Elecciones universitarias

Jorge Cocinero: el arquitecto "de barrio" que promete representar a los independientes

El Secretario de Obras por qué terminó siendo arquitecto, su trabajo en el ámbito privado y cómo llegó a la gestión dentro de la universidad. Las razones por las que eligió a Marcelo Bellini como compañero de fórmula.
miércoles, 26 de mayo de 2021 · 19:26

Trabajó como ayudante de cátedra y como preceptor para poder terminar sus estudios como arquitecto, cuando se recibió decidió volcarse al ámbito privado y al mismo tiempo, continuar con la docencia. Fue transitando ese camino hasta que decidió iniciarse en el mundo de la gestión en el Colegio de Arquitectos, entidad que llegó a presidir en cuatro oportunidades, luego fue convocado por el rector Oscar Nasisi para ser el secretario de obras de su gabinete. Ahora sueña con convertirse en el sucesor del ingeniero en el Rectorado y asegura que será el representante de los independientes. Se trata de Jorge Cocinero.

Arquitectura no fue la primera opción que tuvo en mente cuando egresó de la secundaria, pero finalmente se decidió a estudiar esta carrera porque era lo más parecido a lo que quería y que sus padres no podía costear. “No fue la carrera que elegí en primer lugar, lo que a mí me gustaban que eran los números, pero mis padres no me podían pagar una carrera en la Universidad Católica de Cuyo. Me dijeron: -Lo que quieras dentro de la universidad pública”, explicó.

El padre de Jorge era taxista y su madre costurera. “Me sentía muy comprometido con lo que tenía que elegir, elegí una carrera donde el dibujo era clave y a mí siempre me gustó dibujar.  Me apasioné, me comprometí conmigo mismo de ser capaz de lograr un objetivo. Así transcurrió la vida, muy ajustada, muy acotada, vivía en Rawson, eran dos colectivos de ida y dos de vuelta, era muy costoso el movilizarme”, relató. Hizo la carrera muy rápido, pero en el medio tuvo que trabajar: fue ayudante de cátedra y hasta preceptor.

Con el título en mano inició su trabajo en el ámbito privado y siguió con su carrera en la docencia. “Empecé inmediatamente como docente, me gustó pensar que era una posibilidad de ir devolviendo lo que a uno le entregaron. Rendí otro concurso como jefe de trabajos prácticos y así fui avanzando dentro de la facultad”, añadió.

En el ámbito privado, llegó a presidir en cuatro oportunidades el Colegio de Arquitectos y hasta construyó un edificio de 38 departamentos. Su marca en la ciudad está en una conocida escuela de la provincia: el Polivalente de Artes. Se definió como muy concursero y aseguró que esta práctica lo ayudó a ir aceitando su trabajo, al armado de proyectos.

 

“Me decidí construir un edificio sin plata, por confianza, base sólida, esa confianza demuestra como persona que uno no está para engañar sino para dar satisfacciones, haber transformado ese proyecto en algo realizado, le queda la grata satisfacción de haber cumplido la misión 38 departamentos”

 

Con sus clientes privados, la relación es más cercana porque un arquitecto termina construyendo un hogar.  “Es un compromiso doble, satisfacer las necesidades para la edificación de sus casas y armar un hogar, siempre terminé siendo amigos de mis clientes”, indicó.

Para Jorge no fue fácil aceptar el cargo en el gabinete universitario que le ofreció Nasisi. Venía con un fuerte impulso en la parte privada y aceptar significaba dejar de lado un poco esa tarea. “La gestión fue muy difícil aceptarla, estaba en la actividad privada muy fuerte y en la académica, lo pensé muchísimo, sabía que tenía que dejar algunas cosas. Fue muy fuerte tomar la decisión”, dijo. Y destacó el trabajo en equipo dentro de la Secretaria de Obras de la Universidad Nacional de San Juan. Fue allí donde conoció más de cerca el trabajo de Marcelo Bellini, quien fue elegido como su compañero de fórmula. Aseguró que decidió que Marcelo debía ser su compañero de fórmula porque se trata de un gran ejecutor.

Poco a poco fue germinando la idea de ser rector. Al principio se lo sugirieron, pero no estaba convencido hasta que finalmente se decidió. “Lo tomé como algo gracioso en su momento, pero después lo fui asimilando, lo empecé a entender como una verdadera devolución de todo lo que la institución me dio. Para mí sería un gran honor devolver algo y contribuir al bienestar social”, alegó.

Cocinero se separó de Nasisi y dijo que con él solo lo une un acuerdo político porque nunca perteneció a su espacio. Fue en este punto, el candidato se intentó diferenciar de sus oponentes. “Nunca pertenecí a su espacio político, él lo sabía desde un primer momento, no teníamos el mismo espacio y tampoco fui convocado nunca me. Ellos si tienen un espacio político y partidario, nosotros si somos independientes”, desglosó.

A la hora de definir a la campaña, la calificó como “tranquila” pero para él nada se compara con la presencialidad. “Sueño con una universidad plural y eso lo podemos asegurar como único grupo independiente”, cerró.

Comentarios