Presuntas embaucadoras sanjuaninas

Dos supuestas estafadoras sacaron $64.000 con el “cuento del tío“ y terminaron procesadas

Son dos mujeres de La Bebida. Engañaron a una pareja con el verso de que su hijo radicado en Córdoba estaba enfermo y necesitaba operarse de urgencia. Ambas cayeron presas.
viernes, 09 de agosto de 2019 · 12:49

“Hola, mami. Soy yo, estoy muy enfermo”, dijo la voz de un joven que hablaba al teléfono fijo de esa casa de calle Jujuy, cerca del centro sanjuanino. La mujer, sorprendida porque era la 1 de la madrugada, respondió: “Roque, ¿qué te pasó?”, convencida que era su hijo que reside en Córdoba. Esto último le dio pie, al que llamaba, para que dijera: “estoy internado, me están por operar. Me van a llevar a quirófano, tengo una intoxicación en todo el cuerpo, se me ha ampollado la boca, no puedo hablar bien…”

Así empezó el engaño de otro de los típicos “cuentos del tío”, en la versión del pariente enfermo, que el 25 de mayo de este año tuvo como víctima a una mujer de apellido Rivero y a su esposo que recibieron ese llamados en su domicilio en la capital sanjuanina y perdieron 64.030 pesos en la conocida estafa. A diferencia de otros casos, ahí la Policía logró dar con dos mujeres que conformaban parte de la banda de estafadores y que en estos días fueron procesados por el juez Benedicto Correa, titular del Quinto Juzgado de Instrucción.

El que decía ser su hijo en ese llamado contó que se había intoxicado con una hamburguesa, que estaba muy enfermo y necesitaba una operación de urgencia en una clínica de Córdoba. También le pidió que no llamara a su celular porque no funcionaba y que le pasara el número de su móvil, a lo que la señora hizo caso. En ese instante cortó y de inmediato volvió a llamar –de un número no identificado-, pero ya al celular de la mujer para darle más indicaciones. En esa charla le aseguró que lo iba a intervenir un doctor llamado Ocampo, que tiene su hija en San Juan. Le preguntó directamente cuánto dinero poseía en casa. Ella respondió que tenía algunos dólares, euros y podía pasar por un cajero para sacar más dinero.

El supuesto hijo ordenó que reunieran toda la plata y que vayan a la calle Pellegrini, frente al camping de UDAP, en La Bebida, que allí los esperaba la hija del “doctor Ocampo” para recibir el dinero y viajar de inmediato a Córdoba. A todo eso, ordenó que no cortara, que siguiera las indicaciones. Rivero junto con su marido salieron urgentes con los 850 euros y los 200 dólares que guardaban en casa, también pasaron por un cajero y reunieron 10.000 pesos más.

La pareja fue al lugar indicado, mientras tanto eran entretenidos por esa persona que decía ser su hijo, y se encontraron con una mujer que los aguardaba. Esa desconocida aseguró ser la hija del doctor Ocampo y que recibió todo el dinero. La cuestión fue que el matrimonio se retiró. El supuesto hijo continuó conectado hasta que se aseguró que entregaron la plata, entonces se despidió diciendo que todo estaría bien y cortó. Cuando Rivero y su marido llegaron a su domicilio se comunicaron con la novia de su hijo Roque. Del otro lado contestó la joven, que estaba con el muchacho. La mujer mayor preguntó cómo estaba y éste le dijo que se hallaba en perfecto estado de salud, fue ahí que descubrieron que todo era un engaño y que esos desconocidos le habían sacado 64.030 pesos, entre euros, dólares y moneda nacional.

Ese mismo día hicieron una denuncia en la Policía y tomó intervención el juez Benedicto Correa, en el Quinto Juzgado de Instrucción. Los investigadores de Defraudaciones y Estafas tomaron datos a la pareja y obtuvieron la descripción de la mujer que retiró el dinero. Pero lo más importante, en los días posteriores empezaron a hacer averiguaciones en la casas de cambio del centro sanjuanino. De esa manera llegaron a Cambio Santiago, donde confirmaron que el 28 de ese mes dos mujeres habían cambiado euros y dólares y proporcionaron sus datos. Por medio de esa información, los investigadores llegaron a Eugenia Patricia Rodríguez, de 27 años y del Lote Hogar 24, y a su cuñada Graciela Patricia Álvarez, de 54 años y domiciliada en Bº Los Penitentes, también en La Bebida, Rivadavia, de acuerdo a fuentes judiciales. Ambas fueron detenidas y se les secuestraron 51.919 pesos, que no pudieron justificar. La primera de ellas fue reconocida como la mujer que dijo ser la hija del “doctor Ocampo” y que recibió el dinero. También cayó preso Gonzalo Villarroel, hijo de Álvarez, bajo la sospecha de que fue parte de la maniobra, además porque tiene una causa anterior, dijeron en tribunales.

El juez Benedicto Correa procesó a Álvarez y Rodríguez por el delito de estafa, aunque sin prisión preventiva. Con respecto a Villarroel, no pudo comprobar fehacientemente que haya sido parte de la trama y le dictó la falta de mérito.

Comentarios