Recalculando

La fábrica de paneles solares irá donde está la Aduana en Pocito

Ultiman detalles para refundar en tierra pocitana la planta integral de energía fotovoltaica cuyo proyecto estaba en 9 de Julio pero tiene problemas de suelo para quedarse allí. Por Miriam Walter.
jueves, 10 de septiembre de 2015 · 06:59
Por Miriam Walter

Según confirmó Víctor Doña de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE), se está estudiando un terreno de Pocito para mudar allí la fábrica de paneles solares cuya piedra basal se colocó en el departamento 9 de Julio, creando gran expectativa entre los nuevejulinos respecto de los puestos de trabajo y la significancia para la comuna de un proyecto innovador a nivel mundial. Pero luego se definió trasladar el megaemprendimiento bajo el argumento de que los suelos no tienen la estabilidad suficiente para el sensible funcionamiento de la maquinaria que fabricará paneles solares de forma integral. 

El emprendimiento que encara EPSE con el apoyo logístico de la empresa alemana Schmid, cotizado en 1.500 millones de pesos y que se lanzó el 24 octubre del año pasado con la presencia del ministro de Planificación Federal Julio De Vido promete hacer historia en San Juan. Y el predio elegido, según fuentes calificadas, es el que en 2008 se cedió para la construcción de la zona Operativa Aduanera Pocito, de 12 hectáreas, ubicado en Maurín y Calle 6. El cambio ya fue consensuado con las autoridades aduaneras, que entendieron la inquietud del Gobierno y aceptaron usar un terreno más pequeño, ubicado en el Parque Industrial de Pocito que se emplaza frente al Estadio San Juan del Bicentenario y que antes estaba previsto para el uso de una fábrica de camiones que nunca se concretó. A la gente de la Aduana le pareció bien el nuevo predio porque ya opera en Sarmiento y no necesitan tanto espacio como se preveía años atrás, dijeron las fuentes.

La medida de la mudanza la explicó oportunamente Doña, diciendo que la maquinaria que se instalará es muy delicada a los movimientos. "Las celdas, por ejemplo, tienen 130 micrones de espesor, es decir, 0,13 milímetros cada una, entonces las máquinas que cortan las chapas, las que transportan la celda, las que forman el lingote, son todas muy sensibles. Así, la fundación debe ser extremadamente segura para no permitir el movimiento ni la inclinación”. En este marco, conseguir un terreno adecuado fue fundamental para el complejo que se prevé que tenga alrededor de 15.700 m2 de superficie y que contempla 4 fábricas en una, una de lingotes de silicio, otra de obleas cristalinas de silicio, una de celdas fotovoltaicas y otra de paneles. 

Desde octubre del año pasado a esta parte se hicieron algunas obras e instalaciones en el predio nuevejulino como una antena de telecomunicaciones y el previo armado de la estación transformadora que alimentaría el lugar. Ahora no se conoce qué pasará con esa infraestructura. Hace unos meses, José Luis Gioja adelantó que en el terreno nuevejulino se construirá un parque solar como los que hay en Ullum y Sarmiento. Y habló sobre la decisión de reinstalar la fábrica: "El tema fundación del suelo en 9 de Julio es prácticamente imposible. Lo difícil pasa por el tema económico, es más caro hacer el pilotaje y todo lo que hay que hacer de base que la estructura que va arriba. Como estas plantas son modulares, no se podía”.

Mientras tanto, en el galpón que era de Cepas Sanjuaninas que alquila Schmid en Rivadavia, se guardan las sofisticadas máquinas que darán vida a la fábrica y que fueron llegando vía barco a Argentina, especialmente diseñadas para la fábrica sanjuanina que ahora espera nueva fecha para su funcionamiento en tierra pocitana.   

CIFRAS DEL PROYECTO

3.500 lingotes de silicio al año.
16 millones de chapas (rebanadas de lingotes) al año.
15,5 millones de celdas fotovoltaicas al año.
220 mil paneles o módulos fotovoltaicos al año.
139 millones de euros de inversión.
71 megavatios de potencia equivalente a un tercio del dique Punta Negra.
30 años de vida útil de la megafábrica.

Las 4 fábricas que se montarán

1-El  lingote de silicio: Al cuarzo se lo procesa para transformarlo en silicio metalúrgico y luego en silicio solar que en principio se lo va a comprar. Esto se funde y se termina produciendo en la primera fábrica los lingotes de silicio que son cilíndricos, de 24 cm por 2,5 m de altura. 

2-Las chapas: Los lingotes de silicio pasan a la segunda fábrica donde se perfilan, se les da el formato longitudinal de corte de una celda y se rebana el lingote (como quien corta un salame) en rodajas muy finas. En un milímetro caben 6 chapas que tienen 140 micrones aproximadamente. En 50 cm de lingotes se cortan 1.500 chapas. Esta segunda fábrica es la que corta los lingotes, perfila, le da el formato, limpia y separa las chapas listas para la tercera etapa.

3-Las celdas fotovoltaicas: Las chapas de silicio recién cortadas si se ponen al sol aún no tienen la capacidad de generar energía eléctrica. En la tercera fábrica se hace el armado de las celdas fotovoltaicas. Por un extremo entra la chapa y por el otro sale la celda terminada que tiene el mismo tamaño pero con distinto tratamiento químico en cada cara que lo hace un generador solar. Es una pila que genera energía al ser expuesta al sol. La cara superior es azulada que es el borner negativo de la pila, y la cara de atrás es el signo positivo de la pila.

4-El panel: Con las celdas unidas se arma un circuito de series paralelas y se lo condiciona para que dure 30 años en el medioambiente. Va con distintas capas de vidrio, de gomas especiales, plásticos, se terminan con un marco de aluminio y llevan un sellado para transportarlo. 

Galería de fotos

Comentarios