Relevamiento propio

En un año echaron de la Policía a 6 uniformados

Conducir y chocar borrachos un móvil policial, apremios ilegales, un caso de abuso y un ataque de violencia, las cuatro causas de las expulsiones. El papel de la Subsecretaria de Gestión. Por Natalia Caballero.
martes, 25 de agosto de 2015 · 09:05
Por Natalia Caballero

La sanción máxima que el Ministerio de Gobierno aplica a los policías que comenten una falta gravísima es la expulsión. Este castigo fue aplicado a seis miembros de la fuerza de seguridad en un año. El personal desafectado fue investigado por la Subsecretaría de Gestión y en paralelo la Justicia hizo lo suyo. 

Los expulsados fueron despedidos por estar involucrados en hechos de gravedad. Las cuatro causales de los despidos fueron apremios ilegales, abuso sexual, conducir y chocar borrachos un móvil policial y un episodio de violencia doméstica. 

En marzo del 2013 el gobernador José Luis Gioja decidió que se creara un órgano, que dependiera del Ministerio de Gobierno, dedicado a investigar el accionar de los uniformados que forman parte de la Policía. El 15 de mayo del 2014 se inauguró la Subsecretaria de Control de Gestión, integrada por civiles que cumplen la misión encomendada por el Gobernador. 

En los cuatro casos que derivaron en la expulsión de 6 policías, la Subsecretaria de Control de Gestión decidió que la sanción que se debía aplicar a los uniformados era la expulsión por la gravedad de los hechos en los que se vieron involucrados. Una a una, las expulsiones. 

-El 19 de agosto del 2014 quedaron exonerados de la fuerza el ex agente Sergio Rabaj y el ex oficial Pablo Guevara. Ambos policías recibieron el castigo máximo dentro de las fuerzas de seguridad por un caso de apremios ilegales que terminó con la muerte de José Leónidas Cortez (55 años) en la comisaría 6º. Rabaj era el calabocero cuando se produjo la muerte de Cortez tras recibir una golpiza y el oficial Guevara estaba trabajando en el lugar. El hecho se produjo el 21 de noviembre del 2010 y la expulsión se conoció en agosto, cuatro años después. 

-En diciembre de 2014 el agente Dante Fernández, ex policía asesinado por Ariel Illanes en febrero pasado, fue acusado de un abuso sexual y quedó exonerado de la fuerza luego de que en Tribunales confirmaran que él había sido el autor material del gravísimo hecho. El abuso fue denunciado por una mujer de 25 años el 27 de junio del 2014, los médicos legistas confirmaron la denuncia y Fernández fue expulsado de la Policía de San Juan. Apenas dos meses después, fue asesinado en manos de Ariel Illanes.
 
-El 4 de mayo de 2015 salió publicado en el Boletín Oficial la expulsión de la fuerza del agente Mauricio Canto Zuleta. La máxima sanción fue aplicada tras un conflicto doméstico con ribetes violentos ocurrido el 27 de marzo del 2014 en una vivienda ubicada en Capital. Cuando la Policía acudió a la casa donde se produjo el pedido de auxilio, Canto Zuleta agredió borracho a sus compañeros. El episodio sumado a antecedentes menores dentro de la fuerza llevaron a la Subsecretaria de Control de Gestión a  tomar la decisión de exonerar al ex agente. 

-El jueves 13 de agosto salió publicado en el Boletín Oficial la decisión tomada por la Subsecretaría de Control de Gestión de expulsar de la Policía de San Juan al sargento ayudante Daniel Ochoa y al oficial ayudante César Ávila. Ambos cumplían servicio en la Comisaría 10ra de 25 de Mayo cuando borrachos chocaron y destrozaron un móvil policial valuado en 350 mil pesos. Cuatro horas después del accidente, el 7 de junio de 2014, el resultado de los análisis de alcoholemia fue lapidario: uno de ellos tenía 0,69 miligramos de alcohol por litro de sangre y el otro 0,58.  

Galería de fotos

Comentarios