Polémica en Tribunales

Un juez cruza a un camarista y a un ministro por la Policía

Es Guillermo Adárvez, del Juzgado de Instrucción N°3, quien hace una encendida defensa de la fuerza. Un camarista y el presidente de la Corte habían señalado casos impunes por los errores policiales. Por Gustavo Martínez.
lunes, 2 de julio de 2012 · 09:28

Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

“Si tengo que hablar por la experiencia obtenida en función de 13 años de trabajo con la Policía de San Juan, y en resultados formales y concretos, tengo que decir que sólo he declarado tres casos de nulidades, más no. Eso, en 13 años, con un ingreso de 1.500 causas por mes de turno, como ocurrió en abril último, con el 98 por ciento iniciadas en la Policía. Me parece que estamos hablando de un accionar policial ajustado a derecho”. Así, con números de su juzgado como respaldo, el juez Guillermo Adárvez, del Juzgado de Instrucción N°3, salió a realizar una encendida defensa pública de la Policía de San Juan y opinó en sentido contrario a lo que habían sostenido un camarista penal y el presidente de la Corte de Justicia.

En relación a que hay jueces de primera instancia que dicen que la Policía contamina las escenas del crimen por falta de preparación, el ministro Angel Medina Palá declaró: “Exacto, es verdad. Es difícil solucionarlo. Es una falencia que no sólo nosotros la tenemos. Hay que avanzar en la estructura de la Policía Judicial. Una cosa es la Policía Científica, destinada a la investigación del delito, que depende del Poder Judicial; y otra la Policía que tiene como objetivo la prevención, que depende del Ejecutivo”, dijo la máxima autoridad de la Justicia al semanario San Juan 8.

El juez Adárvez opinó que “hay vínculo entre las dos cosas. Le digo por qué, porque el objeto es uno mismo: el delito o la contravención. Entonces necesariamente va a tener que haber articulación entre las dos policías. Y entiendo que la va haber, por qué no. No se excluyen una con otra. Al delito hay que abordarlo en forma interdisciplinaria, una disciplina es la policía de prevención y otra es la de investigación”.

Por otro lado, el juez integrante de la Sala III de la Cámara en lo Penal y Correccional, Héctor Antonio Fili, declaró que “en más de una oportunidad me tocó votar en disidencia porque a mi juicio no había pruebas suficientes para condenar a una persona. Intimamente estaba convencido de que eran los autores pero había errores policiales, que en este caso no pudieron ser convalidados”. Y, sobre el último caso más polémico que hubo en la provincia, donde un joven estuvo dos años presos por una violación que no cometió y en esa sala lo absolvieron por la supuesta falta de legalidad en la investigación policial –la sentencia está recurrida a la Corte de Justicia-, el camarista Fili opinó que “en el último caso que me tocó intervenir –la supuesta violación-, tuve la íntima convicción de que esa persona fue la autora pero por errores procesales cometidos por la Policía lo tuve que dejar libre”.

Sobre ese punto, el juez Adárvez opinó que “no conozco el expediente. Pero hay que ver si hubo situación de flagrancia. Estoy hablando en abstracto y no de casos particulares que no conozco. Pero la policía tiene que abordar un delito y tomar la precaución si puede, actuar o no con órdenes. Y hay casos que puede actuar sin órdenes que están habilitadas por el Código de Procedimiento. Sobre eso me consta que permanentemente la Policía está preguntando, consultando y capacitándose. A veces la Policía me invita a charlas sobre cómo actuar en casos de flagrancias, sobre todo pasa con el Comando Radioeléctrico, que son los que están en la calle porque están patrullando”.

¿Por qué hay opiniones tan distintas con otros jueces, ya sean camaristas o ministro de la Corte, que señalan a la Policía como responsable de hechos irresueltos por su falta de preparación?, se le consultó al juez Adárvez. A lo que respondió que “bueno, a ver, yo creo que no hay que generalizar. Si se vertió una opinión, fue sobre un caso y ese caso tiene involucrado a cierta y determinada persona pero no a “la Policía”. Esto de generalizar a mí no me parece atinado, ni por bueno ni por malo. Cuando se dice “los jueces”, yo quedo envuelto y tal vez no respondo al estereotipo general de juez”.

La preservación de la escena del crimen por parte de los investigadores policiales es una vieja polémica entre jueces y uniformados. Generalmente esas incidencias toman estado público durante los juicios. En los últimos años no hubo casos de trascendencia social en los que la Policía no procediera correctamente. Las referencias en ese sentido que hicieron los camaristas Peluc y Fili fueron de casos con muchos años, como fue el de la psicóloga María Rosa y la fuga masiva del Penal de Chimbas.

El juez Adárvez opinó que la Policía evolucionó en ese sentido: “Me consta que en los últimos años la Policía ha profundizado el conocimiento en cuanto a cómo preservar la escena del crimen. Primero, se les ha dictado cursos, y en otros casos porque la Escuela Superior de Policía, a través de sus directivos, ha convocado jueces, fiscales, jueces correccionales, abogados en ejercicio libre, precisamente para intercambiar ideas sobre cómo preservar de la mejor manera la escena del crimen y la prueba, en definitiva, que es lo que lleva a resolver la causa penal. En mis 13 años de experiencia puedo tener registrado tal vez un solo caso donde la advertí que no estuvo bien preservada la escena del crimen. Pero uno sólo en 13 años habla, en todo caso, que fue un error muy puntual. Y errores tenemos todos, no solo la Policía, también los jueces a veces nos equivocamos, como humanos que somos”.

Respecto al accionar policial, en un sentido similar al del juez Adárvez, también ya dio su punto de vista otro camarista, Juan Carlos Peluc, de la Sala II: “Es cierto que hubo errores –policiales-. Pero fueron subsanados. Los policías son auxiliares de la Justicia. No hay que echarles la culpa de todo”.

Así, la polémica dentro del sistema de Justicia sobre el accionar policial está abierta.

Definiciones del juez, en frases

“Yo trabajo con la Policía, no contra la Policía. Cuando ocurre un crimen me llaman por teléfono para decirme lo que están haciendo o para ver si hace falta alguna directiva. Yo creo que hay que dar directivas. Si necesitan una orden de allanamiento y no estamos en el juzgado porque es sábado o domingo o feriado, yo los atiendo en mi casa”.

“El Código Procesal Penal tiene establecido que, hasta tanto el juez intervenga, la Policía debe actuar en caso de flagrancia o inmediatamente después de cometido el hecho. Es una obligación de la Policía intervenir de oficio e investigar. El juez no puede hacerlo de oficio hasta que llegue el oficio policial o lo requiera un fiscal”.

“La Policía es bastante objetiva, por no decir totalmente objetiva. Yo no he visto que ellos hayan tomado represalias porque se criticó cierto accionar o se tomó cierta medida. La Policía trabaja y lo hace para todos, con los jueces, para la sociedad, para la institución policial. Al contrario, he visto que son abiertos a la crítica”.

Comentarios