repercusiones

Separan en San Juan al cura acusado en el Newman de inconducta con alumnos

Es el padre Luis Lenzi hace más de 10 años trabaja en la comunidad dominica de San Juan.
martes, 07 de noviembre de 2017 · 21:40

El colegio al que asistió el presidente Macri y gran parte de su entono, el prestigioso Cardenal Newman, separó de sus tareas pastorales al Fray Luis Lenzi, por “inconducta” con los alumnos del establecimiento.

Tras la decisión del colegio porteño, la comunidad dominica de San Juan hizo lo propio, suspendiendo en sus funciones al cura, que hace más de 10 años que trabaja en la Provincia.

El director general del colegio, Luis Olivero, señaló a medios porteños que "siete personas del colegio lo vieron en diferentes situaciones cometiendo imprudencias con los chicos y por eso decidimos aplicar el protocolo que tenemos para estos casos”. Se refería al protocolo para lidiar con situaciones de abuso y que incluye la convocatoria de dos psicólogos e informar a la comisión directiva del colegio.

"Luego de haber tomado conocimiento de situaciones irregulares que tuvieron lugar en espacios abiertos y que fueron advertidas por personal del colegio, se ha decidido su apartamiento", dice el comunicado.

La repercusión en San Juan fue inmediata y la comunidad dominica emitió un comunicado en que precisa que “en cumplimiento de nuestras propias normas fray Luis Lenzi ha sido apartado preventivamente de toda tarea pastoral en relación con menores”.

“Valoramos positivamente que las autoridades del colegio hayan actuado con prontitud, poniendo en primer lugar el cuidado de sus alumnos. Las tristes experiencias vividas en toda la Iglesia nos han enseñado que hay que evitar incluso aquellas actitudes que se puedan prestar a una mala interpretación y puedan poner en riesgo nuestra vida religiosa y la credibilidad de nuestro ministerio”, concluyen.

Lenzi en San Juan

Fuentes cercanas a la comunidad dominica y al cura Lenzi dijeron a Tiempo de San Juan que “el va a Buenos Aires cada 2 o 3 meses”.

“Es un tipo muy cercano, muy de embromar con los chicos. Él no coincidía con el perfil del Newman”, arriesgaron.

“No hay denuncias, los mismos padres pidieron, según una nota de La Nación, que la sanción sea revisada. De lo que se le acusa (inconducta y no seguir protocolos) son todos rumores. Hay muchos profesores de acá a los que no le ha parecido bien la decisión que se tomó”, señalaron.

Buscando la palabra del sacerdote, las fuentes aseguraron que “el tipo no quiere hablar con nadie, esta tirado en la cama, porque le han pegado mucho, es un tipo grande, de más de 60 años. Si haces una encuesta acá con los chicos del Santo Domingo lo quieren todos”, concluyeron.