fotos y video

Dolor y llanto de la familia de Brenda tras conocer la sentencia para el femicida

Después de conocer el fallo, la madre, el padre y las hermanas de la víctima protagonizaron un emotivo momento en las afueras de Tribunales.
viernes, 18 de junio de 2021 · 14:20

Luego de que el tribunal leyera el veredicto contra Diego Álvarez, a quien lo condenó a prisión perpetua por el femicidio de Brenda Requena, la familia de la víctima protagonizó un emotivo momento en las puertas de Tribunales. Con llanto y dolor, la madre -que cada uno de los días que duró el juicio estuvo presente- se mostró aliviada por el castigo para el acusado. 

Conforme por la resolución del fallo, Laura Requena se fundió en un fuerte abrazo con sus hijas, hermanas de Brenda, y con el padre de la muchacha que fue asesinada por Álvarez. En las escalinatas del palacio de Justicia aguardaban las organizaciones y sociales que formaron parte de la vigilia y que esperaron por el resultado de la audiencia final que tuvo lugar en la Sala I de la Cámara Penal. 

"Brenda está presente, Brenda está acá", expresó a viva voz la madre, quien se mostró agradecida por el apoyo que recibió.

El padre, también se mostró emocionado aunque en silencio. 

Las representantes de Amas de Casa, que siguieron desde un principio el proceso judicial que inició el 31 de mayo, se apostaron en el frente de la sede judicial y estuvieron acompañadas por una organización de izquierda que se sumó en el último día del debate. Con cánticos en contra de los femicidios, las mujeres protestaron y pidieron justicia. 

Pese a las bajas temperaturas que se registran en la provincia, a primera hora de este viernes distintos grupos sociales se hicieron presentes en las puertas de Tribunales para acompañar a la familia.

Álvarez fue acusado de asesinar a su esposa, a quien estranguló con sus propias manos, y luego -para ocultar los rastros del crimen- de desmembrar el cuerpo y quemar sus restos en campo traviesa de Campo Afuera. Después de intentar borrar sus huellas, denunció su desaparición y hasta lloró en cámara pidiendo que la joven regresara a su casa. Sin embargo, ya había actuado y su puesta en escena le duró poco. Pronto quedó en la mira como sospechoso y cayó tras las rejas. Una vez privado de su libertad, se quebró y confesó el crimen.  

 

Comentarios

Otras Noticias