Repercusiones

¿Qué dicen los curas sanjuaninos del “padre enamorado”?

Después de que el ex padre Nelson dejará los hábitos, sus colegas expresaron su opinión. Muchos plantean las dificultades de mantener el celibato “en un mundo hípersexuado” y que "estas tentaciones son cosas de todos los días".
martes, 17 de septiembre de 2019 · 11:24

La noticia de que el padre Nelson Cuello, quien se desempeñaba hasta como párroco de la Parroquia San Agustín y Nuestra Señora del Rosario, desea dejar los hábitos cayó como un baldazo de agua fría para la comunidad católica de Valle Fértil. Es que el sacerdote, que era la autoridad máxima de la iglesia en el departamento del Este, solicitó al Arzobispado de San Juan "dejar el Ministerio Sacerdotal", lo que significa que quiere dejar los hábitos.

Según el comunicado de la Iglesia sanjuanina, Cuello alegó razones personales para dejar su rol en la Iglesia. Y después se conoció por el mismo ex párroco que se habría enamorado y que por eso prefirió cambiar su vocación de vida.

El hecho ha conmocionado también puertas adentro en la iglesia, por eso Tiempo de San Juan habló con varios sacerdotes reconocidos de la provincia y esto fue lo que expresaron:

El padre Rodrigo Roble es un conocido párroco de villa San Damián de Rawson, es muy respetado y querido por la comunidad feligresa en general. En diálogo con este medio, el sacerdote sostuvo que “Nelson es un amigo, un hermano, y respeto su decisión, lo he acompañado en ese tiempo cuando estuvo hablando con el obispo y acepto su decisión. Creo que es muy valiente. Seguramente va a ser bien para de él”. Y agregó que “no es que es uno sea un hipócrita por dejar los hábitos, esto tiene que ver más con cambiar los proyectos de vida. Quizás no se ha sentido cómodo con el ministerio o algunas cuestiones pastorales”.

Otro de los sacerdotes consultados fue Daniel Ríos de la iglesia de la Inmaculada Concepción. También muy respetado y querido por los fieles de esa comunidad.

En relación al caso del ex padre Nelson, Ríos sostuvo que “el hecho es doloroso, perdimos un compañero en un ejercicio muy específico. Ayer lo salude deseándole lo mejor. No se cómo fue el proceso, pero fue doloroso perder un compañero. Simplemente yo creo que tenemos que tomar conciencia los cristianos católicos porque necesitamos seguir trabajando nuestra respuesta al señor. Nelson no deja de ser ni mejor ni peor que nadie, pero lamentamos que no esté con nosotros”.

El asunto ha puesto en consideración también como es la vida de un sacerdote que ha decidido por voluntad propia mantener el celibato. En este sentido el padre Ríos afirmó que “estas situaciones son a menudo, como en caso del hombre casado que promete fidelidad a su esposa, no por esto deja de tener tentaciones. Son cosas de todos los días. Tiene haber una madurez humana y también madurez en la fe. Vivimos en este mundo con las mismas realidades sociales, sabemos que vivimos en un mundo hípersexuado, se ataca la moral bíblica y cristiana,  y se da rienda suelta a cuestiones que van en contra de los mandamientos”, sostuvo y finalizó diciendo que “estamos todos atacados por las mismas tentaciones”.

La noticia fue de tratamiento nacional y todas las opiniones consultadas fueron a favor del sacerdote que dejó los hábitos. El padre Osvaldo Daroni, que lleva varios años en la institución afirmó que “es un dolor para la comunidad, porque uno quiere que los sacerdotes estés bien. Uno se alegra pero también sufre por esta noticia” sostuvo y finalizó diciendo que: 

“El sacerdote es un hombre sacado entre los hombres. Dios lo ha dejado en un mundo las dificultades que tiene todo ser humano hoy, las sufre cualquier muchacho, cualquier muchacha que quiere seguir al Señor. Hay que orar mucho y ayudar”,  finalizó.

El padre Rodrigo, por su parte, afirmó: “Yo creo que hay un reclamo de la gente en que seamos coherentes con lo que pensamos, la gente reclama un sacerdote que este para la comunidad por eso esto saca a la luz algo que va mucho más allá de enamorarse o no. Tiene que ver con una decisión muy íntima, de entregarse a la pastoral, de seguir siendo célibes”.

Comentarios