Judiciales

Los tres caminos en la justicia de los multados en San Juan por no respetar el protocolo Covid

Están los que pagaron, los infractores que fueron declarados en rebeldía por no ir cuando fueron citados y los multados que no pagaron cuyas sanciones económicas pasaron a Fiscalía de Estado.
lunes, 29 de noviembre de 2021 · 17:48

Muchos fueron los caminos que siguieron dentro de la Justicia las multas cometidas contra las medidas de aislamiento aplicadas en plena lucha contra el coronavirus. En marzo del 2020, romper con las disposiciones sanitarias era un delito; a medida que mejoró la situación sanitaria, las sanciones pasaron al ámbito de la Justicia de Faltas. A 20 meses del arranque de la primera cuarentena, cuáles fueron los caminos que tomaron dentro del ámbito judicial todos los multados por el Juzgado de Faltas.

El grueso de multados cumplió con el pago según informó el juez Enrique Mattar. En general las sanciones aplicadas fueron por asistir a fiestas clandestinas o a reuniones familiares cuando estaban prohibidos los encuentros con cierta cantidad de personas. También hubo muchas multas a propietarios de negocios gastronómicos por superar la capacidad de ocupación permitida.

Hubo un gran número de multados que asistieron a las citaciones de la Justicia de Faltas, pero no abonaron la sanción aplicada por los magistrados. Las multas en general rondaron los $3.000. Como sucede a fin de año, todas estas sanciones fueron enviadas para su ejecución a la Fiscalía de Estado para que se intente hacer efectivo el pago.

Por último, se encuentran quienes no asistieron a las citaciones judiciales y fueron declarados en “rebeldía”. En caso de que la Policía detecte su situación en el plazo de dos años, serán detenidos e informados de su situación judicial.

Conflicto por la competencia

Hasta diciembre del 2020 todas las causas por violar normativas sanitarias relacionadas con el coronavirus eran abordadas por flagrancia. Nueve meses después, las causas pasaron a la Justicia de Faltas. Según explicó en su momento el coordinador del fuero, Pablo Martín, se determinó el cambio porque la enfermedad cambió de fase. La decisión no les cayó bien a todos los jueces de faltas. Horacio Morando, del primer juzgado, se declaró incompetente para abordar todas las causas por fiestas clandestinas.

El 6 de agosto Morando se declaró incompetente y dijo que flagrancia es el fuero que debe hacerse cargo de las causas por fiestas clandestinas. En una resolución indica que no se puede recurrir al artículo 162 del Código de Faltas, inciso L, “para disimular una norma claramente penal”. Dicho artículo establece que aquellos que infrinjan las normas sobre salud pública, sanidad e higiene serán sancionados con pena de multas o arresto. Fue más allá y aseguró que las causas deben recaer en flagrancia porque en casos anteriores se declaró competente.

Desde octubre, las medidas restrictivas se dieron de baja por una mejora sustancial del estatus sanitario.

Comentarios