Repercusiones

Hermano de la víctima del matricidio en Capital: "Tememos que nos pueda matar"

Se trata de Omar Loyola, quien dialogó con Tiempo de San Juan y reclamó con urgencia al sistema policial que encuentren al posible asesino. Por Gerardo Bustos.
miércoles, 09 de enero de 2019 · 23:38

Tras el fallecimiento de Liliana Loyola (64), en la mañana de este miércoles, por las terribles quemaduras que tenía producto de un incendio en su hogar, habló su hermano Omar y nuevamente arremetió contra sus hijos, Juan Eduardo y Agustina, y contra su ex marido, Eduardo.

"Su hijo es un psicópata, siempre la golpeaba cuando no le quería dar dinero y después le decía que la quería mucho. Su hermana es una encubridora y el padre tiene intereses económicos", expresó el hombre. "Necesitamos que encuentren ya a este sujeto -por su hijo- ya que la prendió fuego porque no le quiso dar plata", siguió relatando.

El único sospechoso, su propio hijo Juan Eduardo, aún se encuentra prófugo de la Justicia desde que sus hermanos radicaron la denuncia en la Comisaría de la Mujer, el pasado 12 de diciembre. "No puede ser que lleven un mes de la denuncia y todavía no lo puedan encontrar. No es Bin Laden, ni Pablo Escobar, ni el "Chapo" Guzmán, es un simple asesino que vive en una provincia chica como San Juan", afirmó indignado.

"Lo sigo afirmando: sus hijos y su ex marido solo tenían intereses económicos con mi hermana. Si bien con su ex marido están divorciados, la buena relación que tiene con sus hijos hace que él también vaya a recibir dinero. A todos ellos les convenía tener a mi hermana muerta. Pero ahora empieza un proceso judicial, en el que vamos a ir contra varios y no van a recibir un solo peso", dijo Loyola.

Por la aparición del acusado, el hermano de la víctima expresó: "pido con urgencia al sistema policial, judicial y al Ministerio de Gobierno que tomen conciencia de la gravedad del suceso y logren la inmediata detención de este matricida. Hasta los ciegos lo han visto caminar por distintas villas de Chimbas. Está escondido por algún lugar, hay mucha gente de su ambiente delictivo que lo está ocultando".

Finalmente, Loyola sentenció que tanto él como su hermano y su mamá, de 84 años, tienen miedo por sus vidas "porque si mató a su propia madre, a cualquiera de nosotros también nos puede hacer algo". Lo cierto es que la causa ya cambió de caratula: ahora, el único sospechoso será investigado por homicido agravado por el vínculo.

 

 

 

 

 

Comentarios