22 de agosto / Día del folclore

El ‘Diablito’ de la cuyanía

David Martines nació y creció rodeado de guitarreadas y respirando aires cuyanos. Hace poco más de un lustro se largó a los escenarios y desde entonces no para de cosechar amigos y aplausos y proyectar nuevas ilusiones.
lunes, 17 de agosto de 2015 · 11:32
Por Jorge Balmaceda Bucci

Bonachón y cuyano hasta el tuétano. Así lo califica la gente que conoce a David ‘Diablito’ Martines. Pero él simplemente se ve como un joven músico que le encanta disfrutar del calor humano y la filosofía cuyana que habitan en las peñas, en las reuniones folclóricas más formales y, por sobre todo, en las improvisadas y exquisitas guitarreadas con amigos.

Su árbol genealógico se nutre de una savia intrínsecamente folclórica.  Nieto e hijo de referentes angaqueños de la música de estas tierras, el Diablito –si le dicen David es bastante probable que no se dé vuelta a la primera- tuvo a la tonada como banda sonora de su niñez y buena parte de su adolescencia. Pero fue tras pegar onda musical con Abel Pintos –"parece en joda, pero no”- cuando se animó a escribir su propia historia.

Aprendió a tocar la guitarra viendo a sus parientes y amigos, y así fue acomodando la percha para los escenarios. El grupo ‘Los Cuyunches’, que lo acogió como integrante, fue testigo presencial del debut de este pibe de 23 años, que tras terminar los estudios secundarios, se propuso hacerse un lugar en el mundo de la música.

En 2003, con unas cuantas noches ya invertidas en peñas y festivales, el ‘Diablito’ se presentó al PreCosquín sanjuanino y logró el pasaje para representar a la provincia en la capital del folclore argentino. Al año siguiente, acompañado solamente con su fiel guitarra, el nuevo eslabón de la dinastía Martines, se plantó en el concurso nacional alcanzando un meritorio 3º puesto, en la categoría solista.

"Fue una experiencia muy linda. Me encantó tener la oportunidad de representar a mi provincia”, recordó Davis, quien en aquel momento interpretó la tonada ‘Cómo no amarte San Juan’. Precisamente, este fue el nombre que le puso a su primer trabajo discográfico, que lanzó a principios de abril y qué tan buena respuesta ha encontrado en el mercado local y también cuyano. 

"A mí el folclore no para de darme satisfacciones. Me siento muy contento con ser un joven que defiende y difunde nuestra música y valores. Y lo que más me gusta es que a través del folclore se pueden integrar a otros jóvenes que no la conocen y que, como me ha pasado, terminan siendo más fanáticos del folclore y de las peñas que yo”, dijo el ‘Diablito’, un simpático y profesional embajador de la música cuyana a lo largo y lo ancho del país.

Armar una gran peña se presenta a mediano plazo como el próximo objetivo de un cantante que brilló con luz propia en la pasada edición de la Fiesta Nacional del Sol y que no se cansa de recordar a los grandes amigos que la vida le ha dado. "Algunos son músicos, otros no, pero es un placer compartir con ellos toda la belleza que hay en el folclore. Me enorgullece poder intercambiar mi cultura con personas de otras provincias del país”, comentó.

Galería de fotos

Comentarios