Iniciativa oficial

San Juan pedirá a Harvard los fósiles de Ischigualasto

Lo anunció el Gobernador. Se trata de restos encontrados en el parque en la década del ‘50 y llevados a esa universidad de EEUU donde se encuentran hoy. Hay un antecedente del mismo pedido a la reconocida universidad desde Venezuela. Por Viviana Pastor.
miércoles, 14 de mayo de 2014 · 08:52

Por Viviana Pastor

En una iniciativa inédita e histórica para la provincia, San Juan pedirá a Harvard, la prestigiosa universidad de Estados Unidos, que devuelva los fósiles de dinosaurios encontrados en Ischigualasto y llevados a ese país. 

Lo anunció el gobernador José Luis Gioja, hace algunos días, cuando se presentó el proyecto del museo paleontológico, en construcción, y el centro de interpretación William Sill, este último en el mismo Parque Provincial. “Vamos a iniciar gestiones ante la universidad de Harvard para que devuelva el material paleontológico que profesionales de esa institución se llevaron del parque Ischigualasto apenas se supo de su existencia y del valor de sus recursos, en 1958”, dijo Gioja.

El fósil al que hacía mención el Gobernador es el cráneo de un Rhynchosaur, descubierto en 1958 por la Harvard Paleontologic Expedition, que dirigía Alfred Romer.

En el imaginario de los sanjuaninos existe la idea del “saqueo” que las expediciones de arqueólogos norteamericanos hicieron en el parque triásico, ya que fueron uno de los primeros grupos de profesionales en investigar el lugar.

William Sill, de la universidad de Yale y quien eligió quedarse en San Juan para seguir investigando, documentó que “el primer día de exploración se dieron cuenta de la riqueza paleontológica de Ischigualasto. En su informe Romer lo describe así: ‘Cada paleontólogo sueña con encontrar, algún día, un yacimiento virgen cubierto con cráneos y esqueletos. Casi nunca se realiza este sueño. Para nuestro asombro y felicidad el sueño se cumplió para nosotros en Ischigualasto’”. Sill era alumno de Romer y con dos de las primeras piezas encontradas realizó su tesis.

Que los fósiles salieron destino a Harvard es seguro. Está documentado por ‘paleonerdish’. “En abril de 1958, después de una expedición de 6 meses en la provincia de Mendoza con resultados negativos, Alfred Romer llegó a Ischigualasto por primera vez. Él encontró un cráneo Rhynchosaur al día siguiente y otros hallazgos fósiles fueron reportados por cada miembro de la tripulación. El 14 de mayo, Romer escribió en su cuaderno de campo: ‘más y más fósiles que entran todos los días en bloques y paquetes’.

En el mismo año, pero pocos meses después de la expedición de Romer, la Universidad de Tucumán envió un equipo dirigido por Osvaldo Reig y José Bonaparte. El primer cráneo y el esqueleto de Herrerasaurus fueron descubiertos por Romer en 1958, antes de Victorino Herrera. Pero los fósiles de la expedición de Romer fueron confiscados durante dos años en el puerto de Buenos Aires y cuando por fin llegó a la Universidad de Harvard, se dejaron de lado”.

La idea del rescate

La arqueóloga Carina Colombi, del Museo de Ciencias Naturales y del Instituto de Investigaciones Arqueológicas de la UNSJ, estuvo en Harvard y se enteró  que iban a cerrar el área de Paleontología, que es donde aún conservan restos fósiles de Ischigualasto. Cuando lo comentó al resto del equipo, Oscar Alcober y Ricardo Martínez, surgió la idea de pedirles que devuelvan los fósiles a la provincia donde pertenecen.

Alcober le comentó la idea el Gobernador, éste la asumió de inmediato y lo anunció hace pocos días. “Estamos dando los primeros pasos, pero será un proceso largo y difícil. No es fácil llegar a las autoridades de Harvard, así que primero haremos contactos con terceros y cuando podamos llegar a la persona indicada viajaremos a hablar personalmente para llegar a un acuerdo de palabra. Después de eso se dará paso a la Embajada para proceder con las cuestiones diplomáticas necesarias”, dijo Alcober.

Sobre los fósiles que se llevó Romer, Alcober dijo que eran varias piezas, “no menos de 30 o 40, de las cuales no se sabe nada, nada de eso se publicó, ese material nunca llegó a ver la luz, sólo se publicaron dos piezas que eran con las que Sill hizo su tesis. No se sabe lo que puede haber en Harvard”.

El arqueólogo agregó que esas piezas “tienen más valor histórico que científico para San Juan, porque se trata de los primeros fósiles encontrados en Ischigualasto”.

Otra vez Sarmiento

Según los documentos que dejó Sill, el comienzo de la exploración geológica que termina con el descubrimiento de Ischigualasto se debe a Domingo Faustino Sarmiento. Es que en 1870, siendo presidente de la Nación, Sarmiento logró que el Congreso sancione la Ley Nº 448  "Premio al descubridor de una mina de carbón de piedra", que ofrecía 25.000 pesos fuertes para ayudar la explotación comercial de los yacimientos de carbón, con el propósito de adelantar el progreso de los ferrocarriles en el país.

Con este estímulo, la exploración geológica empezó a examinar los sedimentos no metalíferos. Cuatro años después el geólogo Steizner hizo la travesía de Jáchal a Patquía registrando la geología de los sedimentos. Más adelante se descubrieron los mantos de carbón en los sedimentos que después se conocerán como la formación Los Rastros. Fue muy difícil trabajar en la zona porque no había ni agua ni pasto para los animales, contaba Sill.


El Museo de Harvard devolvió el fósil de tortuga gigante encontrada en Venezuela, luego de
negociaciones realizadas el Museo de Ciencias logró comprometer a las instituciones para la restitución del ejemplar Stupendemys Geographicus.

Comentarios