Para no dormir

El misterioso caso de un avión desaparecido donde viajaba un sanjuanino dio un giro inesperado

Hace 55 años, una aeronave argentina se perdió entre la selva de Costa Rica y el Mar Caribe con 68 militares. Entre estos un sanjuanino. Nunca se encontraron los restos, ni los cadáveres, pero ahora apareció una hipótesis que podría arrojar luz al extraño caso.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 14:01

Es uno de los casos con más interrogantes en el mundo entero. Una avión militar con 68 tripulantes desapareció sin dejar rastros en 1965 entre la selva de Costa Rica y el Mar del Caribe. Entre los cadetes que iban a bordo estaba el sanjuanino Ricardo Augusto Roque Guzzo, que era oriundo de Iglesia, y al igual que sus camaradas, jamás pudo regresar. Pasaron 55 años de la tragedia aérea, pero hasta la fecha nunca encontraron los cuerpos o los restos de la nave. Y hoy un halo de luz comenzó a iluminar una posible hipótesis a los familiares que esperan respuestas. Es que, según informa el diario Los Andes, la empresa Missin.aero (especializada en búsqueda de aviones extraviados) detectó con sus radares 7 “anomalías”. Y no fue en la zona del Caribe, sino que los rastros fueron hallados en uno de los sectores de la Cordillera de Talamanca, también en Costa Rica.

Aunque la expedición que partió recientemente para explorar el lugar señalado, que según los radares abarca 200 metros cuadrados, debió regresar porque las intensas lluvias impidieron el acceso, ya fue confirmado que regresará en septiembre, en coincidencia con la época seca.

Cabe recordar que, entre 2008 y 2013, la Fuerza Aérea Argentina organizó 5 operativos de búsqueda que permitieran, por lo menos, dar con algún rastro o pertenencia de los tripulantes. Y luego los operativos se reanudaron, de forma más esporádica; incluso hasta 2019 (en 2020 no se llevó adelante por la pandemia de coronavirus). Pero nunca llegaron a ninguna certeza.

¿Cuándo sucedió la tragedia? 

El Tango Charles 48 despegó el 3 de noviembre de 1965 de la base estadounidense de Howard, en Panamá, con destino a El Salvador, y con 69 oficiales en su interior. Llevaba cadetes egresados de la Escuela de Aviación Militar. Transcurridos 30 o 40 minutos después de despegar, el piloto informó un incendio en uno de los motores y avisó al control de San José en Costa Rica que se dirigirán allí; nunca llegó, y el avión permanece desaparecido, siendo considerado el mayor misterio de la aviación argentina.  Todos los cadetes, miembros de la tripulación y pasajeros se los dio por muertos. 

Dentro de esos tripulantes estaba el sanjuanino Ricardo Augusto Roque Guzzo, que tenía 24 años cuando partió en aquel trágico vuelo. Era iglesiano y se encontraba en Mendoza, la provincia de origen de sus padres, por trabajo. Inició sus estudios en la Escuela de Aviación Militar de Córdoba cuando cumplió tenía 20 años.

Ricardo Augusto Roque Guzzo.

¿Cómo fueron los hechos?

El TC-38 había salido desde Mendoza hacia Córdoba y de allí, hacia Costa Rica. Incluso el entonces presidente Arturo Umberto Illia, despidió a los tripulantes, antes de iniciar el viaje.

Pero el 3 de noviembre de 1965, el avión Douglas C-54 matrícula TC-48, bajo la conducción del Comandante Renato Felippa, con 68 personas a bordo, desapareció. Habían anunciado un incendio en un motor cuando volaba entre la base Howard de Panamá en dirección a El Salvador.

Ese mismo día, a la hora 21:15, la Secretaría de Aeronáutica emitió el primer comunicado argentino oficial, anunciando lo ocurrido.

Inmediatamente comenzó la búsqueda y cuatro días después la dieron por concluida y dieron por muertos a todos los tripulantes. Esto, después de haberse encontrado en el mar algunos chalecos salvavidas y un documento de uno de los cadetes. Pero al poco tiempo se supo que ese documento nunca había estado en el agua y que su dueño se lo había entregado a un compañero que iba en el otro avión.

Una investigación de Estados Unidos concluyó que el avión cayó al mar entre Panamá y Costa Rica, a 30 km de la costa. Pero para la Aviación Civil de Costa Rica y para los familiares, el aparato está en algún lugar de la selva.

En los primeros años se realizaron más de 23 expediciones a la selva y más de 50 vuelos en avionetas y helicópteros, pero nunca hubo resultados certeros.

Con información de Destino San Juan y TN. 

Más de

Comentarios