En el sistema público de salud

Sólo 1 de cada 6 que quieren ser enfermeros reúne los requisitos

En el Hospital Rawson hay un faltante del 60 %. Buscan profesionales universitarios, los que hay son pocos y muchos dicen que prefieren el ámbito privado. Por Ernestina Muñoz.
martes, 31 de enero de 2012 · 09:35

Por Ernestina Muñoz
Canal 13 San Juan
 

La Salud Pública sanjuanina está en deuda. Tiene inversiones, descentralización y equipamiento de avanzada pero debe una mejor atención a los cada vez más usuarios del sistema sanitario. El hospital Guillermo Rawson está calificado como uno de los mejores equipados a nivel regional. Sin embargo, la falta de recursos humanos juega en contra y las quejas por la mala atención se vuelven recurrentes. Allí, hay un faltante de 60 % de enfermeros, según dijo la licenciada  Stella Maris Pérez, jefa de enfermería del nosocomio, en CANAL 13. Y la búsqueda no es fácil: sólo 1 de cada 6 de los aspirantes a ingresar al sistema hospitalario público cumple con los requisitos (el sistema privado se mueve con parámetros más flexibles).

El Rawson es el centro de salud público más grande de la provincia y trabaja con menos de la mitad de los enfermeros necesarios. Es por esta situación crítica que el Ministerio de Salud Pública decidió convocar recursos humanos en los medios locales, comenzando por enfermeros. Hubo postulantes, pero la incorporación no ha sido tan exitosa. El requisito excluyente es tener título universitario o habilitante. Es decir: ser Enfermero Universitario habiendo cursado carrera de 3 años, o ser Licenciado en Enfermería cursando 5, o bien tener una capacitación por una institución avalada por el Ministerio de Salud y por el de Educación.

 "Hay pocos profesionales, enfermeros universitarios o licenciados, sólo 1 de cada 6 tiene título habilitante", dijo Pérez. Este déficit puede resultar por, al menos, 3 factores: hasta el año pasado sólo la Universidad Católica de Cuyo formaba enfermeros, el cupo de ingreso tanto en la Nacional como en la privada es limitado. Y en el caso de los egresados “de los pocos profesionales que hay, la mayoría elige el ámbito privado", dijo Stella Maris Pérez, la Jefa de Enfermería del Rawson. "Esto es más que nada porque evitan el contrato. Sin embargo está la promesa de que pasarán a planta permanente en este 2012", dijo Pérez.

Fueron 10 años de vinculación con contrato durante la funesta década del ‘90, comentó el secretario general del gremio de la Sanidad, Alfredo Duarte. En ese periodo de tiempo, un trabajador se desgasta, agregó. “Sobre todo las mujeres enfermeras que tienen que trabajar físicamente en los hospitales, cambiando y dando vuelta a los pacientes, además de la casa y lo demás”, explicó el sindicalista. Al finalizar el contrato, los trabajadores se encuentran sin un futuro asegurado, cansados y con una vida útil recortada. “Es otra consecuencia del ‘90, nos quitaron el régimen diferencial de retiro. Ahora los enfermeros se jubilan con 60 años las mujeres y con 65 los varones. Imagine lo que es ese trabajo a esa edad, rotando turnos con 30 años de servicio”, dijo Duarte. "El enfermero no quiere contrato sino estar en planta. Ahí conviene quedarse en el ámbito estatal”, dijo titular de ATSA (ver recuadro). “Es muy bueno ampliar puestos sanitarios y tener más hospitales, pero es bueno pensar también en el personal”, cerró el dirigente.

Interés versus limitación
Ser enfermero universitario no es excluyente en todos los servicios de salud. Desde el ámbito privado, el doctor Jorge Urcullu, del Colegio Médico, dijo que “depende de las características del servicio, hay mucha gente sin título y trabajando. Ante la escasez se puede incorporar personal sin título”. Sin embargo, el profesional marcó que la tendencia es incorporar profesionales para tener una mayor competencia. “El faltante de enfermeros no es de San Juan sino del mundo, le diría, porque la rotación es alta y la capacitación no alcanza. Por qué en el mundo no se elige estudiar enfermería, no sabría decirle” dijo Urcullu.

Para  Duarte, el faltante de hoy es consecuencia de gestiones políticas neoliberales. "En la década del ‘90 cerraron los cursos de auxiliares de enfermería y aparecieron institutos privados que no tienen habilitación ni de Salud Pública ni de Educación para respaldar el título", aseguró el gremialista. Lo que ocurrió es que han proliferado los egresados que no tienen habilitación formal para ejercer. Algunos tienen que ir personalmente al Ministerio que conduce Cristina Díaz para una resolución habilitante. El trámite suele demorarse y genera descrédito en el sistema, según las fuentes.

"Es un problema grave la falta de enfermeros y es muy bueno que la UNSJ pueda tener la carrera, al ser menos oneroso que en la (Universidad) Católica permite más aspirantes. Pero recién en dos años más tendremos egresados", comentó Duarte. En efecto, desde 1970 aproximadamente la UCC capacita enfermeros y licenciados. Pero como reconoció una alta fuente de ese rectorado, “la limitación ha estado siempre en las carreras de Ciencias de la Salud: desde medicina a nutrición”. En la Católica son sólo 100 los estudiantes de Enfermería que pueden ingresar anualmente y sólo 50 en Medicina. El número lo puso Salud Pública de acuerdo a la capacidad de contención de los alumnos en las prácticas hospitalarias. Por año egresan de 20 a 50 enfermeros universitarios (tras 3 años de cursado) y en menor proporción los licenciados, según revelaron.

Del lado de la educación pública, el interés por la carrera por parte de los jóvenes sanjuaninos va en aumento desde el año pasado que se implementó la carrera. Sin embargo, aproximadamente el 90 % de los aspirantes a Enfermería Universitaria en la nacional se quedan afuera. Es la única carrera de la UNSJ con cupo de ingreso limitado a 150 vacantes. Ese es el número que puede absorber el sistema sanitario público para las prácticas del cursado.

 Este 1 de febrero comenzará el cursillo de ingreso y ya hay más de 1.500 inscriptos, pero sólo el 10 % ingresará. Desde la Facultad de Ciencias Exactas Margarita Maldonado, coordinadora, dijo que son excelentes los alumnos que ingresaron el año pasado y que están dispuestos a ampliar el cupo por las buenas notas obtenidas. 

El decano de Ciencias Exactas Rodolfo Bloch dijo que “está en agenda hablar con el ministro Oscar Balverdi para ampliar el cupo de ingresantes. “Es una cantidad limitada que compartimos también con los estudiantes de la universidad privada. El proyecto académico es del 2010. Creemos que quizá en los nuevos sectores habilitados en los hospitales se podrían colocar más estudiantes para prácticas. Sin embargo, la facultad no puede duplicar su capacidad. Estamos hablando de un posible aumento del 15 % al 20 % aproximadamente”, dijo Bloch.

“El año pasado tuvimos 700 alumnos en el cursillo y tuvimos que poner 13 jefes de trabajos prácticos divididos en comisiones para poderlos capacitar a todos”, explicó el decano. Sin embargo, la palabra final es del Ministerio de Salud Pública. Aparentemente, con las nuevas autoridades que asumieron en los nosocomios, podrían repensar en el número, según dijeron fuentes allegadas a esa cartera.


Por distintas razones, desde jubilación hasta retiro anticipado, es necesario "reponer" de 70 a 80 enfermeros en el Hospital Rawson por año, según estimaciones de Duarte. Esta demanda se siente más donde mayor es la afluencia de pacientes: en el ámbito público. Sin embargo, Tiempo de San Juan buscó sin éxito la cifra numérica de cuántos enfermeros necesita Salud Pública ya que el doctor Mauricio Díaz, secretario técnico de la cartera,  se comprometió a devolver los llamados de esta cronista y no lo hizo.

De todos modos, suponiendo que la cifra que calculó el gremialista del sector de los trabajadores de la sanidad sea correcta, es muy probable que la situación de faltante se siga extendiendo en el tiempo. En la UCC ingresan 100 alumnos por año y egresan de 20 a 50, según estimaron las fuentes. Si la tendencia se confirmara, en la UNSJ egresarían 75 enfermeros en 2 años más. Sólo la camada de recibidos en la nacional podría cubrir el Hospital Rawson en las estimaciones de Duarte. Restaría todavía nosocomios de última generación como el Marcial Quiroga, el Ventura Lloveras de Sarmiento, el César Aguilar de Caucete, el José Giordano de Albardón, el San Roque en Jáchal; sin contar las clínicas y sanatorios de tipo privado.

Solamente 1 de cada 10
El 1 de febrero comenzará el cursillo de ingreso para Enfermería universitaria. Hay más de 1.500 inscriptos, pero sólo hay cupo para 150. El decano de Ciencias Exactas de la UNSJ dijo que podrían aumentar la capacidad de contención entre un 15 % y un 20 % más. Sin embargo, la palabra final es del Ministerio de Salud Pública.

Comentarios