Coletazos del coronavirus

Exclusivo: El plan de la Provincia para mantener los puestos de trabajo de la construcción

En medio de la pandemia hay medidas oficiales para atender a alrededor de 7.500 obreros en San Juan.  Aseguran que ningún trabajador del sector dejará de cobrar su salario.
martes, 31 de marzo de 2020 · 13:11

En San Juan como en el resto del país reina la zozobra por la paralización de las obras y el futuro de miles de puestos de trabajo de la construcción. Por eso, en el Gobierno local ya echaron a andar medidas para apaciguar los coletazos económicos de la pandemia en la construcción, que es uno de los sectores más sensibles del esquema laboral sanjuanino, según información a la que pudo acceder en exclusiva Tiempo de San Juan de fuentes gubernamentales.
Si bien es un plan que se está ajustando a medida que avanza la situación crítica por el coronavirus, ya hay algunas directrices generales. 

Las obras públicas en la provincia no se paralizan sino que se suspenden. Y solo algunas de ellas. Lo importante es que se garantiza oficialmente que no habrá despidos ni reducción de salarios por el tiempo que demande la cuarentena por el coronavirus en San Juan.

Las empresas que están con obras públicas locales están siendo redireccionadas a trabajos relacionados con el plan sanitario como refacción de hospitales, centros de salud, y hospitales de campaña. Esa pauta se viene aplicando desde la semana pasada.

Esta semana, el Gobierno llegó a un acuerdo con varias empresas para que los trabajadores que están en la transición queden protegidos con el seguro de desempleo hasta ver como se reasigna la obra pública.

Existe otro sector empresario que maneja trabajadores que no reportan a la UOCRA y que está en obra pública y privada y que además sufre las consecuencias de que esta última no está contemplada dentro del decreto nacional, es decir, que el Estado las obliga a parar actividades. Con este sector, el Gobierno acordó que paguen la mensualidad a los obreros aunque no se trabaje.

¿Cómo se logra esto? Hay dos opciones: o las incorporan al plan de obras públicas sanitarias o se definen más adelante medidas financieras para ayudarlas a pagar los sueldos. 

Lo que resaltan desde la gestión uñaquista es que no van a dejar de cobrar los trabajadores y que el sector de la construcción tendrá asistencia estatal de alguna manera en la provincia. 

En la UOCRA, tras la desesperación, el impass y la esperanza

La semana pasada, a la UOCRA llegaban denuncias de trabajadores que daban cuenta de haber sido despedidos. Este martes, en el sindicato recibieron la noticia de que 70 empleados de SIGMA que habían sido echados de la construcción de un barrio, serán reincorporados este miércoles. Así describió la situación el secretario adjunto de la UOCRA local, Alberto Tovares, quien dijo que tras la desesperación ahora están en “un impass, esperando y con esperanza”. 

Es que en medio de la cuarentena en el gremio sostienen que están en juego 7.500 puestos de trabajo del sector. Mientras el caos se apodera del horizonte laboral en todo el país, en San Juan se dieron días atrás algunas señales que alimentaron la desesperación en el sector. Tovares, antes de conocerse este plan oficial, dijo que habían recibido múltiples comentarios de obreros despedidos pero que no puede calcular las cifras provinciales. Remarcó que las denuncias no eran de la UOCRA, sino de los trabajadores, en medio de la cautela por conciliar posiciones con el Gobierno Provincial y encontrarle una salida. Es justamente el sector de mensualizados que ahora recibió el compromiso de respaldo provincial para no dejar de cobrar.

También habló el gremialista del fondo de desempleo. Los despidos tienen doble lectura, según explicó el gremialista. Se pueden dar por la situación de crisis de las empresas que no reciben los recursos de los contratos y muchas veces no tienen insumos para avanzar, pero también para satisfacer al trabajador que le conviene más ser despedido que suspendido. Tovares dijo que mejor recibir el fondo de desempleo que permite subsistir unos 50 días que nada. “No podemos permitirnos no cobrar por 20 días, por eso está la intención de que despidan”, graficó. Entonces, con la promesa de ser retomados, muchos recibieron el telegrama en San Juan sin objeciones.

Por eso. desde la UOCRA estaban pidiendo medidas urgentes. Y el impasse al que se refirió Tovares, dijo, tiene que ver con que ya saben que la gestión uñaquista está hablando con los empresarios para que el daño sea el menor, parar la obra pública lo menos posible. “Necesitaríamos que todas las obras se pongan en marcha pero qué se le va a hacer. Estamos esperando novedades entre jueves y viernes, del Gobierno. Mejoraría el panorama respecto de la semana pasado, sabemos que no se pueden quedar todos pero queremos que se saquen los menos posibles”, describió el gremialista.

Tovares indicó que se conoce de algunas obras que fueron paradas en San Juan como el Velódromo, la Ruta 40 Sur, el estadio UPCN y el Museo de Ciencias pero se mostró esperanzado por los anuncios del Gobierno que son inminentes. A su vez, dijo que la obra del dique El Tambolar, que tiene 350 trabajadores, no ha mermado el ritmo.

Comentarios