UCCuyo

Investigan en San Juan con cannabinoides para el tratamiento de la hipertensión

El Dr. Diego Kassuha, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Químicas de la Facultad de Ciencias Químicas y Tecnológicas de la UCCuyo, realizó una ponencia sobre el tema.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 08:15

En el mundo entero avanzan las investigaciones sobre el uso de cannabinoides en la salud humana y San Juan no es la excepción. Los cannabinoides son sustancias químicas que en una persona tienen efectos similares a los producidos por la planta Cannabis Sativa L, y expertos de la Universidad Católica de Cuyo estudian su potencial efecto terapéutico en la hipertensión arterial.

El Dr. Diego Kassuha, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Químicas, de la Facultad de Ciencias Químicas y Tecnológicas de la UCCuyo, realizó una ponencia sobre el tema “Nanopartículas de anandamida/policaprolactona y su potencial efecto terapéutico en la hipertensión arterial” en el marco del 1º Encuentro Conjunto de la 5º Reunión Internacional de Ciencias Farmacéuticas (RICIFa) y de la 50º Reunión Anual de la Sociedad Argentina de Farmacología Experimental (SAFE).

Su trabajo deja abierto un enfoque en el desarrollo de nuevas terapias antihipertensivas con la utilización de nanotecnología para la liberación controlada y localizada de cannabinoides.

“Los cannabinoides de origen natural o sintético tienen un potencial interesante como fármacos para el tratamiento de diversas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares como la hipertensión arterial (HTA). Sin embargo, en la práctica existen pocas aplicaciones dado que presentan algunas propiedades desfavorables y sus conocidos efectos adversos a nivel del sistema nervioso central”, explicó Kassuha.

Por eso, el uso de la nanotecnología es una alternativa para superar estos problemas relacionados a propiedades fisicoquímicas desfavorables, para evitar o restringir la llegada de estos compuestos al sistema nervioso.

El equipo de profesionales que dirige Kassuha pudo demostrar que la anandamida (AEA) es un compuesto que actúa sobre el sistema de endocannabinoides y muestra un efecto diurético mediante el aumento de óxido nítrico (NO) provocando un incremento de la excreción de sodio por orina, que arrastra también agua y determina una consecuente disminución de la presión arterial.

“Nos propusimos encapsular este fármaco en nanopartículas poliméricas utilizando un polímero biocompatible y biodegradable como la policaprolactona con el fin de mejorar la solubilidad, estabilidad y lograr una buena interacción entre el fármaco y el polímero para que se minimice la llegada del primero al sistema nervioso”, dijo el investigador.

 

Las nanopartículas obtenidas demostraron permanecer estables hasta 120 días en condiciones de hasta 60 º C. Además, en cultivos de células renales aumentaron los niveles de óxido nítrico y la expresión de la enzima encargada de su síntesis (iNOS) como también un efecto inhibitorio sobre las proteínas que evitan la eliminación renal de sodio.

 

El siguiente paso de la investigación consiste en trabajar con animales de experimentación que son espontáneamente hipertensos para evaluar la actividad farmacológica de estas nanopartículas in vivo y determinar la cantidad de AEA en sangre y su llegada al sistema nervioso.

 

Comentarios