso? Todos hemos pasado por ello en algún momento. A veces nos parece que lo estamos haciendo todo bien pero, por alguna razón, no vemos los cambios que esperamos ver. Puede ser muy frustrante, créeme que lo sé. Pero perder grasa no es tan sencillo con reducir calorías o comer menos y moverse más.

De hecho el cuerpo es mucho más listo de lo que pensamos y si lo intentas engañar puede que acabes ganando más grasa en el proceso de intentar perderla. Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para ayudarte a ver resultados en un tiempo saludable y de forma sostenible.

1. No sos consciente de todo lo que comés

La primera pregunta que se les hace a cualquiera que quiera perder grasa corporal es si están llevando una cuenta de la comida que consumen. Nueve de cada diez veces, la respuesta es no. Entonces: "si no estás registrando la comida, ¿cómo sabes si estás comiendo muchas (o pocas) calorías?". La respuesta es que sencillamente no lo sabes y mucha gente subestima el número de calorías que piensan que consumen. Comer mucho hará que tu cuerpo no queme suficientes calorías para perder grasa corporal. Sin embargo, comer muy poco también puede hacer que tu cuerpo se ponga en modo superviviente y se agarre a los depósitos de grasa. Ninguna de las dos situaciones es la ideal.

2. No tenés una vida suficientemente activa

Puede que estés entrenando 5-6 días a la semana durante una hora. Pero, ¿y el resto de las 23 horas? Por supuesto, 8 te las deberías pasar durmiendo. Pero las actividades que haces o no haces pueden estar siendo un obstáculo para la quema de grasa. Muchos de nosotros, incluso si entrenamos de forma consistente, tendemos a tener una vida sedentaria por nuestros trabajos la oficina, que nos tienen sentados delante del ordenador casi todo el día.

El NEAT importa. ¿Que qué es NEAT? Significa termogénesis por actividad que no constituye ejercicio (por su siglas en inglés). Básicamente describe la energía que quemas durante todo el día con movimientos y actividades como limpiar la casa, salir a caminar, levantarte a por un vaso de agua, etc. Si te está costando perder peso, puede que necesites evaluar el nivel de actividades.

3. Tu calidad del sueño es mala

¡Duerme! Puede que sea la pieza que falta en tu puzle. Mucha gente no le da importancia a su descanso. Cuando duermes, el cuerpo produce hormonas que te ayudan a repararte y recuperarte, pero también te ayuda a quemar grasa.

La falta de sueño puede afectar a las funciones hormonales en general, a los niveles de azúcar en sangre, a la energía y a la capacidad de inclinarte por opciones saludables. ¿No te pasa que cuando estás cansado tiendes a tener antojos? 

La consistencia es la clave absoluta para llegar al éxito. Se ve muy a menudo el "todo o nada" cuando se quiere perder grasa. Mucha gente se entrega a su nutrición y entrenamiento al 150% durante las primeras semanas y luego lo dejan. Luego empiezan con el "el lunes empiezo otra vez", luego es el cumpleaños de alguien y lo vuelven a dejar.

Esto no es sostenible. Cuando alguien se compromete al 150% sólo conseguirá ver resultados el 40% del tiempo, mientras que alguien que está al 100% lo verá el 80% del tiempo. Todos tenemos algún día en que no lo hacemos todo perfecto. Pero la gente que sigue dándolo todo a pesar de todo son los que consiguen perder peso de forma sostenible.

Veamos un ejemplo. ¿Eres la persona A o la B? Un día sales por ahí con tus amigos y comes un trozo de pizza. La persona A siente que ya se ha cargado su dieta y se va a por toda la pizza pensando "ya empezaré de cero el lunes". La persona B se come un trozo de pizza, incluso dos, y no lo ve como un problema, sino que decide seguir adelante.

La persona A ha ingerido todas las calorías del todo el día en una sola comida, mientras que la persona B se ha pasado un poco y volverá a su plan al día siguiente. La persona B verá resultados más a largo plazo que la persona A. Piénsalo, ¿cuál eres tú?

Fuente: Runtastic

Más de

Comentarios