Mega estafa al Estado

Expropiaciones: Una perito clave contra las cuerdas

Se llama Ana María Melvin, es una agrimensora que habría inflado los precios del valor de las tierras en las expropiaciones del Dique Cuesta del Viento. Según una ex jueza, esta mujer le confesó que actuó bajo la presión del ex Fiscal de Estado Pedro Quiroga –fallecido- y del abogado Santiago Graffigna, quien se vio sumamente beneficiado por sus tasaciones.
viernes, 23 de marzo de 2012 · 12:23

Habrá que esperar hasta el lunes para ver cuál será la situación legal –podría llegar a quedar presa- de la perito Ana María Melvin, la agrimensora que habría actuado bajo presión del ex Fiscal de Estado Pedro Quiroga –fallecido- y el abogado Santiago Graffigna para inflar los montos de los terrenos expropiados para la construcción del Dique Cuesta del Viento.

Hoy en la mañana la profesional estuvo declarando en el Quinto Juzgado de Instrucción, donde se decidió hacer un cuarto intermedio hasta el próximo lunes. Allí hoy ella negó haber puestos cifras exorbitantes en los valores de las tierras expropiadas a particulares por el Estado, lo que terminó beneficiando al reclamo de los abogados que hicieron juicio a las arcas provinciales.

La causa con las expropiaciones del Estado es un escándalo que involucra a jueces, abogados y funcionarios, en la que hay cifras millonarias en juego.

La presencia de Melvin en Tribunales se debe a que la justicia quiere saber cómo pudo haber variado su opinión sobre los valores de las tierras en cuestión de meses. Según consta en la causa, y se espera que el lunes responda a preguntas con pruebas concretas,  esta agrimensora había venido tasando en 1.600 pesos la hectárea en Iglesia para el Tribunal de Tasación. Seis meses después, en las causas puntuales que llevaba Santiago Graffigna, la tasación de esas mismas tierras se elevó a 25.000 pesos. Y en el 2003, cuando cambiaron las autoridades del Tribunal de Tasación, siempre en las causas de Graffigna, llegó a tasar la hectárea en 200.000 pesos.

Estos últimos valores, sumado a los intereses que los demandantes pedían por la expropiación desde el año 1985, hizo que el Estado sanjuanino terminara pagando a Graffigna en algunos casos hasta 2 millones de pesos.

Según las declaraciones de la ex juez civil Myriam Bettio en el programa televisivo La Ventana y en el semanario El Nuevo Diario, la perito de la Fiscalía de Estado Ana María Melvin “actuó bajo presión del abogado Graffigna y el ex Fiscal de Estado Pedro Quiroga”. La ex jueza Bettio dice que la perito Melvin se lo confesó en su despacho, y que dijo que la perito temía por su vida.
Además de esas declaraciones, la justicia tendría  pruebas sobre las que deberá responder el lunes la agrimensora.

Comentarios