Panorama inmobiliario

Los increíbles precios que se pagan por alquilar en el centro

Los propietarios de locales piden desde $50.000 hasta $200.000 mensuales por un local ubicado dentro de las cuatro avenidas. La demanda está estancada pero los precios que no bajan. Por Natalia Caballero.
lunes, 19 de octubre de 2015 · 06:57
Por Natalia Caballero
ncaballero@tiempodesanjuan.com

Un simple recorrido por el centro basta y sobra para notar la gran cantidad de negocios vacíos que hay entre las cuatro avenidas principales. Desde el sector inmobiliario explican el fenómeno: por un lado, un enfriamiento en la economía tras el traspié minero y por el otro, los precios altísimos que los propietarios de los locales piden por rentar sus bienes. Incluso indican que las elecciones también metieron la cola. Los precios llegan a los $200.000 mensuales. Los comerciantes aseguraron que estos valores los llevaron a emigrar hacia otras zonas, como Villa Krause o la calle Del Bono y Hermógenes Ruiz. 

El presidente del Centro Comercial, Hermes Rodríguez, dijo que los locatarios piden precios imposibles de pagar por los locales del microcentro. Indicó que por el local que está ubicado en Libertador y General Acha (enfrente del Carrefour) los propietarios pedían $120.000. "Como pasaron los meses y no lo alquilaban, tuvieron que dividirlo y alquilar por menos dinero. Para cubrir ese monto, un negocio debe facturar tres veces más”, agregó en este sentido Rodríguez. 

Por un local sobre la Peatonal Rivadavia, de medianas dimensiones, los precios de los alquileres rondan entre los $60.000 y los $200.000 por mes. Por el negocio que alquila sobre General Acha antes de Laprida un reconocido supermercado se pagan $200.000 mensuales y por locales sobre Rivadavia los precios promedio rondan los $75.000.

La autoridad comercial manifestó que debido a estos valores los comerciantes medianos y chicos decidieron irse. Los locales con un perfil más cercano a los clientes que compran en Villa Krause, se fueron a Rawson y aquellos con una clientela de clase media alta decidieron emigrar hacia los negocios de calle Del Bono y Hermógenes Ruiz. 

Según Rodríguez, para pagar un alquiler de $60.000 un comerciante debe facturar no menos de $180.000 por mes. Con este dinero puede hacerle frente al alquiler- que para que un negocio ande bien no debe superar el 30 % de la recaudación-, a los gastos fijos (servicios e impuestos) y al personal empleado con sus correspondientes cargas sociales.

La visión de los inmobiliarios

El presidente de la Cámara de la Construcción, Mauricio Turell, analizó la situación. Dijo que se mezclan dos factores: la incertidumbre por las elecciones y que los propietarios de los comercios céntricos son tres familias que no temen esperar hasta que sus bienes sean rentados por grandes firmas que paguen lo que piden. 

"Casi todos los locales que están desocupados no están con inmobiliarias. Nos cuesta saber el valor al que se alquilan. En muchos casos, los propios dueños de los comercios son quienes alquilan y ponen los precios caprichosamente. Esperan que se los alquilen firmas grandes y como los propietarios tienen muchos locales no les importa esperar. Además hay que considerar que los comerciantes sanjuaninos no están invirtiendo porque en épocas de elecciones las inversiones se paralizan, como está pasando ahora”, añadió Turell. 

Eliseo Pérez Olivera, presidente del Colegio Público de Corredores Inmobiliarios, dio su punto de vista. "Si uno se pone en los zapatos de los inquilinos, la actividad comercial no anda del todo bien y se les dificulta pagar los alquileres. Si uno se pone en los zapatos de los propietarios, se le ha caído la rentabilidad, los contratos se están negociando con un incremento del 30 % anual, menor a la inflación. Hay que buscar un punto de equilibrio”, alegó el profesional. 

Pérez Olivera dijo los precios de alquileres en el centro varían de acuerdo a la ubicación, a las dimensiones y al estado general del bien. "Hay que acordar, el propietario si es inteligente va a escuchar al buen inquilino y el inquilino sabe que perder un local en el microcentro es muy complicado porque después se hace cuesta arriba volver”, concluyó. 

Galería de fotos

Comentarios