exclusivo

Informe estremecedor de Tiempo de San Juan: La espantosa realidad de Noel Ricardo Ferreira

Nació con retraso mental, quedó ciego y no camina por su propia cuenta. Tras el suicidio de su tía Katy hace un año, a quien adoraba, no dejó que nunca más le cortaran el pelo ni lo afeitaran. Su cuerpo tiene grandes llagas y está raquítico. Lo encierran en una especie de corralito hecho con una colchoneta para evitar que se escape de la vieja cama en la que pasa sus días sobre un finito colchón de gomaespuma y pañales sueltos que tratan de contener sus esfínteres.
sábado, 29 de octubre de 2011 · 10:05
Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

Cualquier humano que lo ve por primera vez se queda literalmente helado. Da miedo. Pero instantes después, cuando el alma vuelve al cuerpo, la sensación es de impotencia. Esta es la espantosa realidad en la que vive Noel Ricardo Ferreira, un joven de 27 años que fue abandonado por sus padres y criado por su abuela en una humilde casa de adobe con dos habitaciones y un baño con letrina en la que habitan 14 personas, ubicada en la Villa Ampakama, departamento Albardón, a no más de 2 kilómetros de donde hallaron hace 14 años y en un estado similar a los cinco hermanitos Mondaca.

En su familia no lo llaman por alguno de sus dos nombres. Cuando hablan de él le dicen “El Puchi”. Y ubicarlo por sus datos reales en Albardón es casi imposible. Sin embargo, en varios kilómetros a la redonda de la Villa Ampakama, camino a localidad de La Laja, todos conocen y saben dónde vive Juana Miranda, una amistosa abuela que a sus 78 años conserva intacto el instinto de madre. A tal punto que a su edad, y con una pensión de poco más de 1.000 pesos que heredó de su marido fallecido y los 800 pesos de la pensión por incapacidad de Noel, se hizo cargo de “El Puchi”, de otros tres nietos que viven con ella en forma permanente. Y bajo ese techo que también a ella le prestan hace más de 20 años, le hizo un lugar a uno de sus hijos, a su esposa embarazada y sus seis niños. 

(Lea la nota completa con todas las imágenes en la edición papel de hoy del Semanario Tiempo de San Juan)

Comentarios