tragedia en La Serena

El sanjuanino ahogado en Chile fue uno de los impulsores del airsoft en la provincia

Mario Petta, de 49 años, fue infante de Marina en su juventud y su pasión por lo militar lo llevó a fundar primero un club de paintball y luego otro de arisfoft. Dolor en el deporte.
jueves, 10 de enero de 2019 · 15:33

El ambiente del airsoft y el paintball en San Juan quedaron muy golpeados tras conocerse que el turista argentino que murió ahogado en La Serena era Mario Ariel Petta Merinero, uno de los fundadores de los primeros clubes de los dos deportes en San Juan. El hombre de 49 años era un ex infante de Marina, apasionado por las actividades de reacracionismo bélico y padre de 3 hijos. Uno de éstos también fue internado tras sufrir la violencia del mar, en una playa que no estaba habilitada para el baño.

El Petta, como lo conocían en el ambiente del airsoft, empezó hace años como parte del equipo Spetnaz de paintball, pero poco después el grupo de amigos se agrandó y decidieron fundar otro club, que con el tiempo terminó llamándose SEAL San Juan. Con la disolución de Spetnaz, el club creado por el sanjuanino es actualmente el más viejo de la provincia.

Mario Petta Marinero siguió unido a la actividad y tiempo después conoció el airsoft, que se convertiría en su gran pasión durante los últimos años. Se trata de un deporte similar al paintball, pero que no utiliza pintura y donde las armas son realistas, tanto en la forma de disparar como en el peso y la imagen. El ex infante de Marina se convirtió en un entusiasta y poco a poco el grupo SEAL San Juan viró hacia esa actividad.

Tras conocerse la muerte de Petta, fueron muchos los compañeros que salieron a saludarlo y reconocieron su aporte a la actividad en San Juan, donde actualmente hay otro club más. Además, desde otras provincias y hasta de Chile mostraron su tristeza en las redes. Es que el airsoft reúne a deportistas de diferentes lugares, que organizan campeonatos y encuentros donde disfrutan de la camaradería.

En la actualidad, retirado de la vida militar, Petta tenía un taller de electricidad automotor y se dedicaba sobre todo a su familia, compuesta por su esposa Mariela y sus hijos Tomás, Agustín y Enzo.

Galería de fotos

Comentarios