jueves 2 de febrero 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Personajes de San Juan

Los Gramajo, asadores a mil grados en La Curva

El sofocón sanjuanino se mezcla con el de las brasas y un pequeño oasis con carne crujiente al paso invita a quedarse en el carrito de comidas de Ruta 40 y Calle 5.

Por Miriam Walter

Con 40 grados de calor que marca el termómetro y que se sienten como mil, el verde en La Curva, con esas palmeras y ese olor a asadito prometen. Es que Ezequiel Gramajo está preparando el manjar que ofrece de lunes a lunes en el cruce de Calle 5 y Ruta 40, ese espacio donde camioneros, trabajadores de fábricas y gente que está de paso, puede comer un sanguchito de asado de carnicero, a un módico precio de $600, mientras disfruta de un ratito de esparcimiento.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM (1).jpeg

El día de la entrevista, a Ezequiel -que trabaja junto a su hermana Yésica- un camión le llevó por delante la parrilla. Y es que no es fácil estar en La Curva, ese sitio donde cualquier marcha atrás mal calculado en la entrada de las empresas de la zona, genera un verdadero caos. Como en este caso, que voló el parrillero, que encima no era suyo sino uno improvisado con una lata encima de un tacho de metal que le prestó el gomero amigo. Resulta que los últimos meses, a pesar del apoyo de sus comensales, los Gramajo estuvieron signados por la mala fortuna, porque a Ezequiel le robaron el chulengo que era su herramienta de trabajo principal.

Cuenta Ezequiel que a su preciado objeto se lo llevó algún malviviente sin corazón, que se percató de que estaba allí, sin candado, en el lateral del camino. Porque este asador es tan simpático como confiado. El artefacto es bien valorado en el mercado de los metales y a "Kiko", como lo conocen en la intimidad a este cocinero, lo dejaron desahuciado.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM (2).jpeg

Kiko junto a Yeka, como le dicen a su hermana Yésica, son los propietarios de este negocio ambulante y siguen al pie del parrillero, pese a las adversidades. Es que esa mala experiencia los hizo tambalear y ambos se debatieron varios días entre abandonar o seguir el emprendimiento, con el que vienen parando la olla en los últimos años. En medio de la gran crisis nacional que los dejó en la calle a ambos, después de estar contratados en blanco en empresas, los Gramajo optaron por rebuscárselas por su cuenta, en lo gastronómico.

El joven asador de la Calle 5 se esmera a diario en su puesto al que llamó "La Curva" por obvias razones viales, pero también porque representa un vuelco en su vida: lo que dirige aparenta ser un simple carrito de comidas, pero es un carrote cargado de grandes sueños.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM.jpeg

Los Gramajo ya son conocidos en la zona y responden con brazos en alto a todos los que pasan saludando a los bocinazos. A algunos curiosos que no los conocen, les llama la atención ver cómo ese hombre puede estar asando con este calor, en medio del abrasante sol en San Juan. "Y... hay que hacerlo. Es difícil, pero hay que hacerlo", dice, mirando a sus hijos que corren por el pasto mientras él mueve las brasas.

¿Se puede vivir de hacer asado en la calle en San Juan? "Realmente sí", afirma Ezequiel. "Nos va bien y como nos va bien a nosotros le puede ir bien a mucha gente", asegura. Confiesa que su performance no es la de un profesional, dice que "se la rebusca", pero destaca que tiene varios años de experiencia en el negocio de la gastronomía. Con su hermana, cuando se quedaron sin trabajo, levantaron un negocio de comidas para llevar en la casa de ella, que tuvieron por varios meses. Eso les permitió sobrevivir en medio de la pandemia. Ella hizo el curso de Manipulación de Alimentos que ofrece gratis el Gobierno y tiene talento innato para cocinar.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM (8).jpeg

Hace unos 3 meses se ubicaron en ese rincón de la Calle 5, donde los caprichos del diseño le ofrecen una suerte de placita con múltiples accesos y cierto espacio para que los clientes estacionen. El lugar tiene un follaje muy cuidado, del que se encargan las empresas de los alrededores. Cuenta Ezequiel que el mantenimiento del pasto y algunas palmeras lo hacen las fábricas y ellos tienen acordado tenerlo limpio a cambio de usarlo.

En La Curva, un manjar asado a mil grados

Y, por supuesto, los empleados fabriles de la zona son los primeros clientes de ese carrito que ofrece, además de asado al paso, pachatas, lomitos y sándwiches de milanesa, entre otras minutas. El pan, de buena calidad, y una rica ensalada de tomate y lechuga criolla acompañan el emparedado. Cada cliente pide algunos agregados, si es que los desea. Las hamburguesas salen también muy bien y los pebetes que se venden a $350 se suman a los más solicitados. Lo más caro es la pachata completa, que cuesta $900. Todo en "La Curva" es accesible.

Asegura Ezequiel que el sanjuanino sí se para a comer y que es buen consumidor. ¿Cómo rechazar este festín, que ofrece casi un paraíso, además de la sombrita de las palmeras que es muy bienvenida en estos días de infierno sanjuanino? A la par, hay disponible mobiliario diseñado y construido por el asador en madera de pallets, -oficio que es su otra salida laboral-, con lo que hay espacio para sentarse en bancos con mesitas. Todo invita a comer un almuerzo sencillo, pero agradable.

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM (5).jpeg

La fama la tienen ganada los Gramajo. Les va relativamente bien, pero... Ezequiel llora cuando lo cuenta, porque sabe de su gran esfuerzo. Al puesto llega todos los días junto a sus hijos, a quienes cuida mientras su esposa trabaja en un lugar donde consiguió entrar hace poco, tras una larga búsqueda para poder ayudar a la economía familiar, para poder llegar a fin de mes. Cuenta Ezequiel que sueña con tener un negocio más grande, quizá algún día un restaurante propio.

"Hay mucha gente que trabaja como uno, que es albañil y no le alcanza, y bueno acá le damos una mano, se le fía y hay gente que realmente piensa en crecer y en ver crecer a otro. Nosotros vemos el sacrificio del que está en la calle", dice. "Hay mucha gente que trabaja como uno, que es albañil y no le alcanza, y bueno acá le damos una mano, se le fía y hay gente que realmente piensa en crecer y en ver crecer a otro. Nosotros vemos el sacrificio del que está en la calle", dice. "Hay mucha gente que trabaja como uno, que es albañil y no le alcanza, y bueno acá le damos una mano, se le fía y hay gente que realmente piensa en crecer y en ver crecer a otro. Nosotros vemos el sacrificio del que está en la calle", dice.

Yésica explica que "A veces tenemos complicaciones, pero decidimos quedarnos. Si salíamos de acá, nos íbamos a encontrar otra cosa". Cuenta ella que la inflación es una preocupación permanente: "empezamos a ver que esa plata que habíamos hecho no la podíamos sumar. Hubo semanas que no tuvimos nada de ganancias, porque todo era para comprar y comprar insumos. Yo vivo de esto y le pongo las pilas".

WhatsApp Image 2022-11-30 at 11.40.34 AM (7).jpeg

Ahora que viene el verano, ambos esperan ver repuntar el negocio y sienten que van creciendo. De hecho, trabajan en horario de mañana y de tarde. Es decir, que también se puede conseguir una rica cena, por unos pocos pesos, y comerla al aire libre en familia. Lo importante es mantener esta fuente de ingresos hasta que se consiga algo mejor, aseguran los hermanos.

La historia de Keko y Yeka es la de muchos sanjuaninos, es la historia de los que buscan la manera de trabajar y de que el esfuerzo rinda sus frutos, imaginando en grande. Cocinar sin un parrillero decente, teniendo que ir con los hijos a trabajar, aguantar mil grados de calor al lado del fuego para poder cocinarle a aquel que para por el sándwich, es la rutina que caracteriza a estos trabajadores que se ilusionan, brasa a brasa, con más.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
La Ruta 153 es primordial para la salida de productos sanjuaninos, especialmente de cales.

Las Más Leídas

Mirá cómo van quedando los dos barrios con quincho y piscina que se hacen en San Juan
Esta era Patty, la tucumana que murió hace 42 años en el Mercedario
Las lluvias volverán a ser protagonistas este miércoles en buena parte de San Juan, que se encuentra en alerta amarilla.
El hecho se dio viniendo de Pachón (foto ilustrativa). 
¿Qué dijo Uñac sobre la candidatura de José Luis Gioja?

Te Puede Interesar