Ellos también brillaron

10 objetos que dejaron huella en el año informativo

La lista de las 10 cosas que también merecen su fama en el año que se termina. Desde pequeños objetos que caben en una mano, hasta edificios que cuentan grandes historias.
domingo, 25 de diciembre de 2011 · 13:22
Si se eligen personas, por qué no elegir objetos, esas cosas, inanimadas, que sin embargo simbolizan grandes proyectos y esfuerzos, sentaron un precedente y se ganaron su lugar
en el recuerdo del 2011 gracias a un protagonismo inusitado. Son 10. Ninguno es más importante que otro, pero puede empezarse a hablar de los objetos políticos primero, en un año eminentemente signado por las urnas.

El busto de Kirchner, una de las obras mejor logradas por el destacado cirujano plástico Ricardo Bustos, quien lo cinceló en piedra por pedido de José Luis Gioja, y se pudo ver terminado a principios de año. Un Kirchner semi sonriente, perfecto, que en Casa de Gobierno
querían obsequiarle a Cristina Fernández, en tributo al santacruceño quien en octubre cumplió su primer aniversario de fallecido. Nunca se supo si lo entregaron, tras algunos comentarios del gobernador explicando hace un par de meses que no encontraba el momento oportuno para hacer el regalo a la Presidenta. Se especuló con que el día del aniversario del fallecimiento del ex presidente, se podía concretar la entrega, pero en el Centro Cívico el gobernador puso solo una piedra basal de un futuro monumento. El paradero del busto es un enigma, con varias versiones. Una de ellas dice que Gioja lo tiene al lado de su despacho, muy cerquita de él.

El Bastón de Gioja
, así con mayúscula. Por primera vez en la historia de San Juan hay un bastón que representa el poder de un gobernador re-reelecto. Gioja logró modificar la Constitución y conseguir competir por un tercer mandato, y logró un apoyo contundente en las urnas, en un año donde por primera vez se aplicaron las internas obligatorias para los partidos y la gente. Gioja ahora tiene 3 bastones, pero el último tiene una carga afectiva extra. Sobre todo, porque ayudarona darle forma con unos martillazos los miembros de la familia del gobernador.

El sillón del intendente de Rawson siempre pasó desapercibido, hasta que Juan Carlos Gioja, al ganar, lo cambió por uno de esos que parecen de jardín, que le había regalado una militante rawsina por la victoria. El hermano del gobernador había adelantado el destino
de ese particular mobiliario, tan simbólico dentro de un despacho de un líder, en caso de ganar él la Intendencia: sería lo primero que iba a sacar. ¿El motivo? El entonces diputado nacional dijo que como ahí se había sentado Mauricio Ibarra y luego Gustavo Rojas, como así también otros exponentes anteriores y luego habían traicionado, el sillón estaba maldito. Apenas asumió, el intendente Gioja cumplió y hasta le puso un cartelito que decía “no sentarse”.

Se puede seguir con dos objetos que marcaron precedentes deportivos.

La paleta de ping-pong de Pablo Tabachnik resumió todas las esperanzas de los sanjuaninos, puestas en la suerte del sanjuanino que representó a Argentina en los XVI Juegos Panamericanos que se hicieron en Guadalajara este año. Gracias a esa paleta, Tabachnik
le pasó el trapo a los mexicanos y a los venezolanos y luego hizo una honrosa performance que no alcanzó para derrotar a los brasileros pero que le dio una orgullosa medalla de plata a los albicelestes, la tercera en Panamericanos para Argentina, siempre con el sanjuanino
como figura del equipo.

La medalla de plata mundialera de hockey sobre patines
que consiguió Argentina –con un equipo “a la sanjuanina” en octubre también es uno de los objetos del año. Un segundo lugar que sacó lágrimas a los sanjuaninos, anfitriones del evento deportivo internacional, lágrimas de bronca, de impotencia y a la vez de reconocimiento para los jugadores del team argentino, que dejaron todo en la cancha pero que no pudieron contra los españoles, en una final soñada para la revancha, porque hacía 10 años, en el mismo lugar, ganaban por penales. Una medalla que no fue copa. Es el turno ahora de los edificios. Hay tres en la lista de los objetos del año, que también fueron un emblema de campaña electoral.

El Estadio del Bicentenario
se inauguró este año con un partido de selecciones. Fue Argentina-Venezuela, con invitados especiales y un emotivo discurso de Cristina Fernández recordando a Néstor Kirchner, que fue quien prometió la construcción del monumental edificio en Pocito. Después de la Vinotinto, llegaron México, Chile, Perú y Uruguay, y hasta los Pumas y River Plate, más el estreno de Sportivo jugando en el Nacional B y del juego de los equipos sanjuaninos en la Copa Argentina.

El Museo de Bellas Artes Franklin Rawson
fue otra de las vedettes edilicias del 2011. Ubicado frente al Parque de Mayo, abrió el 13 de octubre sus puertas, colosal, en un hecho sin precedentes para la vida cultural de San Juan. Desde entonces, es un lugar clave para el
desarrollo turístico de la provincia y para albergar piezas de arte únicas y de fama mundial, contando la colección con 945 piezas, de las cuales 450 son pinturas.

El hospital de Sarmiento “Ventura Lloveras” es otra de las obras emblema que vieron la luz este año. Ubicado en Media Agua, re-emplaza al viejo y obsoleto edificio que se inundaba y no es ni la mitad de grande que el flamante edificio. Está entre los más grandes de la provincia y, a la vera de la Ruta 40, es fundamental para asistir con prácticas complejas no sólo a la comuna sino también en casos de accidentes, en la vía de conexión con Mendoza.

Un panel solar es todavía algo raro de ver para los sanjuaninos, pero promete ser una postal que tendrá fuerte presencia en el futuro, si Gioja cumple lo que le pidió Cristina Fernández en octubre. La energía fotovoltaica tuvo un gran envión este año, porque se inauguró la planta de energía solar en Ullum y se anunciaron importantes inversiones en el sector. La Presidenta, desde Chubut, salió por videoconferencia en el acto y, viendo el impulso de la energía alternativa en San Juan, lanzó al mandatario que “tenemos que construir esos paneles, porque el silicio está casi a flor de tierra en la provincia de San Juan. Por lo tanto es poner la cabeza, articular los esfuerzos entre el sector público y el sector privado". Gioja ya dijo que la construcción de paneles en la provincia es una de las metas a seguir en su tercera gestión.

La botella de vino este año saltó como nunca a la fama. Juan Carlos Baglietto, el Chaqueño Palavecino y Soledad le dieron color a la noche en la feria Tecnópolis de Capital Federal, donde en noviembre último se festejó el primer cumpleaños de la campaña “Vino, Bebida Nacional”, donde fue presentado también el isologo de la campaña, que busca instalar fuertemente al vino a nivel comercial y cultural. Tan así es protagonista la botellita de blanco o tinto que “el vino, bebida nacional” será el eje temático de la Fiesta Nacional del Sol 2012.

Comentarios