un poco de humor

Capturó lo más bizarro de San Juan y lo convirtió en divertidas ilustraciones

Un artista local le puso imagen a los virales que nos hacen reír. Personajes emblemáticos y frases célebres de los sanjuaninos son parte de una novedosa expresión cultural.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 13:00

No importa donde exponga su trabajo, casi siempre produce el mismo efecto en el público que pasa por su stand, observa sus ilustraciones y se le dibuja una sonrisa en el rostro. Es que las creaciones de un artista local provocan algo en la gente, ya que no sólo se valen del humor sino que representan una identidad propia y sucede que, si uno no fuera sanjuanino, le costaría entenderlas del todo. 

Inspirado en personajes que sólo por estas latitudes se conocen como así también en los virales que causaron sensación, 'Lulito' encontró una forma de darles vida a través de la imagen. Con forma de stickers, el estudiante de Artes Visuales de 26 años logró que su innovadora propuesta sea comercializada y bastante requerida entre quienes lo descubren y quedan encantados por su excéntrico catálogo. 

"Todo está ambientado en una identidad sanjuanina", señala Luciano Mancinelli, quien prefiere ser llamado como lo bautizó su abuela Pocha, Lulito. El talentoso dibujante cuenta que su incursión en el proyecto inició en 2019 cuando sintió la necesidad de mostrar lo que hacía. "Tenía compañeros en la facultad que exponían en galerías y yo tenía mis ilustraciones en mis cuadernos. Entonces pensé que lo mejor que podía hacer era crear stickers para que no se quedaran en un solo lugar y que fueran una especie de arte portátil", comenta. 

Según sostiene el protagonista, un sticker comunica y tiene un mensaje fuerte que puede ser llevado a todos lados y fue por eso que eligió esa forma de representación. Sobre el contenido de sus creaciones, quizás fue la necesidad de conectar con sus raíces lo que le encendió la lámpara, ya que recuerda que después de haber vivido muchos años en Mendoza regresó a la provincia y descubrió que, si bien habían artistas con gran talento, ninguno de ellos reflejaba cosas de San Juan. 

A partir de esa revelación, el artista que usa una paleta de colores pasteles para realizar sus trabajos cuenta que empezó a estar con las antenas paradas para alimentar su creatividad. Fue así que, despojado de cualquier tipo de prejuicio, lo primero que dibujó fueron frases típicas de los sanjuaninos, como "neño", "tonto cualiao" y "la calor". "Entendí que teníamos una identidad en esas expresiones, pero no se representaba de forma estética y visual", reconoce quien fue de menor a mayor. 

Aunque al principio arrancó con algunas dudas, poco a poco se fue soltando y fue una figura de la fauna sanjuanina la que le resultó clave para su proceso de creación. "Fue Ángela Vallejo la que me inspiró. Para mí, la Reina Suprema del Sol es ella, no hay otra", asegura el artista que aclara que usó su imagen siempre con respeto y hasta con cierta admiración. "Lamentablemente, por mostrarse como era, fue blanco del bulliying. Pero le pese a quien le pese, la loca es un ícono en San Juan. Todo el mundo sabe quién es", agrega. 

El otro personaje que resultó fuente de inspiración -dice- fue Danielito, el famoso vendedor de pochoclos. "Lo dibujé, le hice una remera con pochoclos que decía 'llegó la alegría'", detalla el dibujante que con el paso del tiempo fue encontrando más personajes sanjuaninos como el ingeniero Mattar, que salió a protestar en tanga y con un maletín por la Plaza 25 de Mayo. 

Al mismo tiempo, comenzaron a viralizarse audios sanjuaninos y, por supuesto, él los aprovechó al máximo. En ese sentido, admite que él mismo se vio sorprendido por la cantidad de musas que aparecieron de repente. Así, audios como el de Mateo (Hola, Juan Carlos.. Cómo estás, chupapi...) y el de Cristian y el Berruga se transformaron en divertidas ilustraciones. "Fue como darle una imagen a eso que era tan viral o que lo fue, pero que era sólo sonido", describe el joven que admite que no conoce en persona a ninguna de sus musas y que aprovecha el momento para decir que le gustaría contactarlos. 

El dibujante que explica que su repertorio escapa a los colores saturados y que opta por los más claros recuerda que aunque se moría de la vergüenza comenzó a ofrecer sus stickers en la facultad a otros estudiantes. "Al principio, me compraban un sticker y llegaba a mi casa y hacía diez más. Me motivaba a seguir, ya que veía que a la gente le gustaba", relata el rawsino que realizó sus primeras ilustraciones con el mouse de la computadora. 

Después de desarrollar su potencial durante horas y de poner en vidriera lo suyo, a través de las redes sociales, el trabajo dio su fruto y pudo dar el gran salto a las ferias. Dijo presente dos veces en el San Juan Diseña, quizás la más importante para impulsar su emprendimiento, y este último fin de semana debutó en la Feria del Libro de Rawson.  

Conformando el colectivo de artistas locales que cada vez sorprende con los talentos que hay dentro de la provincia, Lulito que comenzó a dar clases en el Conte Grand se afianza en el espacio que él mismo creó. En el último año de la carrera, confiesa que quiere seguir innovando y, con esa impronta, ya lanzó su propia línea de cartucheras y de remeras estampadas. Ahora, su actual proyecto se centra en las cartas de tarot. 

Acorde manifiesta, San Juan, sus costumbres y el humor que ronda todo el tiempo ofrecen todo un mundo para explorar y es por ello que advierte que lo seguirá haciendo, por lo que concluye: "Lo que nos identifica debería ser tomado con orgullo por nosotros".  

 

 

Comentarios