FRENTE TODOS

Rawson y las razones de una tensión que no afloja

Hubo dos actos separados por el aniversario del fallecimiento de Perón. Fue apenas la manifestación de una herida todavía fresca.
domingo, 5 de julio de 2020 · 10:09

Por Daniel Tejada

Canal 13 San Juan

Pudo ser apenas una anécdota, que hubiese dos actos separados por el 46º aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón en el busto de la plaza de Villa Krause. Pero esa duplicidad en realidad fue la manifestación de una herida todavía fresca. La interna partidaria puso al uñaquismo por encima del giojismo, revirtiendo el orden obtenido apenas un año antes en las primarias para definir candidato a intendente. En este punto de tensión se encuentra el justicialismo de Rawson.

El miércoles 1 de julio el intendente Rubén García y el diputado departamental Juan Carlos Gioja, encabezaron un acto simbólico en memoria del General, colocando coronas de laureles al pie del monumento que se ubica en el interior de la Plaza Centenario. Unas horas más tarde ocurrió una ceremonia idéntica pero presidida por el titular de la Junta Departamental del PJ, Marcos Andino, acompañado por Pablo García Nieto, entre otros. Lógicamente, pusieron sus propias ofrendas. Hubo una enviada especialmente por el presidente del Consejo Provincial del PJ, Sergio Uñac.

Existió una conversación telefónica previa entre Rubén García y Marcos Andino, en la que hablaron de sus actos. Hubo invitación en uno y otro sentido, según dijeron fuentes de ambos espacios. El giojismo aseguró que Andino no quiso. Y el uñaquismo, que el intendente no aceptó el convite. Una interpretación salomónica sería que no cabía siquiera la posibilidad de que compartieran escenario. No al menos hasta que se suavicen las rispideces.

En la plaza. El intendente Rubén García y el diputado departamental Juan Carlos Gioja encabezaron el otro homenaje a Juan Domingo Perón

Para comprenderlo hay que remontarse al domingo 15 de marzo, cuando Uñac se impuso en la interna partidaria por casi el 70 por ciento de los votos por encima de la lista que encabezó Juan Carlos Gioja con el acompañamiento político de su hermano José Luis. Ir a las urnas por primera vez en décadas para dirimir la conducción del PJ fue una decisión del propio gobernador, según él mismo reconoció el pasado 30 de junio en Paren las Rotativas (todos los martes a las 22 por Canal 13 San Juan). Frente a la imposibilidad de un acuerdo, resolvió que el asunto quedara en manos de los afiliados.

En Rawson, el pocitano logró el 51,4 por ciento de los votos, acompañado en ese distrito por el ahora presidente de la Junta Departamental, Andino. Aunque el margen fue bastante más apretado que en el resto de la provincia, la victoria uñaquista en suelo rawsino valió doble desde lo político. La Lista Todos Unidos obtuvo apenas 65 votos de ventaja sobre la Lista Lealtad Justicialista para el Consejo Provincial del PJ, partiendo de los números oficiales informados en la fecha: 1.172 contra 1.107.

Igualmente fue un resultado valioso para consolidar el poder uñaquista luego de las primarias ocurridas casi un año antes, el domingo 31 de marzo de 2019. Aquel día, el giojista Rubén García se impuso sobre Pablo García Nieto, el alfil del gobernador, para consagrarse candidato a intendente de Rawson por el Frente Todos. Fue 52,3  contra 47, 3 por ciento.

A todas luces, era el suelo donde el espacio liderado por el exgobernador pisaba fuerte. Parecía impenetrable. Por eso tuvo tanta relevancia luego que las posiciones se dieran vuelta, más allá de la exigua delantera. A diferencia de las primarias de 2019, Uñac en esta oportunidad incorporó a su armado a Mauricio Ibarra, ex intendente departamental y veterano en el terreno de la rosca.

Hubo otra novedad en la apuesta uñaquista y fue la elección de un dirigente joven que pudo articular a los distintos espacios que, sin una figura de mediación, podían refractarse mutuamente. Andino encajó perfectamente con el perfil. Cerró con el sector de García Nieto, con el de Ibarra y también con la ahora titular de la Gerencia de Empleo y ex diputada provincial Silvia Pérez, otra histórica del PJ rawsino.

La ceremonia en memoria de Perón organizada por Andino encontró justificación en la historia reciente. Según este sector uñaquista, desde 2003 en adelante el acto por el fallecimiento del General siempre se llevó a cabo en Rawson, era estrictamente político y lo organizaba la Junta Departamental. Pero en 2007, cuando Ibarra se fue del partido disgustado con Gioja, el entonces gobernador y presidente del PJ trasladó el acto a la plaza Aberastain.  En Capital el anfitrión era el intendente Marcelo Lima. Fue una manera de contrapesar aquella incómoda situación.

Entonces quedó en adelante una nueva tradición: un acto institucional organizado por el gobierno de la provincia en memoria del expresidente de la Nación, en la Plaza Aberastain por la mañana; y otro acto político reconociendo a Perón como líder fundador del movimiento, organizado por el partido en la Plaza de Villa Krause por la tarde.

Esta vez, en tiempos de pandemia, Uñac mantuvo una reunión virtual con los presidentes de todas las juntas departamentales.  Todos están alineados con su conducción política, tras el resultado de la interna del 15 de marzo. En la mayoría, donde gobierna el justicialismo, el intendente está al frente de la estructura orgánica del PJ en su distrito. Pero no en Rawson, donde el jefe comunal compitió dentro de la lista rival y perdió.

Una fuente del giojismo rawsino reconoció que las relaciones todavía están algo resentidas. Hubo un episodio disimulado por la cuarentena, que generó bastante escándalo interno y fue la entrega de las llaves de la sede de la Junta Departamental. Primero, las autoridades salientes –Juan Carlos Gioja era el presidente- demoraron el traspaso del edificio. Después, las autoridades entrantes patalearon en redes sociales por el estado en que recibieron el inmueble. Difundieron un video donde se podía apreciar el deterioro. Creció todavía más el encono.

Esa escaramuza menor en el contexto de la pandemia quedó como marca. Hasta la actualidad se siguen responsabilizando mutuamente. Los actuales acusan a los anteriores de haber destruido las instalaciones a propósito. Los que se fueron sostienen que es mentira. En todo caso, es un asunto tan interno que tuvo escasa trascendencia por afuera de la militancia.

Mientras tanto, Andino asumió la conducción con una hoja de ruta bastante definida. Según reveló una fuente de su entorno, la intención es abrir la Junta Departamental para que se acerque todo aquel que tenga intenciones de trabajar políticamente. “Estamos generando toda la estructura para ser un partido moderno, auténtico, con mucha mística y sobre todo abierto al nuevo peronismo”,  se le escuchó decir al joven funcionario del Ministerio de Desarrollo Humano días atrás.

En su fuero íntimo, Andino y los suyos reconocen que tienen “varios problemas”. El primero es la falta de participación de jóvenes. “Algo está pasando”, advirtieron tras analizar los números de las elecciones más recientes. El peronismo se debe entonces una profunda reflexión y actuar en consecuencia, de acuerdo a este diagnóstico.

El segundo aspecto que requiere intervención urgente es el género. Se han propuesto fortalecer los cuadros femeninos por el rol que va a cumplir la mujer en la política en la actualidad. Con la ley de paridad, será imprescindible contar con compañeras “formadas” y “que puedan dar la discusión”.

Andino cuenta con el abrazo protector de Uñac. En el Día del Padre fueron a visitar “compañeros significativos”, militantes históricos del peronismo en Rawson. Pero en esa recorrida hubo otro invitado que llamó la atención, el ex intendente Gustavo Rojas, otro de los alfiles del ibarrismo.

Con el giojismo la posibilidad de un acercamiento está bastante verde. En esto hay una llamativa coincidencia al consultar a uno y otro espacio. Ninguno de los dos evalúa, al menos en el corto plazo, que haya una mesa conjunta alineada verticalmente debajo de la figura de Uñac.

Los dirigentes que acompañaron a la Lista Lealtad Justicialista ratificaron que van a integrar la Junta Departamental y el Consejo del PJ con los lugares que les correspondan en función de los votos obtenidos. Pero esto no implica que vayan a dejar de acompañar al Gobierno de la Provincia en la Cámara de Diputados. Un dirigente encumbrado de este grupo aseguró que se ha resuelto apoyar al Poder Ejecutivo aún cuando surjan disconformidades puertas adentro.

Tras prometer conducta parlamentaria, también decidieron apoyar al presidente Alberto Fernández en temas controversiales como el impuesto a la riqueza y la intervención estatal de Vicentín. Se pudo advertir en este segundo punto un mayor entusiasmo, al escuchar el tono de vocero en off.

Desde el entorno de Andino tomaron nota de que José Luis Gioja armó una “charla paralela” a la que organizó Uñac el 1 de julio. No lo vieron mal, no lo consideraron una afrenta, pero sí una clara señal de que “hay intenciones de conformar otro espacio político”. Peronistas todos, pero con matices diferentes.

Por otra parte, desde el uñaquismo rawsino tampoco hay interés en forzar una conversación. “Está muy fresco lo que ha pasado, la interna”, reflexionó una de las fuentes consultadas. Ahora el empeño está puesto en acompañar la convocatoria al Acuerdo San Juan que lanzó el gobernador para transitar la pandemia de la manera menos traumática posible y buscando a los sectores que no acompañaron en 2019.

 

Comentarios

Otras Noticias