Juntas médicas

El 40% de los estatales sanjuaninos que solicitaron no ir a trabajar, tuvieron que ir igual

Desde la Dirección de Control aseguraron que muchos pidieron la dispensa por alguna enfermedad, pero luego la Junta Médica determinó que no cumplían con las condiciones.
viernes, 5 de marzo de 2021 · 08:00

Desde la Dirección de Control y Reconocimientos Médicos de Salud Pública, confirmaron que casi la mitad de las licencias médicas solicitadas por empleados estatales fueron rechazadas en el último tiempo.

Miguel Díaz Garay, director de mencionada dependencia explicó que “solo en diciembre y enero hemos realizado unas 150 juntas médicas principalmente con empleados de Salud Pública, pero también con Ministerio de Gobierno, Hacienda y otros tantos”. Y agregó que “de ese total, fueron rechazadas entre el 40 y el 50% de las solicitudes de dispensa".

El funcionario además contó que la mayoría de los solicitantes fueron empleados de Salud Pública, pero también hubo muchos trabajadores del Servicio Penitenciario que iniciaron un expediente. “El año pasado, por citar un ejemplo recibimos varios pedidos de dispensa por problemas psicológico y un poco menos del 50 por ciento no cumplían las condiciones y fueron denegados”, afirmó.

Existe un decreto, cuyo número es el 0033 de julio del 2020, con varios artículos donde se establece quiénes son las personas que tienen derecho a acceder a la dispensa, igualmente la norma aclara que el mismo trabajador tiene la posibilidad de ir a trabajar si así lo expresa. De esta manera, el estatal podrá cumplir funciones siempre y cuando no tenga una comorbilidad. 

Quienes pueden solicitar este recurso son las personas de sesenta años o más, las embarazadas, los pacientes con enfermedad autoinmune (lupus por ejemplo) en tratamiento con inmunosupresores (medicamentos para su tratamiento) en los últimos tres meses; personas con diabetes Tipo 1 o Tipo 2 que requiera insulina, personas con insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatías o cardiopatías congénitas. Así mismo incluye a trasplantados; personas con patología oncohematológica con tratamiento en los últimos 12 meses; personas con un tumor de órgano sólido en tratamiento; pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), como enfisema congénito, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, fibrosis quísticas y asma moderado o severo;

La dispensa también es para personas con VIH o que padecen hipertensión arterial con complicaciones adicionales como: cardiovasculares, infarto agudo del miocardio, insuficiencia cardíaca, insuficiencia coronaria, accidente cerebrovascular o insuficiencia renal.

“El tema es que uno después tiene que argumentar lo que dice tener, y en esto somos muy rigurosos. Después si la junta dice que no tiene lo que esa persona asegura, solo se rechaza la dispensa; y con el tema administrativo resuelve cada ministerio”, concluyó Díaz Garay.

Por otro lado, con el inicio de clases en formato presencial, hay cada vez más docentes que solicitan una dispensa. Pero de momento no hay números establecidos de los casos que fueron confirmados y denegados por la junta médica.

Más de

Comentarios

Otras Noticias