Figura polémica

Quién es Mónica Morvillo, la consejera que logró suspender las elecciones de la UNSJ

Integrante del máximo órgano de gobierno de la casa de estudios. Lanzó una bomba incendiaria al concurrir a la Justicia Federal. Los antecedentes judiciales.
jueves, 10 de junio de 2021 · 23:34

A las 00 del jueves, a pocas horas del inicio de las elecciones en la Universidad Nacional de San Juan (Unsj), un documento judicial comenzó a circular en las redes sociales. El contenido era de alto impacto para la comunidad académica: la Cámara Federal de Mendoza escuchó el planteo de la consejera superior Mónica Morvillo respecto a la regularización de los docentes y sus derechos políticos. Resolvió suspender los comicios hasta esa cuestión, de fondo, sea subsanada. 

Este medio confirmó que el escrito era cierto y habló con Morvillo. La mujer no estaba al tanto de la medida judicial, pidió diez minutos para chequear la casilla de correo electrónico. Pasado ese tiempo, dijo que efectivamente era así: no se realizarían las elecciones. La noticia conmovió al arco universitario completo, oficialista y opositor. Ella fue breve: "Estoy muy feliz por la Unsj, se hizo justicia". Era un viejo pedido de la consejera, desde hacía dos años insistía ante el máximo órgano de gobierno de la casa de estudios para que los docentes que regularizaron bajo en artículo 73 del Convenio Colectivo de Trabajo no gozaran de los mismos derechos que los concursados so pretexto de que la Ley de Educación Superior no avala eso. 

Para llegar a este punto, de no retorno, con la judicialización y una convulsión feroz al interior de la Unsj, hay que entender el paso de Morvillo por la universidad. Hasta hace un mes, que salió su jubilación, era profesora de Análisis Estadísticos en la carrera de Geología de la Facultad de Ciencias Exactas. En el 2012 se enroló en la política y llegó al Consejo Superior por el estamento docente. Apoyaba al rector Oscar Nasisi y disfrutaba del gobierno kirchnerista. 

El primer choque de alto impacto lo tuvo en la Asociación de Docentes, Investigadores y Creados de la Unsj (Adicus). En el 2016 integró la lista ganadora para la conducción del gremio, en conjunto con Jaime Barcelona. Hubo roces, Morvillo acusó al actual secretario general de amilanarse ante el avance de otros sindicatos. Más tarde, según ella, él incurrió en maltratos verbales. Ante esto, lo denunció en el Juzgado Federal Nº 1. Y en 2018 presentó una lista para confrontarlo. Obtuvo el 40% de los votos y perdió. No obstante, aún integra la Comisión Directiva como vocal titular en tercer término. 

"Los gremios están trabajando para tapar los manejos de la patronal: asociación ilícita se llama eso",

Ya entonces iniciaron los conflictos en el Consejo Superior. Se alejó de la línea del rector y pasó a resaltar los aspectos negativos de la gestión. En 2019, empezó la cruzada contra reforma del Estatuto, llegó hasta a pedir la impugnación de la Asamblea universitaria. El quid de la cuestión es el mismo que actualmente, la interpretación del famoso artículo 73º del Convenio Colectivo de Trabajo. Para Morvillo la explicación es simple. Ese convenio tiene dos artículos específicos que tratan sobre la cuestión de la diferencia entre docentes interinos y concursados. La consejera entiende que el 18 expresa que sólo los profesores concursados tienen consagrados sus derechos políticos. Mientras que el 73 permite que los interinos pasen a ser regulares, pero consagra únicamente derechos laborales. En síntesis, no pueden votar. 

"He tenido la mala suerte de vivir las dos gestiones de Nasisi", comentó. 

Morvillo hizo presentaciones ante el órgano de gobierno universitario y denunció una maniobra, que según ella es ilegal. Supuestamente, Nasisi envió a la Comisión de Interpretación de la Convención una consulta para que ellos se expidan sobre si el artículo 73 también podía otorgar derechos políticos. Entendieron que sí. Y aunque la respuesta no es vinculante, presuntamente, Nasisi la usó para otorgar esos derechos a los flamantes regularizados sin concurso. Hubo más planteos y presentaciones de la consejera en diciembre del 2020. Según dijo, nunca la escucharon. "He tenido la mala suerte de vivir las dos gestiones de Nasisi", comentó. 

En ese momento, Morvillo estaba enemistada con gran parte del cuerpo a quienes acusó de "malos representantes del kirchnerismo". Lo tomó como motivo para alejarse de ese espacio político nacional. También señaló que por eso en esta "cruzada" para desmontar la "farsa" de los movimientos políticos del rector es "independiente" y "no apoya a ningún aspirante al Rectorado". 

Las presentaciones de Morvillo terminaron en una denuncia penal contra el rector por "degradación de la Unsj" por los nombramientos docentes. La causa está en manos del juez Leopoldo Rago Gallo. No hay resolución al respecto. Ella anunció que recusará al magistrado y se conformará como parte querellante. La profesora de Estadística maneja un vocabulario legal completo, tiene una posición moral que quizá recuerda, en el plano territorial, a la dirigente Elisa Carrió, conocida por sus movidas judiciales. 

Finalmente, todo lleva a abril de este 2021. Es cuando la docente jubilada hizo la presentación del recurso de apelación contra las resoluciones del Consejo Superior ante la Cámara Federal de Mendoza para que se expida sobre la legitimidad de los derechos políticos de los interinos devenidos en regulares por el artículo incansablemente mencionado. En conjunto, hizo un pedido de apelación para suspender las elecciones hasta que la Justicia resuelva el problema de fondo. Y además, pidió la impugnación de todos los candidatos a decanos y rector ante la Junta Electoral de la Unsj. 

La Justicia Federal se declaró competente. Suspendió las elecciones y se mantendrán así hasta que resuelva. Morvillo está conforme. Las autoridades universitarias aseguraron en discursos públicos que ella está contra la democracia. Pero ella se va a sostener, así lo confirmó. Está confiada en el precedente de las elecciones en la Universidad Nacional de Jujuy.

 

 

 

 

Comentarios