Galería de fotos

Pese al viento, una multitud manifestó su fe en la procesión a la Inmaculada Concepción

Durante la madrugada de este miércoles, más de 3 mil fieles participaron de la procesión en honor a la Virgen, luego de un año de interrupción por la pandemia del coronavirus.
miércoles, 8 de diciembre de 2021 · 09:35

La Inmaculada Concepción esta de fiesta por conmemorarse su día y para celebrarlo durante la madrugada de este miércoles se realizó la tradicional procesión en la que miles de fieles le demostraron su fe y devoción. 

Pese al fuerte viento que se hizo sentir durante la madrugada en la provincia y ante la atenta mirada de la imagen de María, los fieles caminaron rezando por las calles de Concepción para después celebrar una misa a cargo del Obispo auxiliar Carlos María Domínguez.

La procesión este año tuvo un condimento especial. Es que en el 2020, debido a la pandemia del coronavirus, no se pudo realizar con la normalidad que ha tenido a lo largo de años en la historia sanjuanina. Sólo el año pasado y en 1944 (año del terremoto donde murieron muchos sanjuaninos), la Inmaculada Concepción no tuvo su clásica procesión. 

Los jóvenes, el motor de la organización

 

El testimonio de los fieles

Pablo Bretillot -miembro de la Acción Católica 

Los 8 de diciembre míos son muy diferentes. Esas cosquillas en el estomago, a  partir de las 00.00 de ese día, es una emoción que se siente por dentro. Pasar de largo toda la noche armando el vallado, el escenario, dejando todo en orden para recibir a los miles de feligreses; y ver la devoción que tiene la gente por la virgen es algo hermoso. Los 8 de diciembre son muy particulares para mi, se ve reflejado el amor del pueblo hacia la virgen inmaculada. Todo eso que se vive, lo siento, todo ese amor que tiene el pueblo por María, es el mismo amor que siento por ella. Al finalizar el día cuando la virgen ya es guardada dentro de los salones pienso: todas esas personas que vinieron a verla se van con el corazón lleno de alegría.

 

 Juan Pablo Rosé

Para mí y mi familia es algo muy especial el 8  de diciembre,  por varios motivos,  en primer lugar, es como quien espera todo el año el cumpleaños de mama o de una persona que uno quiere mucho, se espera todo el año esa fecha importante,  es el día de la Virgen, es un día vivido a pleno, en su 24 horas, literalmente. En segundo lugar   soy parte de una familia que  está presente en la parroquia desde hace más de 70 años, abuelos, padres, mis hermanos y ahora mis sobrinos. En fin el 8 de diciembre es todo, es el día, con mayúsculas, es algo muy difícil explicarlo con palabras.  La devoción por la Virgen es algo que se lleva muy dentro del corazón de uno, es saber que contas siempre con alguien, en el que se puede confiar  siempre,  Don Bosco decía  “a quien Dios ama mucho lo hace muy devoto de la Virgen”  y sin duda creo que es así.   Un católico debe honrar a la Madre de Jesús la  amo primero, es una Madre, y una Madre ama a sus hijos, a todos por igual, la Virgen , que es Madre de Dios y Madre nuestra también, ama a todos sus hijos, es una bendición sentirse amado y cuidado por la Virgen.

Comentarios