Remco Evenepoel

La intimidad del campeón: el asado, su afición por el dulce de leche y San Juan

El rey más joven de la Vuelta a San Juan recibió a este medio 24 horas después de su consagración en la avenida de Circunvalación. Y habló de todo.
lunes, 3 de febrero de 2020 · 18:51

Son las 12 del mediodía y Remco Evenepoel baja de su habitación para recibir a Tiempo de San Juan en los jardines del lujoso Del Bono Park. Con el mismo carisma con el que subió al podio para levantar el trofeo máximo de la 38º Vuelta a San Juan, es con el que encara la entrevista mientras el chef del hotel prepara un delicioso asado para despedir al campeón y a su delegación. “Estas horas han sido muy lindas. Ayer (domingo) hubo una fiesta y tratamos de celebrar la victoria”, cuenta de antemano el jovencito de 20 años. 

De ojotas y con la indumentaria del Deceunick - Quick Step, el equipo belga que le abrió las puertas cuando decidió colgar los botines y el fútbol para seguir la gran pasión de su padre, el ciclismo, el chico repasa su corto pero intenso idilio con San Juan. Íntimo, sin maillot ni bicicleta, dice que es “asombroso” lo que vivió en estas últimas dos semanas en la provincia. “San Juan significa mucho en mi carrera. El año pasado comencé mi etapa profesional en el ciclismo aquí y por eso quería volver este año. Ahora sumar este título, te genera un sentimiento enorme”, explica.

Sus gestos lo dicen todo. Su sonrisa y su boca abierta cuando se refiere a San Juan y al calor que recibió por parte de los aficionados hablan por sí solas. “Fue impresionante lo de ayer (domingo), incluso lo de hace días atrás. No creo que haya muchos lugares donde la gente esté tan entusiasmada por ver una carrera de ciclismo como aquí. Es uno de los lugares más hermosos, también por la gente, para correr en bicicleta”, confiesa.

Remco había disputado la Vuelta en 2018, lo que significó todo un suceso para el mundo del pedal al tratarse del despegue de una de las grandes joyas del deporte europeo. Y ahora en su regreso a la Argentina, ya con dos títulos en sus palmas (Clásica de San Sebastián y Vuelta a Bélgica), logró lo que ningún otro pedalero pudo: imponerse en las 7 etapas con apenas 20 años recién cumplidos. “Durante los recorridos sentía mi nombre. Era todos los días y cada vez más. Por eso es que digo que fue muy impresionante correr en bici en este lugar”,  afirma una vez más.

Dice que su padre Patrick, quien fue ciclista profesional, y el resto de sus familiares, incluida su novia, lo alentaron de madrugada a través de la tele. De hecho confiesa que al terminar la carrera en la avenida de Circunvalación lo llamaron, desbordados por la emoción, para felicitarlo por esta nueva conquista. “Lloraron mucho. Fue difícil porque hay 4 horas de diferencia entre San Juan y Bélgica, así que cuando la carrera terminó ellos se fueron a dormir. Pero nos mandamos mensajes. Durante estos días hice FaceTime con mi novia para seguir en contacto”, agrega.

Mientras el chef ultima detalles para sorprender con la punta de espalda a los equipos World Tour que aún quedan en el hotel, Remco hace un paréntesis y habla de los sabores argentinos. “Al asado lo probaré en un rato. No hubo mucho tiempo de probar comidas típicas de San Juan por la carrera, pero hoy (lunes) intentaremos probar todo lo que podamos”, confiesa. Y agrega: “Escuché que el dulce de leche es muy especial, así que apenas llegué al país probé un helado con ese sabor”.

Junto los potes del clásico manjar argentino que viajarán en su valija hacia Bélgica, también irá la camiseta albiceleste que le obsequió la Asociación del Fútbol Argentino y el Club Atlético San Martín. La misma tiene estampado su nombre en la parte superior de la espalda y también la “10”, como la de Lionel Messi. “La guardaré en un lugar muy especial, porque es una camiseta bastante especial. En Bélgica no se consigue tan fácilmente y encima tiene mi nombre y el número 10. Sin dudas le daré un lugar especial en mi cuarto”, cierra.

REMCO, RESPONDE

-¿Qué tan importante es comenzar el año con un triunfo, teniendo en cuenta que se viene tu debut en una de las Grandes Vueltas?

-Para comenzar es muy importante tener una victoria temprana en la temporada. Es positivo. Creo que es muy bueno ya ir con una victoria en el bolsillo al Giro de Italia. Es una competencia que intentaré ganar, o al menos me esforzaré al máximo en cada carrera.

-¿Qué etapa te gustó más de la 38º Vuelta a San Juan?

-Obviamente la contrarreloj porque la gané pero también la etapa de “El Colorado”. La de la Ciudad también fue muy linda. Pero cada etapa fue especial porque acá siempre es distinto, porque siempre hay una atmósfera distinta para comenzar. 

-¿Sufriste el calor?

-No, estuvo bien. Creo que mi cuerpo responde muy bien en climas calurosos así que realmente no lo sufrí. Pero sí tenés que tomar mucha agua en la bicicleta, porque sentís como que el calor entra por tu boca.

-¿Te gusta que en San Juan te llamen el joven “maravilla”?

-Sí, prefiero que me llamen así a que me comparen con otros ex corredores o algunos corredores de ahora. Para mí, niño maravilla está muy bien.

Gentileza traducción: Iñaki Saharrea.

Fotos: Juan Acosta.

Comentarios