En las redes

Un doloroso viral falso: comparten la búsqueda de Ariel Tapia como actual

La publicación que la tía del niño subió en 2012 volvió a circular entre los perfiles sanjuaninos, a casi 6 años de la desaparición y muerte del pequeño.
jueves, 08 de noviembre de 2018 · 11:00

Desde este miércoles en la tarde las redes se llenaron de un pedido de búsqueda de un niño que desapareció en Santa Lucía. Lo extraño es que se trata de Ariel Tapia, el pequeño que todo San Juan buscó durante días en 2012 y luego apareció asesinado en una heladera cerca de su vivienda.

De forma increíble, el mensaje de un familiar del niño que fue publicado hace casi 6 años comenzó a dar vuelta por los perfiles locales. A pesar de haber sido un caso que conmocionó y todavía golpea fuerte en la provincia, ya que nunca fue resuelto, y de que el posteo tiene la fecha de 2012.

En tan sólo una hora este jueves, unas 100 personas compartieron la imagen y el posteo original tiene más de 24.000 compartidos, sumando entre los originales de 2012 y los de última hora. La autora original es Nilda Cortez, quien subió la foto y el pedido de ayuda el 4 de diciembre, pero 6 años atrás. La publicación no aparece entre las últimas de la mujer, sino que pare encontrarla hay que irse muy atrás en su perfil, lo que hace aún más llamativo que se haya viralizado de esa manera.

 

El caso

La desaparición y muerte de Ariel marcó la historia sanjuanina, ya que el caso tuvo a toda la provincia buscando desesperadamente durante 6 días al pequeño santaluceño. El final fue el que nadie esperaba: lo encontraron muerto muy cerca de su casa.

A Ariel se lo vio con vida por última vez en el atardecer del 1 de diciembre de 2012, cuando había quedado a cargo de su hermano mayor Ezequiel y de su padrastro Franco Sifuentes mientras su madre había salido. Tras la repentina ausencia del hogar, esa misma noche del 1 de diciembre su madre salió a buscarlo por todos lados y pidió ayuda a los policías de las Seccional 29. Pero la reacción oficial no fue inmediata.

El día domingo la familia salió a recorrer el barrio, ya desesperados. Es que Ariel nunca se iba sin avisar, ni era de vagabundear; tenía amigos por todos lados, era buen alumno y, lo que más dudas generó en su familia, fue que estaba ansioso por festejar su cumpleaños número 12, que era el 3 de diciembre.

No había motivos aparentes para que el niño de 11 años –en ese momento- se ausentara por sí solo de su hogar.

Lo buscaron por todos lados. La familia lo hizo día y noche; se le sumaron sus amigos. El caso llegó a los medios, se generó presión, entonces la policía puso más gente, agregaron la sección Canes; fuerzas de seguridad nacional lo buscaban en los controles de las rutas; los medios nacionales se hicieron eco de la desaparición. Pero nada daba resultado para dar con el niño.

De golpe, el dolor fue enorme para todos: el niño estaba muerto, en estado de putrefacción, adentro de una heladera, a metros de su casa.

Comentarios