Información importante

Bono de 10 mil pesos: ¿lo cobran los hijos mayores que viven con sus padres?

Mirá lo que dice la reglamentación del subsidio extraordinario denominado Ingreso Familiar de Emergencia.
martes, 31 de marzo de 2020 · 19:09

La reglamentación del subsidio extraordinario de $10 mil (denominado Ingreso Familiar de Emergencia o IFE) señala que los hijos mayores de 25 años lo cobran si es que reúnen los requisitos. Por otro lado, aquellos que tienen entre 18 y 25 también reciben la ayuda si es que tienen y acreditan un domicilio distinto al de sus padres.

Además, la reglamentación aclara que el subsidio se otorgará sólo a un integrante del grupo familiar y que cuando más de una persona lo pida se otorgarán los $10 mil preferentemente a la solicitante mujer.

Para percibir este beneficio, el grupo familiar deberá estar compuesto por el solicitante, su cónyuge o convivente y con sus hijos menores de 18 años, o sin límite de edad en el caso de hijos con discapacidad. Además, cuando el solicitante tenga menos de 25 años, deberá acreditar un domicilio de residencia distinto al de sus padres para que se lo asimile a un grupo familiar unipersonal.

Por esto, un desocupado, informal o monotributista de las categorías A y B que tenga entre 18 y 25 años y que no viva con sus padres, si logra acreditar un domicilio distinto, tendrá derecho a cobrar los 10 mil pesos aunque sus padres también sean infromales y cobren ambos un solo beneficio de estos. Si tienen más de 25 años, lo percibe, independientemente de que lo cobren o no sus padres, siempre y cuando reúna los requisitos y demás condiciones.

Otra cuestión que precisa la reglamentación es que la Anses tendrá que notificar al solicitante del subsidio si es que reúne la totalidad de los requisitos exigidos para poder percibir el IFE, en virtud de los resultados de la evaluación efectuada, informando, en caso de ser denegado, la circunstancia de exclusión comprobada.

Si un grupo familiar ya percibe Asignación Universal por Hijo o Asignación por Embarazo para Protección Social, el IFE se abonará a los titulares de dichos beneficios de manera automática, sin que deba mediar solicitud previa, en virtud de que se presume la situación de real necesidad referida precedentemente, sin perjuicio de los controles que el organismo de aplicación realice con posterioridad al otorgamiento y de la procedencia del recupero por sumas percibidas indebidamente.

El subsidio se abonará a través de una transferencia bancaria en la cuenta del solicitante, siempre y cuando fuera posible este canal, y si no fuera posible, el pago se gestionará a través de otras modalidades que ANSES disponga, entre ellas, la de “Punto Efectivo” de la Red Link del Banco de la Nación Argentina y la de modalidad “automatizada” del Correo Argentino.

Comentarios