licitaciones a full

El cambio de rumbo de Salud que empezó con SERALICO y terminó con las ambulancias

En dos años se licitaron el 85% de los servicios tercerizados del ministerio y hablan de un proceso de 'transparentado del Estado'. Mirá cómo cambió el mapa de empresas.
jueves, 11 de julio de 2019 · 07:05

El 11 de abril de 2018 una noticia impactó fuerte en la sociedad sanjuanina: la cocina del Hospital Mental de Zonda se inundó con líquidos cloacales y los trabajadores siguieron cocinando como si no hubiese pasado nada. La indignación del primer momento armó una bola de nieve que empezó cuando se supo que la empresa acusada de negligencia, SERALICO estaba a cargo de la alimentación de todo el sistema de salud sanjuanino. Tras esto, salió a la luz que muchos de los servicios contratados estaban en situaciones similares, tanto que el 85% estaban en manos de muy pocas empresas, donde cada una manejaba grandes áreas como alimentos, limpieza y hasta traslados.  

Un año después desde el Ministerio de Salud hablan de un proceso de "transparentado" de la tercerización, que empezó con el escándalo del neuropsiquiátrico y terminará con la última licitación que será la del servicio de ambulancias. Para Gobierno esto significó a la vez un ahorro, ya que hubo contratos con valores menores, y limitar a los grandes "monopolios" que tenían algunas empresas. 

Guillermo Benelbaz, Secretario Administrativo de Salud Pública, aseguró que durante los últimos dos años la Provincia ahorró "$75 millones con las nuevas licitaciones, un monto con el que se podrían comprar 35 ambulancias o construir un centro de salud de 1000 metros cuadrados". Además, aseguró que los servicios se encuentran "más equilibrados y ajustados a lo que el Ministerio Pide". 

Servicio por Servicio, qué pasa ahora

El fin de la novela con SERALICO 

Luego de que explotara el escándalo y el enojo, Salud tuvo que rever los contratos todo el servicio de alimentación, a excepción del 1% que representaban las 11 viandas que suman Valle Fértil y el Hospital de Barreal. Es que el resto del sistema de salud comía lo que preparaba SERALICO, que había accedido a través de contrataciones públicas al Hospital Rawson, el Marcial Quiroga, el Neuropsiquiátrico de Zonda y todos los hospitales y centros de salud periféricos. 

Durante el último año y cinco meses, Salud licitó todos sus servicios nuevamente y la empresa que antes tenía el total de los servicios perdió más de la mitad. En un principio, las licitaciones las fueron ganando otras contratistas, pero la SERALICO consiguió poco a poco recuperar algunos de los lugares en los que se encontraba trabajando antes. Los precios y además contar con los elementos técnicos para hacerse cargo de las cocinas de los centros de salud terminaron jugándoles a favor. Según Benelvaz, el antecedente no tiene tanto peso como que ahora "presten un buen servicio". 

La última licitación del sector fue la del Hospital Rawson, que ganó SERALICO, que incluso acordó un aumento un 44% menor que el que había pedido en un principio. La empresa también tiene la mitad de la periferia del sistema de salud, mientras que el Marcial Quiroga lo dirige la empresa ATA. La otra mitad de la periferia y el Hospital Mental de Zonda lo ganó Servifood.  

Limpieza 

Los servicios de mantenimiento que contrata Salud Pública protagonizaron varios titulares durante la segunda mitad del 2018. Es que cuando empezó el proceso de licitación de todos los hospitales y las zonas periféricas en las licitaciones terminaron pidiendo menos dinero de lo que cobraban los que se encontraban trabajando.

De esta manera el mapa quedó dividido en ISCOT, que mantuvo su contrato en el Hospital Rawson cobrando menos que antes y el Marcial Quiroga, y el resto se repartió entre SERALICO (que también tiene un sector de limpieza) y SMI. 

Ambulancias, el último paso 

Cerradas las licitaciones de comida y limpieza, el Ministerio de Salud quiere tener listo para septiembre el pliego de licitación del servicio de mantenimiento de ambulancias y el traslado total. Para poder avanzar en este sector el desafío es un poco más complicado que en los anteriores. 

Es que según explicó Guillermo Benelbaz, la idea es reformula buena parte del sistema actual de empezar a buscar las empresas que reemplacen a la que actualmente lleva 10 años de contratación directa. Entre los cambios que están analizando está el de crear al menos dos bases nuevas en la ciudad para descentralizar el servicio y mejorar el tiempo de llegada a las ambulancias. 

Todos los aspectos técnicos definirán el monto de la licitación, sobre todo si la empresa que está actualmente no permanece y retira las unidades que le pertenecen. Es que de las 40 unidades que hay en circulación en la provincia, 12 pertenecen a Buenos Aires Call, actual contratista. En la actualidad, la Provincia de San Juan tiene un presupuesto de 130 millones de pesos anuales que van destinados a las ambulancias. 

En cuanto a la fecha, esperan que la licitación termine de redactarse en septiembre para poder lanzarla cuanto antes, ya que en diciembre termina el contrato actual y el Ministerio entiende que la transición necesita tiempo para realizarse. 

 

Comentarios