Respecto del año pasado

Pastilla del día después: aumentó el consumo un 15%

Las adolescentes de 16 a 20 años son las mayores consumidoras. Debido a la alta demanda, el Programa de Salud Sexual tuvo que pedir en noviembre una partida extra de 4.000 dosis. Por Natalia Caballero.
domingo, 6 de enero de 2013 · 12:26


Por Natalia Caballero

Cada vez más adolescentes se acercan a los hospitales y a los centros de salud en busca de la pastilla del día después. Desde el Programa de Salud Sexual, su Directora, Claudia Noriega, informó que el consumo aumentó un 15% en el 2012 respecto del 2011. Por año, llegan a San Juan tres partidas del método anticonceptivo pero por la alta demanda en noviembre el Ministerio de Salud tuvo que solicitar otro cargamento.
En el 2009 se produjeron los primeros pedidos de la píldora. Desde ese momento hasta la actualidad el consumo ha ido ‘in crescendo’. Pero la novedad es que en el 2012 la demanda aumentó un 15% respecto del año anterior, un porcentaje que duplica los incrementos que se dieron en anteriores ocasiones.
El grupo etario más demandante de la pastilla son las adolescentes, especialmente aquellas que tienen entre 16 y 20 años. En la mayor parte de los casos, las jóvenes concurren solas a los centros de salud o a los hospitales en busca del medicamento. Del procesamiento de información que realiza el Programa de Salud Sexual se desprende un dato muy significativo: la mayor parte de las jóvenes que toma la píldora ya ha recurrido a ella en reiteradas ocasiones. Esta realidad preocupa mucho porque el método anticonceptivo debe ser usado solo en emergencias y no regularmente, su ingesta continua puede provocar desajustes hormonales graves y en casos extremos, hasta cáncer.
Valle Fértil, Jáchal, Sarmiento, Capital, Rawson y Chimbas son los departamentos en donde se registró una mayor demanda. “Las jóvenes de las comunas alejadas van perdiendo la vergüenza y van a los centros de salud a pedir la pastilla. Como la ingesta de la píldora suele ser inmediata, la mayor parte de los pedidos son en los puestos sanitarios y no en los hospitales”, recalcó Noriega.
Anualmente el Programa Nacional de Salud Sexual entrega a las provincias tres cargamentos con pastillas del día después, cada partida contiene cerca de 4.000 cajas. Pero en el 2012 la demanda superó la media de años anteriores y en noviembre el Ministerio de Salud tuvo que pedir más píldoras, que llegaron rápidamente.
La distribución del método de emergencia a los centros de salud corre por cuenta del programa Remediar. Hasta el momento, no se ha registrado ningún reclamo denunciando la falta de píldoras. Quienes se encuentren en situación de riesgo deben solicitar la pastilla en los consultorios externos tanto en los puestos sanitarios como en los nosocomios.
Para que haya menos restricciones, los profesionales del Programa de Salud Sexual evalúan la posibilidad de ubicar las pastillas en una especie de dispensario. De esta manera, tal como sucede con los preservativos, quienes necesiten la píldora bastara solo con tomarlas de allí. Para que la iniciativa se ponga en práctica falta que sea aprobada por las autoridades del Ministerio.

¿Cuándo se empezó a utilizar?

Si bien en la provincia desde el 2007 se entregan las pastillas, recién dos años después las sanjuaninas se animaron a utilizar el método. Previa aprobación de la entrega hubo polémica con la Iglesia y con las agrupaciones que defienden la familia, quienes catalogaron a la píldora de “abortiva” aunque investigaciones científicas digan lo contrario.
Cifras
15% aumentó la demanda de la pastilla del día después
16 años es la edad en la que realizan los primeros pedidos
4.000 cajas de pastillas contiene cada partida que llega de la nación

Para saber

• La píldora del día después es un método anticonceptivo de urgencia que sólo debe tomarse después de haber mantenido una relación sexual en la que no se haya utilizado un método anticonceptivo o en la que éste haya podido fallar. Su objetivo es el de prevenir un embarazo, si bien no se trata de una píldora abortiva y no provoca ningún daño en el embrión en el caso de que se hubiera producido un embarazo.

• La pastilla opera de tres maneras distintas. La primera de estas es impidiendo o retrasando la ovulación, de tal manera que el óvulo no llega a salir del ovario, lo que imposibilita su fecundación por parte del espermatozoide.

• Para potenciar su efectividad, la píldora del día después se debe tomar lo antes posible después del acto sexual de riesgo. Tiene una efectividad superior al 90% en las 24 horas siguientes a dicho acto sexual, disminuyendo esta efectividad a medida que pasa el tiempo. El plazo máximo dentro del cual debe tomarse es de 72 horas después del coito de riesgo. Es importante saber que la píldora del día después no tiene ninguna eficacia una vez el óvulo fecundado se ha implantado en la pared del útero y ha dado comienzo el embarazo.

Comentarios