En Trinidad

Apedrean la casa de un joven con retraso madurativo acusado de violar a un nene

Parientes del niño abusado fueron los que destrozaron la casa del joven. Su familia ya decidió mudarse.
miércoles, 07 de noviembre de 2018 · 23:22

Gran revuelo se armó en una vivienda ubicada en la intersección de las calles Lavalle y Huaco, en Trinidad. Es que vecinos del hogar se reunieron en horas de la tarde y comenzaron a apedrear la casa hasta destrozarle las ventanas a la casa. En ese domicilio vive un joven de 16 años con retraso madurativo, de apellido Ponce, junto a su madre, quien prefirió no dar su nombre. 

Este joven con discapacidad mental se juntaba siempre con niños de la zona, los cuales tienen entre 6 y 8 años de edad. Al parecer, el muchacho aprovechaba cuando su mamá se iba a trabajar y metía a uno de los niños al interior de su casa y lo abusaba sexualmente.

Los primeros informes médicos indicaron que la víctima sufría penetraciones orales y, por ende, tiene una infección en la boca. El niño abusado fue trasladado hacia el hospital Rawson adonde le realizarán los estudios correspondientes. 

Según algunos vecinos y familiares de la víctima, los abusos serían de larga data pero recién en el transcurso del día miércoles fue cuando el niño le contó a sus padres las horrorosas vejaciones a las que era sometido por parte del joven con discapacidad mental.

Fue por ello que sus familiares más cercanos (padres, tíos y primos) se reunieron sobre las 21 horas y comenzaron a arrojarles piedras a la casa en donde vivía el joven acusado de abuso. Debió llegar de urgencia personal policial de la Comisaría Tercera, de Trinidad, para intentar calmar las aguas ya que la situación era "desbordante", según fuentes policiales. Además no solo destrozaron la vivienda, sino también el vehículo de la madre del acusado de abuso. 

El muchacho con retraso madurativo fue trasladado hacia el hogar de un familiar, al que también irá su mamá ya que la mujer contrató un servicio de mudanza para irse definitivamente del lugar. El camión llegó sobre las 22 y en una hora ya tenían todo cargado para llevarlo hacia la casa de su pariente.

El tema radica en que el hogar ubicado en la esquina de Lavalle y Huaco estaba siendo alquilado por la familia Ponce y vivían allí hace pocos meses. Desde la Comisaría se comunicaron con el dueño de la vivienda, quien actualmente vive en La Rioja, para informarle la situación y dijo que vendrá en lo inmediato a la provincia para proceder a iniciar acciones legales contra quienes le destruyeron su propiedad. 

Por lo pronto, durante toda la madrugada del jueves habrá un patrullero con dos efectivos policiales custodiando la vivienda  por si continúan con las pedradas.

Comentarios