Reunión en San Juan

Los viñateros también pidieron a Buryaile por el fin de la bromuración

Fue ayer cuando el Ministro de Agroindustria de la Nación estuvo en la Provincia. También hablaron de flete, importación y dólar.
martes, 18 de abril de 2017 · 10:00

La exigencia de Brasil de bromurar la uva en fresco que ingrese a ese país desde Argentina, sigue siendo un escollo importante para los productores por el costo que deben sumar a la cadena productiva. La medida comenzó en 2012 como represalia Brasilera a ciertas trabas arancelarias que había impuesto Argentina. Desde entonces, el sector productor de uva en fresco viene pidiendo a los funcionarios nacionales que se negocie el fin de la bromuración para el ingreso a Brasil y es lo que volvieron a pedirle ayer al ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile.

La bromuración es un tratamiento cuarentenarios internacionalmente reconocido que busca dejar libre de plagas a la fruta sometida al proceso. El Bromuro de Metilo se aplica a la fruta empacada o a granel en ciertas dosis, por un periodo de tiempo y a una temperatura determinada.

Cuando ayer, en una reunión con los presidentes de la Federación de Viñateros y de la Asociación de Viñateros Independientes, le pidieron a Buryaile que se negocie el fin de la bromuración, éste les dijo que su eliminación "no es un tema sencillo”, en base a las respuestas a las gestiones realizadas en Brasil. Este tratamiento se aplica para la uva de mesa a exportar para combatir la Brevipalpus Chilensis, una plaga que no existe en San Juan, señalaron desde la AVI en un comunicado.

Por este y otros temas, el funcionario nacional prometió regresar a San Juan con respuestas y propuestas.

Otros temas que reclamaron los viñateros y sobre los que se expidió ayer Buryaile fueron:

-Importación de vinos: los productores le explicaron que no es necesaria esa operación ya que hay stock en el mercado. El funcionario manifestó que en mayo volverá para trabajar sobre el tema y verificar si existen mecanismos o leyes que permitan que no haya perjuicio para los productores argentinos.

-Atraso cambiario: se mencionaron opciones para atenuarlo ya sea con la reducción de costos laborales, disminución de la carga impositiva en electricidad para los productores y, en este sentido en el caso de uva de mesa, establecer un cargo fijo del servicio para los frigoríficos.

-Transporte: los altos costos afectan a los productores y es necesario reducirlos para llegar a otros mercados.

-Cadena de valor: ver la necesidad de establecer un mecanismo de concertación de precios para que el productor tenga rentabilidad así como cada integrante de los eslabones. Los viñateros plantearon que el modelo del Instituto Nacional de la Yerba Mate se adaptaría al sector y están dispuestos a trabajar para lograr una adaptación.

(Fuente: Prensa AVI)