Triste historia

El drama de dos hermanitas sanjuaninas abandonadas por su mamá que viven en la pobreza

Las menores de 12 y 16 fueron abandonadas por su madre y ahora viven con su padre, que no puede afrontar las necesidades de sus hijas por graves problemas económicos. La más chica no puede ni estudiar porque no tiene anteojos y su papá no se los puede conseguir. Por Pablo Amado.
lunes, 15 de abril de 2019 · 21:20

En el interior del Barrio de la Rioja Chica en Capital vive  una familia con una historia desesperante. La madre del hogar se fue hace un tiempo de su casa por otro hombre y dejó un grupo familiar que hoy enfrenta varias dificultades a la hora de solventar las principales necesidades. Tiempo de San Juan pudo acceder a dialogar con Roberto Peña, quien es el padre de las menores de 12 y 16 años que viven en situación de pobreza. “Tengo un mal pasar, pero mi pedido es para la chiquita que le hacen falta unos lentes para la escuela. Ella va pero con mucha dificultad, no ve bien las letras del pizarrón, lo necesita si o si para poder desempeñarse porque así la cosa es muy complicada”.

El interior de la vivienda en la Rioja Chica.

Roberto trabaja como herrero en su casa, en la elaboración de cuchillos “esto me alcanza para pagar el pique y alguna que otra cosa importante, pero los lentes nuevos cuestan 5000 pesos que lamentablemente no tengo”.  La menor de 12 años se encuentra cursando el 5to año de la secundaria en la Escuela Belgrano de Capital. Y a pesar de las dificultades no quiere perderse un solo día de clases. El hecho de que su madre las abandonara es un tema que por supuesto no terminó de cicatrizar, pero según el padre de la familia “se están desempeñando bien, yo nunca las dejo de lado, por eso necesariamente a veces tengo que pedir ayuda para que tengan lo necesario”. Estos pedidos competen directamente a los vecinos que ayudan con lo que pueden en cuanto a mercadería y compartir algún alimento cuando lo tienen. La menor asiste al merendero de la zona, pero últimamente no fue porque no podía sumarse a los talles de dibujo que hay. Los motivos son la falta de vista que tiene por un astigmatismo que le condiciona la visión de manera borrosa. Además, en este caso el astigmatismo está acompañado  por una leve miopía que no le permite ver objetos de cerca.

Roberto Peña (Herrero y padre de las menores de 12 y 16 años).

“Yo podría conseguir el dinero en un lapso de tiempo, pero ella las necesita con urgencia” afirma Roberto con resignación sobre su actual situación económica.  Y agrega que “uno como todo padre trata de darle lo mejor a los hijos, y es decepcionante no poder darle lo inmediato. Sé que no soy el único, que todo el país está igual, y por eso no pido que me regalen nada, sino que me den la oportunidad de poder acceder a un crédito que me permita ir pagándolo de a poco”.

Al mismo tiempo sostiene que “trabajo de lunes a lunes, ni siquiera descanso los domingos, porque día que no trabajo día que no como. En mi trabajo somos pocos, los que sabemos de herrería artesanal pero me ve visto obligado a vender mucho más barato de lo que sale, por ejemplo un cuchillo que antes se lo vendía a 1500 pesos ahora lo tengo que vender en la mitad”.

Galería de fotos

Comentarios