San Juan

Una nena de 8 años sufre pubertad precoz y necesita urgente un costoso tratamiento

La pequeña sanjuanina sufre cambios físicos y psicológicos que no son acordes a su edad y su familia pide desesperada ayuda para poder iniciar su tratamiento cuanto antes. 
sábado, 8 de mayo de 2021 · 23:10

La dramática situación la vive una chiquita sanjuanina de tan solo 8 años de edad y toda su familia la acompaña desde mediados del año pasado cuando su mamá Natalia notó que algo no estaba bien.

Pandemia mediante, la familia de la nena notó muchos cambios de humor repentinos, extraños que en el momento atribuyeron al encierro, la falta de actividad producto de la cuarentena por coronavirus. Pero todo cambió cuando comenzaron a notar grandes cambios físicos, lo que terminó en una consulta en noviembre al pediatra, quien derivó a una especialista endocrinóloga. Fue ahí que, mediante una serie de diversos estudios, entre ellos análisis clínicos, ecografías ginecológicas y demás que determinaron un diagnóstico de desarrollo o pubertad precoz. 

“Por lo que la doctora nos dijo en ese momento, y luego de los resultados de los estudios, que mi hija tenía el desarrollo de una nena de 12 años, a pesar de tener tan solo 8 años”, contó Natalia en comunicación con Tiempo de San Juan.

Pero la urgencia, más allá de la preocupación lógica por el estado de ánimo de la pequeña, radicó en la recomendación médica de la especialista, ya que, si la nena se desarrolla tempranamente también, podría dejar de crecer en cuanto a su altura y tamaño corporal.

“Lo que nos explica la doctora es que, si ella se desarrolla ahora, la medida que va a tener en su adultez no va a ser mucho más de 23 o 25 centímetro de lo que tiene ahora. Ella mide 1,33mts ósea que más de 1,58mts no llegaría a medir”, este diagnóstico apuró el accionar de sus padres y ahí fue cuando conocieron cómo sería su tratamiento".

El tratamiento corresponde a la colocación de un inyectable cada 10 semanas durante al menos 3 años y que cada una cuesta al día de hoy $95.000 y se estipula que son unas 15 inyecciones aproximadamente.

Este diagnóstico fue dado en febrero de este año. Cuando Natalia comenzó el trámite en la obra social para arrancar cuanto antes con el tratamiento, recibió una respuesta dos meses después de la obra social Sancor Salud que cubrirían el %40 del medicamento solamente, lo cual repercutía en la economía familiar de manera drástica.

Para poder pedir ayuda en Desarrollo humano les solicitaron que, por escrito, la obra social indicara cual es el presupuesto del medicamento y la justificación de por qué no podrían cubrir el tratamiento en su totalidad, por lo que, según dice la mama de la pequeña, la obra social no les responde y terminan realizando la denuncia a la Superintendencia de Salud para al menos, poder pedir ayuda al estado con el restante del dinero, ya que les resulta imposible pagar cada 10 semanas el monto total y así poder acceder a esa diferencia de la obra social.

La preocupación de esta familia sanjuanina no solo radica en el cambio fisco de la chiquita, son también en las dificultades psicológicas que afectan a la nena en su día a día.

“Esto influye en su relación con sus pares, con sus compañeros de escuela, de danza, y eso lo notamos mucho, porque su cuerpito al tener tal desarrollo, no coincide con su edad. Es por eso que la no quiere salir de la casa, no quiere estar con sus compañeros, no quiere que nadie venga, ella no es muy sociable, no quiere hacer ninguna actividad, entonces esto influencia en sus conductas, etc"

La intención de la familia no es pedir dinero, solo que les notifiquen por escrito para poder continuar con el trámite de ayuda pendiente, pero si consideran que es sumamente importante difundir que, a pesar de que el desarrollo precoz no está identificado con una enfermedad, propiamente dicha, es importante para el correcto desarrollo de los niños y niñas que lo padecen, para que también sea mejor acompañado por el sistema de salud.

 Este trastorno que puede ocasionar hipotiroidismo, en su talla final, en su correcto desarrollo, pero por, sobre todo, graves problemas de depresión que pueden repercutir durante toda la vida de esta chiquita y de otros niños en nuestra provincia.

La familia está buscando también el apoyo de alguna organización ya sea en San Juan o a nivel nacional en la que puedan recibir también apoyo de otros padres y chicos que estén viviendo lo mismo que ellos y que puedan aportar a la difusión de este tipo de padecimientos.
 

Comentarios