en la mira

Arrancó el juicio de destitución contra el juez de Jáchal

Javier Alonso afronta graves acusaciones sobre su desempeño al frente de la Segunda Circunscripción Judicial.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 11:10

En el salón de actos del Club Sirio Libanés, comenzó el juicio de destitución contra el juez de Jáchal e Iglesia, Javier Alonso, quien está acusado de ejercer un mal desempeño y cumplimiento de sus funciones al frente de la Segunda Circunscripción Judicial de San Juan. 

Ante el Jurado de Enjuiciamiento, conformado por el presidente Marcelo Lima -en representación de la Corte de Justicia-, Juan Carlos Abarca y Fernanda Paredes -en representación de la Cámara de Diputados- y los representantes del Foro de Abogados Cristina Mercedes Pintor y Mario Daniel Arancibia.  

Acompañado por sus abogados defensores Franco Montes y Marcelo Fernández Valdez, el magistrado que fue separado de su cargo mientras se desarrolla el jury se mantuvo en silencio al inicio, ya que se procedía con la lectura de la acusación que pesa sobre sus hombros. 

El Ministerio Público Fiscal estuvo presente a través del Fiscal General Eduardo Quattropani y, como Coadyuvante el Fiscal de Cámara Nº 1, estuvo Fabrizio Medici. Por su parte, la Fiscalía de Estado fue presentada por su titular Jorge Alvo. 

Alonso está acusado de falta de cumplimiento de los deberes a cargo, morosidad injustificada en el ejercicio de sus funciones, negligencia y mala conducta. Todo ello, según la acusación que se leyó al inicio del juicio político provocó un "daño irreparable que imposibilita la pronta resolución de los casos". 

Según el informe que realizó la Corte después de hacer una auditoría en el juzgado de Alonso, se descubrió una falta de orden o una organización defectuosa que impidió analizar la situación mediante estadísticas. Lo que se observó en líneas generales es que 157 causas de 2019, representadas en un 28,18%, y 143 causas de 2020, reflejadas en un 35,45%, ofrecieron irregularidades. 

Además, la acusación contra el juez asevera que no tenía conocimiento concreto sobre la cantidad de detenidos que su juzgado tenía, ya que había manifestado que tenía sólo 13, 10 en el Servicio Penitenciario y 3 en comisarías. Sin embargo, después de una revisión descubrieron que eran más. Al menos serían 11 detenidos en el Penal de Chimbas y otros 5 en dependencias policiales.

"El mal desempeño es motivo suficiente para la remoción del cargo, como así también la falta de idoneidad y de técnica. Se encuentra acreditado el mal desempeño como para que continúe en el ejercicio de su cargo", expresaron en la acusación previamente a enumerar cada una de las causas que mostró demoras.   

 

Comentarios