De promesa a realidad

De ser suplente en Ausonia a emigrar a la liga más grande después de la NBA

Juan Hierrezuelo es el joven sanjuanino que este lunes fue noticia tras saltar a un gigante del básquet español. “Pasa todo tan rápido que no soy consciente de lo que a veces vivo”, dijo a Tiempo de San Juan.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 19:10

Estaban destinados. En su infancia Juan había practicado rugby, natación y hasta tenis. Incluso su papá le había propuesto arrancar en UPCN Voley para aprovechar sus 2,03 metros de altura. Sin embargo, aquella invitación de sus amigos hace 7 años a la cancha de Ausonia cambió sus proyecciones y las de su padre. Aquella tarde, no recuerda exactamente la fecha, fue cuando descubrió su afición por la naranja, por el aro y todo aquello que tenga que ver con el básquet.

Sus inicios no fueron fáciles a pesar de aquel flechazo que había sentido por el deporte que tiene como máximo referente en Argentina a Manu Ginobilli, dicho por él, uno de sus grandes ídolos. De la mano de Sergio Cabañas, su “querido” entrenador, quizás el que más lo marcó por el tiempo que transitaron juntos, el joven basquetbolista empezó a dar sus primeros pasos sin imaginar los viajes, torneos y medallas que se le venían por delante.

Arrancó de suplente, recuerda desde España. De hecho confiesa que hasta el día de hoy, ya con 19 años, prefiere entrar desde el banco que de titular. “Mis amigos me joden con eso, me dicen ´mirá vos cuando eras suplente en Ausonia y ahora mírate donde estás´. Pero en realidad no sé si me motiva más ser suplente, pero sé que tengo que entrar más concentrado para quedarme en cancha”, cuenta el pivote sanjuanino ya instalado en el Viejo Continente, donde en septiembre comenzará su experiencia más importante de la mano del Valencia Basket.

-¿Recordas a menudo tus primeros pasos en Ausonia?

-Se me viene todo a la cabeza. Sigo teniendo contacto con todos los chicos, siempre son los primeros en enterarse de lo que me pasa. Gracias a Dios han sido mis amigos de toda la vida y siempre recordamos los momentos que pasamos. Cuando vuelvo se juega un partidito o entrenamos en el club.

-¿Te imaginaste alguna vez todo lo que has vivido en este último tiempo?

-Nunca. Pasó todo tan rápido que no soy consciente de todo lo que fui viviendo. A los torneos o viajes los vivo como una experiencia más, pero cuando leo las noticias tomo consciencia y digo ´mira todo lo que voy viviendo´. Y es cuando siento que tengo que aprovechar todo al cien por cien.

-Jugaste Liga Nacional, en la Selección Sanjuanina y Argentina, y hasta te diste el gusto de ser oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Ahora diste el salto a Europa, ¿cómo lo vivís?

-Es una oportunidad única. La Liga Española es considerada la segunda mejor del mundo, después de la NBA. Quiero aprovechar todo. El Valencia tiene las mejores instalaciones de Europa. Tiene 10 canchas, una al lado de otra, y un entrenamiento de primer nivel, con muchos jugadores buenos. Voy a exprimir todo de esta nueva experiencia.

-¿Cómo se dio tu pase al Valencia?                        

-Yo estaba haciendo cuarentena en San Juan. De ahí vi la posibilidad de viajar a España. No sabía dónde pero quería ir para allá. Hice cuarentena 15 días y después me puse en contacto con el Valencia, donde ya había entrenado antes pero nunca me hicieron una oferta formal. Estuve entrenando sin compromiso y se ve que les gusté.

El pase de Juan pertenece a San Lorenzo, club que lo cedió a préstamo por un año al Valencia. 

-Medios españoles te presentaron como “la promesa argentina”. ¿Te genera presión?

-No sé si tengo presión, estoy enfocado y sé lo que tengo que hacer para poder trabajar de esto en un futuro. Es una motivación que me digan que soy una promesa.

-¿Y ahora qué se viene?

-Necesito volver a estar en forma. Estuve 80 días parado, sin exigencia de lo que es un entrenamiento de alto rendimiento, y ahora me está costando. Acá se vienen las vacaciones, pero yo voy a aprovechar para seguir el entrenamiento. Ya en agosto arranca la pretemporada y en septiembre la competencia. Tengo expectativas.

Comentarios