oscuro antecedente

El día que San Juan se detuvo por el secuestro de una nena de 7 años que fue abusada

En la Justicia denunciaron que una niña de Rawson fue raptada y abusada este lunes. El hecho tiene varias coincidencias con aquel que ocurrió en 2013, cuando la provincia se vio revolucionada por el caso.
martes, 21 de septiembre de 2021 · 15:42

Una nena de 9 años contó que fue raptada por un sujeto que la llevó a una obra de construcción en Rawson y la abusó sexualmente. Fue por ello que su familia radicó la denuncia en ANIVI y ahora la Justicia investiga a fondo la cuestión, aunque por el momento no logró identificar al acusado. En ese contexto, resultó inevitable no recordar el suceso que sacudió a la provincia en 2013, cuando ocurrió un episodio similar y los medios siguieron de cerca el minuto a minuto del caso que terminó con un sujeto tras las rejas. 

Fue el jueves 1 de agosto de aquel año por la mañana, cuando una chiquita de 7 años desapareció de la puerta de su escuela situada -casualmente- en Rawson, Escuela Eugenia Belín de Sarmiento. La niña estaba acompañada por su hermano, cuando fue interceptada por el adulto que engañó al niño de 10 años diciéndole que su madre necesitaba que regresara con urgencia a su hogar y la convenció de marcharse con él.

El nene regresó a su casa y le contó a su mamá lo sucedido, por lo que la mujer se dirigió al establecimiento educativo y confirmó que nunca había entrado. Testigos dijeron que la menor fue llevada en bicicleta por un hombre y de inmediato alertaron a las autoridades, por lo que el episodio trascendió en los medios de comunicación. 

La repentina desaparición de la niña llamada Tatiana se convirtió en una intensa búsqueda de la Policía, que a través de personal de la Brigada Sur y la Comisaría 25 fue tras los pasos del sospechoso.

Cerca del mediodía, dos horas más tarde del rapto, el secuestrador dejó a la nena en el mismo lugar donde la recogió y allí fue atrapado por los uniformados, que lo llevaron de inmediato tras las rejas. 

La niña contó que había sido abusada sexualmente por el raptor, identificado como Miguel Gustavo Brizuela, quien no llegó a accederla carnalmente y sólo la manoseó. El abusador se la había llevado a su casa ubicada en el barrio Hualilán II, para perpetrar sus actos. Ató a la nena con un cinto y la agredió sexualmente. 

Luego de su aprehensión, se realizó un allanamiento en el domicilio donde mantuvo cautiva a la menor y los efectivos policiales constataron que estuvo en el domicilio ya que encontraron la ropa de la menor. 

A pesar de que fue sometido al procedimiento judicial, una pericia psicológica confirmó lo que ya se sospechaba de un principio: Brizuela no tenía capacidad para comprender y entender el acto cometido. "Tiene períodos de ausencia. Que por su estado y su situación, al no poder valorar lo que es su acción, no ha comprendido la criminalidad del hecho", señaló el magister en psicología Julio Millán, que lo declaró inimputable. 

Además, sostuvo que presentaba un comportamiento inmaduro para su edad y a causa de eso no podía dar una respuesta certera del hecho investigado. Por esa razón, el juez que instruyó el caso, Maximiliano Blejman -del Cuarto Juzgado de Instrucción-, ordenó que fuera trasladado del Penal de Chimbas al Hospital Mental de Zonda. 

Una Junta Médica avaló el informe médico y el sujeto de 29 años finalmente fue absuelto, tras ser declarado inimputable. 

 

  

 

Comentarios