En el concierto de Estrella

El represor Olivera tocó el piano en el concierto de Miguel Estrella en el Penal

Pidió él mismo la oportunidad de sentarse ente el teclado y Estrella lo autorizó. Fijate lo que dijo antes de tocar La Cumparsita.
martes, 10 de octubre de 2017 · 15:47

Después de que el pianista y Embajador vitalicio por los Derechos Humanos, Miguel Ángel Estrella, contara ante 47 reclusos en el Penal de Chimbas que él mismo estuvo preso y durante la última dictadura militar y hasta dio detalles sobre cómo lo habían torturado, el represor Jorge Olivera pidió tocar el piano y Estrella accedió.

Olivera está preso en Chimbas condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, sentencia del 4 de julio de 2013 del Tribunal Oral Federal de San Juan. Había logrado escapar en julio de 2013 y fue recapturado en febrero de 2017.

“…Debemos estar siempre unidos y con un solo grito en el corazón que es el grito de patria y creo que esa es la bandera que debemos llevar siempre adelante. Muchas cosas han ocurrido en el país, muchas van a ocurrir, muchas están por ocurrir, pero tenemos que pensar en el futuro, sin olvidar el pasado, tomar los malos ejemplos del pasado y los buenos ejemplos del pasado para construir una nueva Argentina”, dijo Olivera ya sentado ante el teclado. Tocó La Cumparsita y fue aplaudido por el auditorio.  

No aplaudió Diana Kurbán, quien durante el tiempo que tocó Olivera se tapó los oídos con las manos y quedó consternada. Kurbán fue presa política durante la última dictadura militar, al igual que Estrella, y fue querellante en el juicio por crímenes de lesa humanidad.

El flamante director del Servicio Penitenciario, Javier Figuerola, dijo que fue el mismo Olivera el que pidió tocar el piano y que accedieron a pasarle un papel escrito de puño y letra por el mismo Olivera. Estrella accedió. “Una ironía”, reconoció el Director.

Saludó primero al Maestro y contó a la audiencia (que no salía de su asombro) que él aprendió a tocar el piano a los 5 años y que había tocado en Francia y en Italia “aunque no profesionalmente, solo para amigos”.

 

Galería de fotos

Comentarios