uno en la cárcel y dos en libertad

Policías condenados por robarle al Estado: ¿cómo sigue su vínculo con la Fuerza?

Los tres sentenciados por el desvío de fondos por más de un millón de pesos todavía están relacionados a la Policía de San Juan, aunque en los próximos días habría novedades respecto a su continuidad.
viernes, 28 de mayo de 2021 · 22:33

Después de que la Justicia los condenara por desviar fondos de la Policía de San Juan, los tres sentenciados que cumplían funciones dentro de la Fuerza de Seguridad todavía están vinculados a la institución, ya que el proceso administrativo aún no finalizó. Sin embargo, en los próximos días habría una resolución, según indicó el titular de la Subsecretaría de Control de Gestión, Eduardo Gallastegui. 

El oficial principal Oscar Vanetti, que fue castigado a 3 años de prisión efectiva, y la subcomisaria María Olivares y la cabo primero Carolina Tejada, ambas penadas a 2 años y 6 meses de prisión condicional, serían exonerados de la Policía tal y como sucedió con cada uno de los efectivos policiales que fueron castigados por la justicia penal por cometer diferentes delitos. 

Si bien el funcionario evitó anticipar la resolución de la investigación administrativa que se le abrió a los tres imputados, señaló que fue "tan grave" lo que hicieron que cualquiera podría imaginar cómo terminará la historia para ellos. "No puedo adelantar opinión desde lo administrativo, pero la causa es sobre hechos graves. Prontamente le estaremos notificando a ellos el resultado del sumario", le dijo a los micrófonos de AM 1020. 

En ese aspecto, Gallastegui sostuvo que en el ámbito administrativo, los castigos pueden ir desde un apercibimiento, pasando por una suspensión hasta una cesantía o exoneración. Dadas las circunstancias para el matrimonio y para la secretaria de Vanetti, todo haría pensar que serán expulsados de la Fuerza. 

Aunque la decisión no fuera tan extrema, de parte de las autoridades de la Policía, de igual modo no podrían ocupar un cargo público ya que en la sentencia que les dictaron en su contra, mediante en acuerdo entre la Fiscalía y las defensas, quedaron inhabilitados de forma absoluta y perpetua a ocupar un cargo público. 

El único que fue a parar tras las rejas fue Vanetti, por considerarlo autor del delito de peculación, mientras que las mujeres quedaron en libertad bajo condición, acorde homologó la jueza Gema Guerrero en su fallo. 

El caso

Los tres están detenidos desde abril último después de que denunciaran la transferencia irregular de fondos de la Tesorería a sus cuentas particulares. Vanetti era el jefe de esa área. La investigación el fiscal Iván Grassi y personal de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales, detectaron cuatro movimientos bancarios para sacar dinero de la Policía solamente este año: el 14 de enero realizaron una transferencia de 228.400 pesos, otra el 9 de marzo por 104.197 pesos, una tercera por 280.000 pesos del 18 de marzo y la última de 280.000 el 15 de abril pasado, aunque esta última no llegó a concretarse del todo porque la descubrieron a tiempo.

La supuesta maniobra era ejecutada por el principal Vanetti a través del desvío de dinero desde la cuenta matriz de la Policía a las de su esposa y su secretaria. Después, ambas volvían a girar los fondos a Vanetti. Por eso se los involucra a los tres. Desde el principio se sospecha que hay otros policías involucrados, pero en la UFI de Delitos Especiales afirman que todavía no hay pruebas de ello.

Los investigadores establecieron que los desvíos venían de antes. En la compleja tarea de revisar los registros de movimientos bancarios de la cuenta de la Policía, aparecieron otras dos transferencias ilegales en diciembre de 2020. El 18 de diciembre, Vanetti desvió 190 mil pesos a la cuenta particular de la cabo primero Tejada y el 29 de diciembre transfirió otros 270 mil a la cuenta de su esposa, indicaron fuentes del caso. Para la fiscalía, eso demuestra que sacaban dinero de la Policía y después se lo repartían entre ellos.

A los tres les imputan el delito de peculado, una de las modalidades de los delitos contra la Administración Pública y de malversación de fondos públicos. Esto les puede significar una pena de 2 a 10 años de cárcel e inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos. Sin embargo, la acusación puede agravarse si siguen apareciendo más desvíos de fondos y hasta pueden imputarle asociación ilícita, que tiene pena de 5 a 20 años de prisión por ser miembros de una fuerza de seguridad.

Esto empezó a preocupar a Vanetti, a su esposa y a la cabo primero Tejada. Además, con la posibilidad de que sus detenciones se extiendan por 6 meses, dado que eso fue lo que fijó la jueza Gema Guerrero por pedido del fiscal Grassi. El oficial principal está preso en el penal de Chimbas, igual que la cabo primero Tejada. Olivares se encuentra con detención domiciliaria.

A raíz de las pruebas y las semanas que ya llevan detenidos, los tres aparentemente se quebraron y dialogaron con sus abogados para pedir el juicio abreviado y terminar con todo el proceso. El abogado Leonardo Villalba, defensor de Vanetti y Olivares, y su colega la doctora Vanesa De Dax, representando a Tejada, realizaron tratativas con el fiscal Iván Grassi para que los tres sean condenados por el delito de peculado.

 

Comentarios

Otras Noticias