En el tapete

Aborto: el desgarrador testimonio de Yolanda

La mamá de Yanina Herrera, que murió el año pasado por un aborto mal realizado, dijo que si existiera una ley, su hija estaría viva.
martes, 15 de noviembre de 2011 · 12:46

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Apenas Yolanda Britos se sienta en el comedor de su casa y empieza a hablar de su hija Yanina, las lágrimas comienzan a brotar de sus ojos y ya no pueden parar. Aunque puede contar tranquila su historia, el dolor le exuda por los poros. Un dolor contagioso que achicharra el alma.

Yolanda es la mamá de Yanina Herrera, la joven madre de 26 años que murió en abril del año pasado después de practicarse un aborto de 8 meses de gestación. Ella vivía sola en una pieza con sus dos hijos de 6 y 11 años, en Santa Rosa, departamento 25 de Mayo.

En pleno debate nacional por la sanción de una ley que despenalice el aborto, la madre de una joven muerta por aborto, asegura que si hubiese existido una ley, su realidad hoy sería otra y su hija estaría viva. “Está bien que saquen una ley porque mucha gente muere por lo clandestino y no es sólo una vida que se llevan, se llevan dos vidas”, dijo Yolanda.

Cuando le avisaron a Yolanda lo que había pasado, su hija ya estaba muerta en el hospital de Caucete. “Me dijeron: ‘ha fallecido Yanina’; dije ‘no lo puedo creer, de qué ha muerto si anoche se fue bien de acá’, y me dicen que tuvo un aborto. Ella estaba gordita pero panza no se le notaba”, recuerda entre sollozos.

Yolanda no recuerda muchos detalles porque tuvo una crisis de nervios, y fue tan severa que casi la internan en el Neuropsiquiátrico de Zonda. “Estaba perdida, no entendía lo que me decían, estaba en la luna, me dio una crisis muy grande. Por suerte no me internaron, pero por eso  me jubilaron, yo era portera de la escuela. Todavía tomo los remedios que voy a buscar a Zonda”, cuenta.

Estaba todo lleno de sangre

El papá de Yanina y su hermana más chica, se encargaron de todo, “yo la vi cuando la trajeron en el cajón”, repite resignadamente Yolanda. Sin embargo hay una imagen que no puede borrarse de la cabeza: la pieza donde murió su hija que vio cuando fue a buscar sus pertenencias. “Estaba todo lleno de sangre, el colchón lleno de sangre, un tarro con sangre había. Lo demás no lo vi porque la policía retiró todo”, dijo.

Para practicarse el aborto, Yanina mandó a los niños a lo de un vecino, pero cuando volvieron vieron a su madre rodeada de sangre en la cama. “La más chica tenía 6 años y me cuenta que le dijo: ‘¿mami te vas a morir?’ y ella le respondió: ‘no hija, no me voy a morir’. La nena es la que más la extraña, a veces me dice ‘no llorés, si mi mamá va a venir’, ella sabe que está muerta pero cree que va a volver. Para el Día de la Madre fueron al cementerio”, repite Yolanda como queriendo convencerse del destino final de su hija.

Mientras saca una servilleta de papel para secarse las lágrimas, Yolanda asegura que los niños ahora están bien, viven con el padre y los fines de semana se quedan con ella. El varón interrumpe para sacar la mochila y salir a la calle. “El varón es mas tranqui, más duro. La nena siempre se acuerda, la echan menos, les falta el cariño de la madre, les falta la madre y les falta todo, porque puede faltar el padre pero no la madre”, dice.

Yolanda tiene otras dos hijas, la segunda es casada y vive en Caucete y la más chica es soltera y vive con ella, pero la pérdida de la primera fue un golpe demasiado fuerte para ella. “A mi hija le gustaba salir, le gustaba la joda, era una chica muy alegre, se fue vivir con el padre de sus hijos pero se separaron y ella vivía sola. Nunca me dijo nada, nunca me contó, si hubiera pedido ayuda hubiera sido otra cosa, pero ella era muy independiente, muy distinta a las otras hijas”, señala.

Luego cuenta que saben quién fue la mujer que le practicó el aborto, y que es vecina de la zona, pero que su marido no quiso hacer juicio porque “Dios le iba a hacer pagar lo que hizo”. “Acá en 25 de Mayo son comunes estos casos, pero la mayoría tiene mejor suerte, no terminan como mi hija. La mujer que le hizo eso sigue viviendo acá, pero nunca le hablé, no quiero ni verla”, señala Yolanda.

Con tremendo dolor sobre sus hombros, esta mujer de 48 años asegura que la sanción de una ley de aborto le parece “muy bien”. “Hay muchas chicas jóvenes que se metieron a vivir con alguien que nos las quiere o se llevan mal, se quedan de encargue, no saben qué hacer. Algunas recurren a los padres y otras no hablan, como mi hija, y les va tan mal. Esto golpea a los más necesitados porque el que tiene plata lo hace bien, con plata. Sería otra la realidad si hubiese una ley”, sentencia Yolanda.

Dos muertes registradas

El titular de la cartera de Salud, Oscar Balverdi, dijo a Tiempo de San Juan que este año se han registrado dos muertes por aborto provocado en la provincia, y que el año pasado fue sólo una. Esta cifra sólo contabiliza los  casos de mujeres que ingresaron con problemas y murieron en el hospital por aborto provocado, pero no registra los casos de abortos espontáneos ni abortos con indicación médica. Estos últimos son los que se realizan por problemas con el feto, porque murió en el interior de la madre o cuando hay pérdidas por alguna otra alteración del embarazo.

“Sobre las cifras de los abortos clandestinos en la provincia nadie puede saber, sólo se pueden hacer especulaciones. Las cifras que hay a nivel nacional son estimaciones que no guardan relación con la realidad, ni para arriba, ni para abajo”, señaló el Ministro.

Sin embargo, estas cifras de madres mujeres muertas por abortos mal practicados en los últimos años, no guarda relación con los estudios realizados a nivel país. 

 El Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (Ossyr), un centro de recursos informativos y monitoreo de políticas públicas, difundió que entre las principales causas de mortalidad materna en Argentina, las complicaciones relacionadas con el aborto encabezan la lista con el 26 % de los casos.  El informe está basado en registros del período 2004-2008.

La nómina continúa con otras causas obstétricas indirectas (18,5) y directas (16,7), trastornos hipertensivos (14,2), sepsis y otras complicaciones del puerperio (12,5), hemorragia posparto (6,4), placenta previa y hemorragia (4,2), entre las razones identificadas. 

Entre las provincias con más muertes de mujeres que se sometieron a un aborto ilegal está San Juan, junto a Santa Cruz, San Luis, La Rioja y Jujuy con el 32,6 %. En tanto que Neuquén, provincia de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Salta y Formosa se encuentran en la segunda franja, con valores comprendidos entre el 27,9 y el 32,5 %. 

Comentarios