Justicia

Rompió el silencio la docente acusada de falsificar firmas en Filosofía

La Justicia Federal entendió que Lidia Gómez, la docente de Historia que había sido acusada por la decana de falsificar firmas, fue sobreseída. Estuvo en Banda Ancha y dijo que ahora evaluará tomar medidas legales contra la decana Rosa Garbarino.
lunes, 26 de agosto de 2019 · 10:46

La profesora Lidia Gómez fue acusada por la decana de Filosofía, Rosa Garbarino, por falsificar firmas para designarse en un cargo cuando ella ocupaba el lugar de directora del Departamento de Historia. Este lunes se conoció la resolución de la Justicia Federal que determinó que la docente no había falsificado ninguna firma y que era totalmente inocente de lo que se la acusaba. Ahora Gómez evalúa iniciar un juicio contra Garbarino y contra la Universidad Nacional de San Juan. 

"Yo fui ocho años directora del Departamento, comencé siendo alumna y durante mis estudios comencé a trabajar. Hice mi maestría en la Universidad Nacional de San Juan y ahora estoy haciendo un doctorado. Esto lo digo para que no quede como que yo soy una improvisada. Siento a la Facutlad y a la Universidad como si fuera mi segunda casa desde que entré en el año 1979", relató Gómez en diálogo con Canal 13 San Juan. 

La docente eligió Banda Ancha para romper el silencio luego de que se destapara el escándalo de las supuestas firmas falsificadas en la Filosofía y de ser absuelta por la  Justicia. 

"Yo solamente pido que quien opine, lo haga basándose en la resolución del Juzgado Federal", dijo Gómez. La profesora también dio detalles de cómo fue la designación de la polémica que desencadenó luego una investigación Federal. 

"Mientras yo fui directora del Departamento de Historia, se jubiló una profesora y la decana estuvo de acuerdo en que fuera hacia mí el nombramiento de esa cátedra. La única que designa es la decana, en una resolución dice que la designación se encuadra. Yo pedí licencia porque tenía un cargo de directora del departamento para hacerme cargo de esa cátedra durante algunos meses y yo nunca cobré por ese cargo", relató Gómez. 

Tras una pericia caligráfica se demostró que la profesora no había falsificado firmas y ella ahora evalúa tomar medidas legales contra Garbarino y la Universidad. 

"Esto a mí me trajo muchos inconvenientes, tuve que contratar una abogada penalista. Ahora junto a ella vamos a evaluar los pasos a seguir", aseguró Gómez.

(Fuente: Canal 13 San Juan)

Más de