Datos oficiales

En 12 años, hay un 12 % menos de trabajadores no registrados

Según la subsecretaría de Trabajo el empleo en negro bajó del 40 % al 28 %. Los jóvenes sin especialización y los adultos de más de 50 años son los sectores más vulnerables. Por Natalia Caballero.
miércoles, 13 de enero de 2016 · 08:15
Por Natalia Caballero
ncaballero@tiempodesanjuan.com

En el 2003 cada 10 trabajadores, 4 no estaban registrados. Doce años después las cifras cambiaron y ahora hay 2,8 empleados en negro cada 10. Las estadísticas son de la subsecretaría de Trabajo y fueron realizadas en base a la información recolectada por este organismo. Los números son alentadores para Roberto Correa Esbry, a cargo del área, pero factibles de mejorar. 

Los ámbitos que tienen un mayor índice de trabajo no registrado siguen siendo los mismos de los últimos años. Los trabajadores rurales, los obreros de la construcción y las empleadas domésticas son los más afectados por el trabajo no registrado. El comercio está en el cuarto puesto de trabajo en negro, pero para Correa Esbry, ha bajado mucho las contrataciones sin marco legal en este rubro en particular. 

Hay dos franjas etarias que son las más afectadas por el trabajo en negro y son los chicos menores de 25 años, que no han terminado el secundario y que carecen de algún tipo de especialización. El otro grupo sobre el cual pesa el estigma son los adultos de más de 50 años, a quienes les cuesta muchísimo encontrar un nicho en el mercado laboral. 

Estas cifras ubican a San Juan dentro de la media nacional de trabajo no registrado. En Buenos Aires se dan los índices más bajos, con un 17 % de trabajadores en negro, mientras que en Jujuy están los más altos con un 67 %. Cuyo es la segunda región después del Noroeste argentino en donde se detectó el porcentaje de empleados no registrados más alto del país.

¿Cómo se logró mejorar las estadísticas? Gracias a las denuncias realizadas por la gente, muchas de ellas anónimas y otro tanto, sindicales. Y también gracias a los controles de la condiciones de salubridad que se realizan en todos los rubros laborales. "Fiscalizando que todas las empresas tengan a sus trabajadores asegurados con ART se identificó al grueso de empleados sin registrar”, indicó el funcionario. 

En cuanto a los rubros que cumplen más con las normas legales a la hora de contratar personal, se encuentra en primer lugar la industria en general, pero en especial el minero-metalífero. 

Para ir generando mejores posibilidades, Correa Esbry aseguró que está en los planes de la Subsecretaría abrir una Agencia Provincial de Empleo, que brinde capacitación en forma constante a la población desempleada. Uno de los grandes desafíos será formar personal con oficios. 

Actualmente el área gubernamental tiene una bolsa de trabajo, en donde están anotadas aquellas personas que no tienen un trabajo estable. La idea es articular el trabajo con la Agencia Provincial de Empleo, para ir viendo cuáles son las mayores demandas del mercado y preparar a los desempleados para cubrir esa demanda laboral. 

Comentarios