Historias

La otra cara de la pandemia: de arquero del Federal A a lavar autos a domicilio

En medio de la cuarentena y sin actividad futbolística, Jairo Díaz se convirtió en lavacoches para hacerle frente a la crisis y buscar otra fuente de ingresos.
jueves, 4 de junio de 2020 · 20:15

El fútbol de ascenso atraviesa una situación crítica y de incertidumbre total. Sin saber cuándo se retomará la actividad y hasta sin percibir salarios ante la crisis que provocó en los clubes el parate por la pandemia, muchos tuvieron que reinventarse y apelar a otras facetas para parar la olla. Este es el caso de Jairo Díaz, el joven de 25 años que se formó en Alianza y hoy está a préstamo en Peñarol, equipo que milita en el Torneo Federal A. Alejado de las canchas, salió a lavar autos a domicilio para sumar unos pesos a su casa. 

"Un día estaba tomando mate y se me ocurrió este emprendimiento de lavar autos. Con esta situación no tenía otra entrada de plata y tampoco tengo la posibilidad de tener un trabajo fijo. Y esta idea llegó para generar algo de dinero. Arranqué hace tres días y el trabajo va muy bien", cuenta el joven arquero bohemio al finalizar la jornada laboral. 

Jairo sabe lo que es pelearla desde chiquito. Se crió en Pie de Palo, departamento San Martín, junto a su papá, sus hermanos y su abuela. En su vivienda tenía un kiosquito que, en sus tiempos libres, también solía atender. En ese tiempo jugaba en el Lechuzo y viajaba todos los días en colectivo a los entrenamientos y partidos. No había cansancio que importara cuando en el medio había un sueño con la redonda. 

"Yo trabajo desde niño, me gusta. Le ayudaba en una finca a mi papá, en la cosecha. Me acostumbré a vivir el día a día. Es un momento atípico el que estamos pasando y genera bronca. Muchos colegas tuvieron que salir a rebuscársela ante esto y yo le doy gracias a mi familia y amigos que me están apoyando en este nuevo emprendimiento". señala. 

Si bien ahora vive solo, en un departamento que alquila en la localidad del Sur, sigue dándole una mano a su familia. Justamente el proyecto que inició es una manera de poder aportar un granito de arena frente al mazazo que la emergencia sanitaria generó en su economía y en la de su entorno. También recibe ayuda del club Peñarol. "Si bien este nuevo trabajo no es nada seguro, es una manera de sobrevivir frente a esta situación. Gracias a Dios le estoy metiendo y va todo bien", apunta. 

Jairo arranca con su emprendimiento a las 9 de la mañana, cuando se sube a su auto y visita distintos puntos de la provincia para lavar los autos de sus clientes. "La idea es que las personas eviten salir de sus casas por la cuarentena. En realidad se pensó con ese objetivo. Me gusta este laburo pero lleva su tiempo, estoy una horita con cada auto. Los turnos los voy manejando por WhastApp", sostiene. 

En medio de su nueva faceta sigue entrenado, como puede. El arquero contó que destina una hora de su día a una práctica de "entrecasa" para no perder el ritmo, y con la ilusión de volver pronto a las canchas. Aunque no descarta la posibilidad de continuar como lavacoches una vez que se habiliten los torneos. "A mi me gusta el fútbol, es mi pasión y me dedicaría toda mi vida a eso. Pero si se puede, seguiremos lavando autos. Esto demuestra que hay una vida afuera del fútbol y que se pueden aprender muchas cosas, que no es sólo correr detrás de una pelota", cierra.

 

Comentarios