Para emocionarse

El asombroso cauceterito que todo lo puede

La vida de superación de Mariano Tello llega al corazón y trasciende las fronteras del departamento del Este. Mirá su historia.
miércoles, 13 de diciembre de 2017 · 16:00

Una historia grande es la del pequeño Mariano Tello, un cauceterito al que le cuesta caminar pero logra dar grandes pasos y parece no tener límites. Hoy se convirtió en el abanderado de la escuela Presbítero Mariano Ianelli, llenando de orgullo no sólo a sus padres sino también a toda la comunidad.

La historia de este nene de 11 años trasciende fronteras porque es de superación y de mucho, pero mucho esfuerzo. Para portar la bandera, le hicieron un dispositivo especial en el andador que usa para caminar y todos lo aplaudieron muy fuerte al recibir la enseña patria, lugar que ganó con un promedio de 9,82.  

Nacido en una familia humilde, Mariano llegó al mundo con problemas motores. “Durante el embarazo todo fue normal pero un pico de presión a mi mujer le generó que el bebé saliera un mes antes por cesárea y le afectó lo neurológico, estuvo sin respirar. Por suerte es la parte motora porque podría haber sido peor. A partir de ahí, desde que nació empezó un tratamiento y ahora se maneja en un caminador”, contó Jacobo, quien además de ser padre de Mariano, tiene a Agostina de 5 años en su matrimonio con Melisa Torres.

No fue fácil lidiar con lo que presentaba Mariano. Estuvo sin caminar sus primeros años, tuvo que atravesar varias operaciones en el Garrahan, en el Fleming y en la provincia de Córdoba. Mientras otros chicos jugaban tranquilos en sus casas, Mariano tuvo que sufrir innombrables dolores y pasar duros postoperatorios, ponerle toda la energía a intensas rehabilitaciones y tratar de entender a su corta edad por qué le costaba tanto la vida siendo tan sólo un niño. Con gran entereza hoy camina con andador.  “Tiene la ayuda de un acompañante para los traslados pero una vez que se sienta en el pupitre se maneja solo”, dijo el papá. Así, parado, recibió su primera comunión. Y esta siesta recibió la bandera por ser el más inteligente de la escuela. El día que se enteraron de que iba a ser abanderado, hicieron una fiesta en la casa con pancartas y globos, por la gran hazaña de Marianito.

“Es muy estudioso, muy alegre, es muy canchero y siempre sobresale. Están muy contentos con sus logros todos, en la escuela los directivos también porque es importante e histórico”, apuntó el papá. La escuela fue un  pilar importante para Mariano. “Recién a los 4 años pudo usar el caminador, antes lo íbamos acompañando, hasta que entró al jardín y le favoreció un montón. Hoy juega  mucho a la pelota, tiene los primos y los amigos de la cuadra, es muy positivo, se integra con los chicos y lo acompañan mucho”, contó Jacobo que con su familia vive en el barrio Ruta 20 desde que nació el nene.  

La emocionante historia de Mariano no termina ahí. Es una familia especial porque sus dos padres son policías. Melisa (33) es cabo en la Comisaría Novena y Jacobo (37)  es oficial inspector, y es un destacado policía de la Comunal en Caucete. Jaboco concluye contando que “mi hijo está muy contento, es muy lindo, me decía ‘papá todos me preguntan de vos’ y yo le decía que lo mismo me pasa a mí, me dice que soy su orgullo y yo le digo que él es el mío. Le digo que siempre hay que trabajar con honestidad”.

Comentarios