terribles declaraciones

La joven acuchillada y desfigurada en Rawson rompió el silencio: “No sé cómo voy a mirar a mi hijo”

Rocío Tejada habló con Tiempo de San Juan y contó todo lo que ocurrió ese día cuando fue atacada por esta mujer que está prófuga y que es intensamente buscada por la Policía.
sábado, 23 de mayo de 2020 · 22:36

Rocío Tejada hace unos días fue brutalmente acuchillada por Antonella Flores en la puerta de su casa, en Villa San Damián, y las heridas la dejaron totalmente desconocida. Sufrió cortes en varias partes de su cuerpo, pero la que tuvo en la cara fue la peor.

Roció de 21 años y madre de un pequeño de 4 años habló con Tiempo de San Juan y contó por la pesadilla que está pasando: “No sé cómo voy a mirar a mi hijo con esta cara”, expresó por la herida que tiene en su rostro, la cual dijo que ahora la tiene con moretón y que sufre mucho dolor.

La joven tiene miedo. No sabe qué va a hacer. Lo que le pasó le cambió totalmente la vida: “No se cómo voy a pedir trabajo, si seguro me ven y me van a decir que soy una delincuente”.

Lo que más le duele es su hijo, tiene vergüenza de que él la vea: “Ahora está con su papá y se va a quedar unos días con él, pero un día va a volver y me va a mirar”, dijo apenada.

Rocío da gracias que esta situación no la vivió con su hijo presente: “Minutos antes que esto pasara yo le había entregado el niño a su papá” empieza diciendo y sigue: “Me senté con mi amiga en la puerta de casa y a los minutos, de la nada esta chica me vino por atrás y me empezó a apuñalar. Largue un par de manotazos, pero no sirvió de nada” contó.

Ella está segura de que no conoce a la atacante -ahora prófuga- y tampoco al hombre que estaba con ella. Jura ante todos que no sabe nada de ellos y que “nunca los vio en su vida”.

“Supe que al muchacho lo atraparon, pero a las horas lo soltaron, y de ella no saben nada, es como si la tierra se la hubiera chupado”, expresó sobre cómo está investigación policial.

Roció está desempleada y tiene solo la ayuda de sus amiga y familiares. Está triste y no sabe qué hacer: “Siento que las personas les cuesta mirarme y es muy raro”.

Y finalizó con una terrible frase: “Yo he zafado, pero puede pasarle a otra persona y terminar mucho peor”.

Comentarios