Pepe de la Colina

La voz de la radio

Hoy se celebra el Día del Locutor y uno de los estandartes del mundo de los micrófonos sanjuaninos contó cómo surgió su amor por el arte de hablar bien.
martes, 3 de julio de 2012 · 08:08

La relación entre José “Pepe” de la Colina y el micrófono comenzó como una travesura de niño.
 “Mi mamá no me dejaba salir a jugar a la calle en la hora de la siesta, quería que durmiera. Como a esa edad no tenía sueño debía hacer algo con el tiempo que tenía y por eso jugaba a la radio. Prendía el aparato en el dormitorio, que en aquel tiempo era a válvula o lámpara (como se las solía llamar); y con los diarios y revistas que tenía a mano, leía e imita la voz de los locutores, usaba la música como cortina y jugaba con el volumen”, recordó con picardía Pepe.

A los 13 años comenzó a estudiar actuación en el elenco de la arquitecta Carmen de Renard, allí aprendió a impostar la voz, técnica que hace que el sonido de las palabras tenga mayor fuerza y alcance. Años después, en 1977, tuvo su primera oportunidad en la amplitud modulada en el programa de radio “La escoba”, conducido por Guillermo Barrena Guzmán, en Radio Colón. Allí su participación se acotaba a comentar las películas que se exhibían en San Juan.

En los ’80 ingresó al departamento de Ciencias de la Comunicación, allí su profesora de Locución, Lidia Gómez Brun, lo incentivó a presentar un proyecto en Radio Nacional. En ese momento, Pepe llevaba muchos años trabajando como fotógrafo y se le ocurrió hacer un programa que hable sobre la técnica de sacar fotos, de esta forma en el ’81 surgió “Luz, cámara y sonido”.

Después siguieron innumerables programas, y en 1984 Canal 8 lo convocó para conducir “Made in San Juan” y ser la voz oficial del canal, lo que lo catapultó definitivamente a la fama. Pero además, en ese momento trabajaba en Radio Sarmiento y Radio Nacional.

En el año 2001 decidió fundar su propia FM, compró los permisos de frecuencia y fundó Radio Libre, en donde trabaja desde entonces. Pepe también armó su propia empresa multimedia desde donde creó revistas, películas, publicidades, siempre con su impronta personal que ya es marca registrada en la provincia.

Cronología

1958, nació Pepe en San Juan el 1 de abril
1977 Radio Colón, programa “Las Escoba”
1981 Radio Nacional, “Luz, cámara y sonido”
1982 Discoteca de Radio Nacional
1984 Radio Sarmiento, “Ronda Nocturna”
1985 Voz oficial de Canal 8 y Made in San Juan
          Radio Sarmiento, “Jugando con la música”
          y “Hola San Juan”
 2001 Crea Radio Libre

Una buena anécdota

A comienzos de los ’80, cuando Pepe trabajaba en un programa nocturno en Radio Nacional, debía grabar en la mañana el programa que se transmitía a las 21.00 porque no había operador en ese horario. En ese momento también trabajaba como fotógrafo de sociales y debía asistir a un casamiento en la iglesia de Desamparados.

Tomó un taxi desde su casa -con todo el equipo de camarógrafo- y en el vehículo el taxista estaba escuchando su programa. En ese momento, De la Colina se deleitó con la situación, en un momento había comenzado a sonar un tema de Julio Iglesias ‘póngalo un poquito más fuerte me encanta ese tema’, dijo el locutor unas cuadras antes de llegar a su destino.

“Es un programa que hace mucho tiempo vengo escuchando, no sé cómo se llama el locutor, habla bien y dice cosas interesantes” le dijo el taxista.

Pepe en ningún momento se había identificado como el locutor de quien hablaba. Se bajó con una impresión muy grata del auto y le surgió una duda que hasta el día de hoy sigue teniendo: “¿Le tendría que haber dicho que era yo?, prefiero quedarme con la intriga de que hubiera pasado en ese momento si me identificaba como aquel locutor del que hablaba”, finaliza Pepe.

Para futuros locutores

José de la Colina recomienda: “Siempre dije, porque me lo enseñaron mis profesores en la universidad, uno como comunicador social tiene que tener una especie de bolsa en la que permanentemente, día a día, debe ir ingresando información y vivencias. Debe leer revistas, diarios, ver televisión, hacer cursos, sentarse a escuchar a personas que saben sobre diversos temas, viajar. Porque en definitiva, el oyente te va a seguir porque se da cuenta que no estás leyendo desde la pantalla de internet, sino que estás hablando de vivencias personales. Es muy importante que nos llenemos interiormente de muchas cosas para luego entregarlas por el micrófono”.


Comentarios