madres solteras y divorciados

¿Hasta dónde están dispuestos a cambiar los sacerdotes en San Juan?

Respecto de bendecir uniones civiles de divorciados tres se manifestaron en contra y dos en duda. Por Natalia Caballero
sábado, 20 de septiembre de 2014 · 13:54
El domingo 14 de septiembre el Papa Francisco ofició los primeros matrimonios de su pontificado al casar a 20 parejas entre las que hubo una formada por Gabriella, una madre soltera quien se casó con Guido, un joven con un matrimonio anulado por el Tribunal Canónico. El caso generó una oleada de publicaciones en los medios de comunicación y un interrogante sobre otro tema de debate en el mundo católico: ¿Habrá una nueva apertura en la Iglesia para bendecir uniones civiles de divorciados? Tiempo de San Juan consultó a cinco sacerdotes sobre el tema y las respuestas fueron: casamiento para madres solteras sí pero bendición para uniones civiles de divorciados no, aunque dos de los religiosos consultados se mostraron menos ortodoxos respecto de este último punto. 
El padre José Juan García aseguró que es común en la Provincia que las madres solteras reciban el sacramento del matrimonio. "Es una práctica que venimos haciendo desde mucho tiempo en San Juan, al igual que bautizar los hijos de madres solteras y darles la posibilidad de que hagan la comunión y la confirmación. El Santo Padre lo hizo de manera ejemplar”, manifestó el sacerdote, quien dijo haber bautizado y casado a cientos de madres solteras e hijos de estas mamás. Con respecto a la bendición a uniones civiles de divorciados, se mostró en contra y señaló: "No se pueden bendecir este tipo de uniones civiles, no está permitido”. 
 El padre Rómulo Cámpora se mostró a favor del casamiento de madres solteras pero con respecto a la bendición de uniones civiles de divorciados su postura es de total oposición. "Una mamá soltera que se casa con un hombre viudo o soltero le da una familia a ese hijo, le da una figura paterna y es importante que la mujer no prive al niño de tener un padre”, explicó. Cámpora aseguró que todos los sábados casan madres solteras y concubinos y que incluso los hijos de la pareja son los que suelen llevar los anillos. Al casamiento de concubinos se lo denomina regularización de matrimonio. 
Sobre la bendición a uniones civiles de divorciados el padre le pegó duro y calificó como un acto de injusticia una bendición de esta naturaleza. "No puedo bendecir un acto escandaloso e injusto. Nunca la Iglesia va a abalar el concubinato, la infidelidad, ni la injusticia, es como si me piden que bendiga un asesinato o una violación. Hay mucha gente que está sufriendo por este tema pero tiene que primar el sentido común”, alegó.
El padre Francisco "Paquito” Martín siguió la línea de pensamiento de Cámpora. Para el padre Paquito no debe haber bendición ni ningún rito para los divorciados. "No pueden pedir el templo para una bendición, está prohibido, es como convalidar la no defensa del matrimonio. Viene mucha gente ha pedirlo pero no se puede”, señaló. Sobre el casamiento de madres solteras, el padre manifestó que desde hace años casa a mamás solteras y que no es novedoso en el mundo católico porque "no se condena a la mujer que tuvo un hijo de soltera”.
El padre Pepe Fuentes es uno de los sacerdotes que ha protagonizado más regularizaciones de matrimonio en San Juan. El sacerdote casó en La Rinconada a más de 20 parejas compuestas por madres solteras que encontraron un hombre  con quien rehacer su vida o parejas que convivían desde hacía muchos años pero que por diversos motivos no se habían casado por Iglesia. "Una mamá soltera que encuentra a alguien que la acepte y que la ame no tiene obstáculos para casarse por Iglesia”, señaló.
 Respecto de la bendición a uniones civiles de divorciados, el padre Fuentes fue un poco más abierto. "No está permitido bendecir uniones civiles de divorciados, veremos qué pasará en el futuro en la Iglesia. Hay que pedirle al Espíritu Santo que nos dé claridad pero ante todo está la misericordia”, dijo. 
El padre Ricardo Doña coincidió con sus otros pares al asegurar que es una práctica común de la Iglesia casar a madres solteras y que constantemente celebran casamientos de este tipo. Doña contó que el 50 % de las parejas que pasan por el altar son concubinos, quienes deciden regularizar su situación después de años.
Sobre los divorciados, el sacerdote fue el único que dijo bendecir en forma privada los anillos de uniones civiles de parejas divorciadas, nunca públicamente "para no confundir a la gente”, concluyó. 
((Dato))
El dato
Pasaron 14 años desde el último matrimonio público celebrado por un Papa en San Pedro. Lo hizo Juan Pablo II, en ocasión del Jubileo de las Familias, en el año 2000. Antes, en octubre de 1994, Karol Wojtyla había celebrado otros matrimonios en forma grupal. El Papa polaco ya había acompañado al altar a otras parejas en ceremonias privadas.


¿Qué opinan los sacerdotes de la bendición de uniones civiles de divorciados?

JOSÉ JUAN GARCÍA
"No se pueden bendecir este tipo de uniones civiles, no está permitido”
ROMULO CAMPORA
"No puedo bendecir un acto escandaloso e injusto. Nunca la Iglesia va a abalar el concubinato”
FRANCISCO MARTÍN
"Está prohibido, es como convalidar la no defensa del matrimonio”
PEPE FUENTES
"Hay que pedirle al Espíritu Santo que nos dé claridad pero ante todo está la misericordia”
RICARDO DOÑA
"En forma privada he bendecido los anillos de parejas de divorciados que se han casado”